Edición mensual - Diciembre 2006 - Sociedad

Fernando Mozos: “Ya es hora de que los jóvenes se impliquen en los movimientos vecinales”

Por tercera ocasión consecutiva, Fernando Mozos ha sido reelegido presidente de FLAVE. Una presidencia que se ha sustentado en tres pilares básicos: presupuestos participativos, integración en el Consejo Local de Sostenibilidad y creación de la figura del Defensor del Vecino. Mozos aborda su tercer mandato con un objetivo claro: acercar los jóvenes a los movimientos vecinales. Cree que ha llegado la hora de la renovación y la clave está en la juventud puertollanense. La Comarca habló con el presidente de FLAVE sobre éste y otros asuntos.

J. Carlos Sanz

Nº 181 - Sociedad

Imprimir

J. Carlos Sanz: Por tercera vez el movimiento vecinal de Puertollano apuesta por usted ¿Qué se siente al ser de nuevo reelegido presidente de FLAVE?

Fernando Mozos: Una gran satisfacción y si en el 2004 obtuve 24 votos en esta ocasión han sido 39, lo que quiere decir que he obtenido quince más. Además, de las once asociaciones vecinales me han apoyado diez para presidir la federación local. Para el conjunto del movimiento vecinal de Puertollano mi más sincero agradecimiento.

Desde el principio dije que mi principal objetivo iba a ser luchar por conseguir la unidad total en FLAVE, sobre todo de cara a las reivindicaciones. Desde mi primer mandato, en 2002, las asociaciones vecinales hemos pasado por duros momentos pero siempre hemos estado a la altura de las circunstancias.

J. C. S.: ¿Cuáles han sido las líneas de trabajo en estos años como presidente de FLAVE y que le han hecho ser bien valorado por los colectivos vecinales?

F. M.: A mi juicio, el accidente del 14 de agosto en Repsol fue un punto de inflexión. Tras aquello FLAVE hizo un gran esfuerzo que derivó en nuestra visita a Tarragona y su complejo petroquímico. A partir de ahí aprendimos muchas cosas y fue cuando comenzamos a exigir, tanto a la administración local como a la autonómica, que se pusieran en marcha una serie de medidas urgentes para nuestra ciudad como la actualización del Plan de Emergencia Exterior, demandar la colocación de sirenas acústicas en ciertos puntos de la ciudad como así se va a hacer, divulgación detallada del Plan de Emergencia Exterior y el conocer con detalle el funcionamiento interno de la refinería en Puertollano, lo que se ha mejorado en materia de seguridad, dotación de nuevos vehículos para extinción de incendios. Este interés nuestro creo que ha hecho cambiar el talante de la propia refinería, de hecho se han mejorado las relaciones con la ciudadanía y en concreto con FLAVE.

También hemos notado como Repsol ha dado un viraje en cuanto a la contratación de personal a través de los acuerdos de formación con SEPECAM y el Colegio Salesiano “San Juan Bosco”. Gracias a esto muchos jóvenes de nuestra localidad están integrándose en la plantilla, en los últimos años se han contratado a unos 400 jóvenes. De igual manera, hemos comprobado con agrado cómo la refinería ha cambiado su postura con respecto al abastecimiento de agua del Montoro. En una de las visitas que FLAVE realizó a la refinería, los directivos nos mostraron su planta de tratamiento de aguas residuales donde reutilizan hasta un 75% del agua empleada.

Otro tema espinoso y en el que ha habido mejoras es respecto a la contaminación. Sabemos que han hecho esfuerzos para reducir la emisión de contaminantes, también se han ubicado paneles informativos sobre calidad del aire si bien he de matizar que a juicio de FLAVE son insuficientes y seguimos reclamando, a través de nuestra integración en el Consejo Local de Sostenibilidad, que estos paneles ofrezcan una información más detallada y completa de los contaminantes que se emiten desde Repsol. Queremos que cada uno de los contaminantes aparezca en un baremo de escala, saber qué concentración de partículas estamos respirando, esto es importantísimo.

J. C. S.: Sin duda, otra de las cuestiones que ha contado con el agrado de los vecinos ha sido la puesta en marcha de los presupuestos participativos. Imagino que en este nuevo período de presidencia se seguirá potenciando desde FLAVE la participación vecinal en la confección de los presupuestos municipales ¿no es así?

F. M.: Es cierto pues se trata de un tema fundamental para la federación local. Hemos pasado de ser meros espectadores a convertirnos en parte activa que participa directamente en la gestión de los presupuestos municipales. Nos sentimos satisfechos de esa experiencia participativa llevada a cabo por el Equipo de gobierno, llevamos ya tres años y aunque no se ha conseguido todo lo que se ha reivindicado, en nuestra mentalidad está el seguir luchando para materializar aquellas propuestas viables. Para FLAVE es prioritaria la participación vecinal en la vida municipal. Creo que los presupuestos participativos han dado ese realce que las asociaciones de vecinos no tenían en estos últimos tiempos. Está claro que ya no estamos en los años 80 cuando existía esa necesidad de reunión y demandar actuaciones pero a pesar de eso, el movimiento vecinal de Puertollano está patente y sigue demostrando ser un interlocutor válido entre las administraciones públicas y los vecinos de esta ciudad.

No hay que olvidar en esta experiencia la figura del Defensor del Vecino, un enlace entre la administración local y los vecinos, pues es él quien supervisa el grado de cumplimiento de reivindicaciones vecinales por parte del equipo de gobierno.

