Edición mensual - Enero 2007 - Cultura

Nueva línea de trabajo de “LA CARBURA”

Rescatando tradiciones de Puertollano

Mª Gracia Morejudo

Nº 183 - Cultura

Imprimir

En febrero de 1995 se creó la asociación “La Carbura” con el fin de promover una serie de iniciativas tendentes a lograr rescatar las tradiciones olvidadas para poder darlas a conocer a los ciudadanos de Puertollano. La primera tarea de la Asociación consistió en recuperar los juegos populares que tiempo después se compilaron en el libro “Juegos tradicionales de Puertollano”. Paralelamente a ello realizamos juegos por todas las barriadas de la localidad aprovechando el buen tiempo y más recientemente hemos vuelto a trabajar con lo juegos pero de una manera más didáctica y llevándolos a los centros educativos.

Los juegos están ligados al ser humano desde sus primeros años de vida y forman parte inseparable de la propia existencia de las comunidades. Han sido y son la expresión de una forma de vivir, ya que en ellos se nos presentan modos determinados de comportamiento ante los peligros, formas de afirmación individual ante la comunidad, por lo que se convierten por una parte, en una enseñanza ritualizada para vivir en grupo en un mundo complejo, al incitar al individuo, desde niño, a que dé a conocer sus habilidades y las ponga al servicio de la comunidad, y por otra, en un vehículo de expresión, en algunos casos, de una forma bella e inocente y ajustado en cada caso a un ritual propio.

Nueva línea de trabajo

Ahora tenemos el proyecto de ampliar los trabajos con los juegos integrándolos en un proyecto más amplio que abarque las canciones y todas las narraciones que generaciones anteriores han ido transmitiendo. La finalidad seria combinar estas tres tradiciones íntimamente vinculadas para difundirlas entre los jóvenes de la ciudad y tratar de que estos puedan aficionarse a las mismas y convertirlas, con el paso del tiempo, en una actividad permanente y estable.

Patrimonio tradicional en fichas

Para ello elaboraremos unas fichas didácticas, incluyendo dibujos que marcan las pautas de los mismos, que permitan a quienes lo deseen trabajar de una manera más sencilla con esas tradiciones del ayer y obtener mejor respuesta por parte de todos los participantes. Así se convierten en auténticas actividades de animación a la lectura, teniendo en cuenta que van unidas las tradiciones, por un lado, los cuentos y acciones narrativas con las formas lúdicas de juego, con sus reglas y sus canciones. Aunando imagen, textos y música, es más factible llegar a los niños y jóvenes a los que van dirigidas las actividades de fomento de las tradiciones locales, al fomentar la participación y la expectación entre los participantes.

Para ello realizaríamos unos folletos explicativos con los juegos, canciones y narraciones para aplicar su conocimiento en el periodo estival en los diferentes barrios de la ciudad contactando con las asociaciones de vecinos y, posteriormente durante el curso escolar, en los centros educativos con los que se concierte la actividad.

Se trataría por un lado de que los juegos, las canciones y las narraciones tan ligadas al ser humano desde sus primeros años de vida, formen parte inseparable de la propia existencia de las comunidades ya que han sido y son la expresión de una forma de vivir. El desarrollo de las sesiones de estas actividades tendría una duración de una hora y media para que pudiera realizarse de manera adecuada y los participantes puedan asimilar y disfrutar con los contenidos de nuestras tradiciones.

Otro estudio sobre tradiciones

El estudio exhaustivo de las tradiciones (juegos, canciones, costumbres, las creencias, la “sabiduría popular”,…etc.) de una comunidad humana, puede aportar datos inapreciables para la reconstrucción histórica de un pueblo; por tanto la interpretación de dichas tradiciones está sujeta casi a los mismos principios básicos por los que todo historiador se rige a la hora de historiar. Porque no debemos olvidar que las tradiciones son todo aquello (los valores, las creencias, el folclore, la “sabiduría popular”, las costumbres,…etc.) que una generación hereda de las anteriores y que lega a las siguientes al considerarlo valioso.

Así pues, la Asociación Cultural “La Carbura” prosigue sus trabajos de investigación con el fin de rescatar del olvido otras tradiciones populares y tradicionales de etapas históricas pasadas con el fin de convertirlas en una actividad permanente y estable.