Edición mensual - Mayo 2007 - Puertollano Universitario

Inicialmente 450 alumnos se formarán en Virtus con vistas a ser contratados en el aeropuerto Don Quijote

Virtus encabeza el Grand Prix de la Formación Aeronáutica

Con la firma del convenio que la sociedad CR Aeropuertos y el Ayuntamiento de Puertollano rubricaban a finales de abril se da luz verde para que la Fundación Virtus capitanee el Plan de Acción Formativa del futuro Aeropuerto Don Quijote y que permitirá la contratación, en una primera fase, de unas 600 personas.

Desde la puesta en marcha del Plan de Formación, que la entidad aeroportuaria suscribió con el SEPECAM, se pensó en Virtus como el marco educativo más adecuado para formar a los candidatos en aquellas materias de especialización aeronáutica que requiere el futuro aeropuerto provincial.

Virtus liderará la formación especializada y aeronáutica

De esta manera, Virtus ocupará la pole position a la hora de impartir las acciones formativas, pues de las seis planificadas entre el SEPECAM y CR Aeropuertos, cinco serán competencia de la Fundación Aeronaútica. El alcalde de Puertollano, Joaquín Hermoso, recordaba que “gracias a Virtus, Puertollano estará presente en el aeropuerto, el proyecto de mayor importancia que se ha desarrollado en nuestra provincia”. Y manifestó su convicción de que a través de la formación que se desarrolle en Virtus “los trabajadores del futuro aeropuerto estarán perfectamente cualificados”.

Un sello de calidad que avaló Juan Antonio León Triviño, presidente de la entidad aeroportuaria, quien destacó la calidad, profesonalidad y homologación de Virtus como uno de los mejores centros de formación aeronáutica de toda España. “Desde el principio queríamos compartir el ámbito de la acción formativa con el Ayuntamiento de Puertollano” revelaba Triviño.

Se inicia así un importante proceso de formación en el que previamente habrá una selección de candidatos a engrosar los cursos; proceso que llevará a cabo el SEPECAM y donde aparte de requisitos tales como conocimientos de inglés, titulación de Bachiller Superior y otros, se tendrá muy en cuenta los aspectos psicológicos de los aspirantes. De los 600 futuros trabajadores que se insertarán en la puesta en marcha del aeropuerto, 450 saldrán de Virtus.

En total, catorce cursos entre los que destacan: Operación aeroportuaria y coordinación con una duración de 150 horas y dirigido a 15 alumnos, curso de agentes de plataforma y terminal, de 120 horas y 60 horas respectivamente, dirigidos a 15 alumnos cada uno y el curso de personal de servicio en rampa dirigido a un total de 75 alumnos y que tiene una duración de 80 horas.

Los cursos darán comienzo a partir de septiembre

Según revela Ángel Galán, responsable formativo de Virtus, “será a partir de septiembre cuando comencemos a impartir el grueso de los cursos”, si bien durante los meses de junio o julio dará comienzo alguno. De lo que Galán no tiene dudas es en el número de personas interesadas en matricularse “creo que habrá un gran volumen de alumnos interesados en estos cursos”, señalaba.

Una prioridad reflejada en el Plan de Acción Formativa es la formación continua, y es que tanto a la entidad aeroportuaria como a Virtus les interesa el reciclaje y actualización de conocimientos. Los 14 cursos que se llevarán a cabo en Virtus serán impartidos por personal docente especializado “que ya lleva tiempo en nuestra fundación” asegura Galán. Junto a ellos, la sociedad aeroportuaria aportará los docentes que considere necesarios “ya que les interesa formar a los alumnos en los procedimientos operativos del aeropuerto”.

La contratación será gradual y por fases

Lo que sí es seguro es que los 450 alumnos que se formen en Virtus no serán contratados de golpe si no de manera gradual “y en función de cómo se desarrolle la actividad aeroportuaria”, indica Ángel Galán. En el organigrama de contratación, el departamento de Recursos Humanos del aeropuerto contratará en una primera fase a aquellas personas más preparadas con idea de que a medio plazo ocupen los puestos de jefes de equipo ya que el sistema de trabajo será a turnos.

Aunque Galán no descarta que se desborden las previsiones y haya que echar mano de más plantilla. “Los aeropuertos suelen hacer un estudio de crecimiento para dos años y a los seis meses se suelen superar las previsiones. En este caso, seguramente, ocurra lo mismo. Con ese volumen de formación el aeropuerto tendrá cubierta la plantilla inicialmente pero puede ocurrir que nos sorprenda porque haya mucha operatividad y se precise a más gente”, vaticina Galán.

Una puerta de entrada y salida para la actividad empresarial

En principio, el convenio suscrito entre Virtus y CR Aeropuertos tendrá vigencia por un año si bien será renovado con toda seguridad. El papel formativo de Virtus constituye un puntal importantísimo para consolidar la actividad aeroportuaria. “La mayoría de la gente aún no es del todo consciente de lo que supone tener un aeropuerto tan cerca; me refiero no sólo en cuanto a perspectivas de empleo si no desde un punto de vista empresarial. El aeropuerto será una puerta de entrada y salida que permitirá que un producto empresarial llegue a cualquier parte del mundo al día siguiente de su ingreso”, asegura Ángel Galán.

Otro sector de potenciales beneficios será el turístico ya que aparte de desarrollar una labor de captación de países extranjeros, “el aeropuerto permitirá que turistas de nuestro país puedan recorrer la región en un par de días. Creo que el volumen de pasajeros será enorme y podrá absorber sin problemas a los alumnos que se estén formando en Virtus”, sentencia Ángel Galán.