J. C. S.: En una entrevista que llevé a cabo con el anterior Defensor del vecino me comentaba que ya se veía como algo necesario en la próximas asambleas sobre presupuestos participativos, el que las asociaciones de vecinos amplíen su campo de miras, es decir, que las demandas no se centren sólo en ámbitos urbanísticos y que las peticiones se abran a cuestiones medioambientales, culturales o deportivas ¿Está de acuerdo con esta apertura?

F. M.: Es algo que será necesario hacer pero de momento y para consolidar la experiencia queremos centrar nuestra participación en los presupuestos participativos en materia de urbanismo. Sin embargo ya hay asociaciones, caso de Fraternidad, que han incluido en sus propuestas cuestiones medioambientales como mejoras y acondicionamiento de zonas verdes, jardines y parques infantiles.

Estoy convencido de que en la tercera asamblea numerosas asociaciones vecinales ya incluirán propuestas no sólo centradas en ámbito urbanístico. Por ejemplo, desde FLAVE existe una reivindicación firme para lograr una mayor afluencia y fluidez de transporte público en ciertas barriadas así como los nuevos PAUs, o nuestra exigencia de la puesta en marcha de microbuses. La orografía de esta ciudad no permite la entrada de autobuses normales en ciertas barriadas y pensamos que estableciendo microbuses se accedería a estas zonas periféricas con más frecuencia, atendiendo la demanda de vecinos. También para FLAVE es urgente la habilitación de una parada de bus en la estación del AVE.

Por otro lado, esta federación participa en el diseño del nuevo Plan de Ordenación Municipal y ahí ya defendimos que la ubicación céntrica de la estación era idónea pero que bajo nuestro punto de vista lo que había que hacer era conseguir un transporte público adecuado. En ese sentido, los microbuses son necesarios en Puertollano y se han de buscar líneas para su establecimiento. Desde la administración local se nos ha dicho que están estudiando este tema con la empresa concesionaria de este servicio, a día de hoy seguimos esperando respuesta.

J. C. S.: Otro aspecto importante es la participación de FLAVE en la Agenda Local 21, la cual ya entra en su fase de diseñar el plan de acción local ¿Qué papel está jugando FLAVE en el Consejo Local de Sostenibilidad?

F. M.: Se nos ha tenido en cuenta para formar parte del Consejo Local de Sostenibilidad y junto con Ecologistas en Acción, hemos sido uno de los colectivos que más propuestas hemos incluido para la Agenda 21. Nuestras demandas van dirigidas fundamentalmente al embellecimiento de zonas verdes, por ejemplo, la mejora del parque de La Rincona, las Pocitas del Prior, el parque Pozo Norte, la mejora integral del río Ojailén y no sólo de sus márgenes para que se convierta en zona de recreo y tránsito, aunque para ello se tengan que implicar otras administraciones públicas.

De igual manera, en el Consejo Local de Sostenibilidad también hemos abordado la cuestión del tráfico. A juicio de FLAVE, necesitamos urgentemente que la zona norte, anexa al barrio de Santa Ana, disponga una variante para desviar el tráfico de mercancías peligrosas que a diario circulan en dirección al complejo petroquímico. Además con este perímetro de circulación se logrará descongestionar en parte el Paseo de San Gregorio.

J. C. S.: Como entidad social que es, FLAVE estará presente en este desarrollo socioeconómico que experimenta Puertollano. Es el caso de los nuevos PAUS donde ya hay vecinos que demandan una serie de servicios como contar con comercios o conexiones con transporte público, entre otras ¿Qué tiene que decir FLAVE al respecto?

F. M.: FLAVE está expectante con este desarrollo urbanístico, con la llegada de proyectos empresariales cuya actividad se centra en la producción de energías renovables, con la mejora de comunicaciones por carretera, en definitiva, se percibe un buen futuro para nuestra ciudad. Con respecto a los nuevos PAUS habrá que hacer una labor de recogimiento de demandas en cuanto a infraestructuras y prestación de servicios, todo con tal que el desarrollo sirva para mejorar la calidad de vida de los vecinos. Está claro que compartimos esa ilusión política que existe con respecto al desarrollo industrial de la localidad.

J. C. S.: Aunque la experiencia de los presupuestos participativos demuestra que el movimiento vecinal es activo hay sectores de la población, caso de los jóvenes, que siguen sin aparecer ¿Es necesario para FLAVE una potenciación del movimiento vecinal en Puertollano con vistas a implantar una renovación?

F. M.: Desde el 2002 vengo señalando que la incorporación de los jóvenes en las asociaciones de vecinos no se produce, es decir, la renovación tanto en cargos directivos como con los asociados no existe. A mi juicio se necesita un cambio en el movimiento vecinal, sería un gran empuje y aquí los jóvenes tienen que jugar un papel fundamental.

No sé si es que la juventud no se siente identificada dentro de este colectivo o es que no quiere participar activamente en su ciudad. FLAVE está abierta a que acudan jóvenes, a que se produzca esa renovación en las asociaciones vecinales. En mi caso este período será el último en cuanto a mi cargo como presidente de FLAVE, creo que hay que dar el relevo a otras personas. Si echamos un vistazo al panorama asociativo vecinal de Puertollano predomina la gente de avanzada edad y esa renovación estamos a la espera que se produzca. Personalmente, no creo que la juventud sea conformista pero quizás no se implica de lleno en los temas sociales de su propia ciudad y deben comenzar en su propio barrio, y con la experiencia de los presupuestos participativos podrían hacerlo. De todas formas uno de mis objetivos es la incorporación de FLAVE al Consejo Local de la Juventud y voy a trabajar en estos dos años para que sea así.