Edición mensual - Diciembre 2006 - Argamasilla

Las asociaciones de mujeres participarán sobre el desarrollo en el Valle de Alcudia

La Comarca

Nº 181 - Argamasilla

Imprimir

Representantes de distintas asociaciones y centros de la mujer de la comarca del Valle de Alcudia mantuvieron una reunión en el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava para repasar las políticas específicas para la mujer desarrolladas por la Administración regional, así como para conocer las ayudas que pueden darse a iniciativas emprendidas en esta zona por el colectivo femenino, a través de la Asociación para el Desarrollo Sostenible Valle de Alcudia.

Acogerse a ayudas específicas

En esta reunión, organizada por el Centro de la Mujer de Argamasilla de Calatrava, dependiente de la Concejalía de la Mujer de la localidad, y la Asociación para el Desarrollo Sostenible (ADS) del Valle de Alcudia, se emplazó a las presentes para un encuentro en el que se elija a la mujer que represente al colectivo en todos los órganos de decisión de la comarca, para lo cuál cada una de las asociaciones de mujeres de las localidades de Abenójar, Almodóvar del Campo, Argamasilla de Calatrava, La Bienvenida, Brazatortas, Cabezarados, Cabezarrubias del Puerto, Fontanosas, Fuencaliente, Hinojosas de Calatrava, El Hoyo, Mestanza, Navacerrada, El Retamar, San Benito, San Lorenzo de Calatrava, Solana del Pino, Tirteafuera, Villamayor de Calatrava y Solanilla del Tamaral, debe seleccionar una candidata entre las que elegir, en otro encuentro que está previsto se celebre durante diciembre en Argamasilla, a la citada representante de las mujeres del Valle de Alcudia.

En este encuentro, presidido por la primera teniente de alcalde argamasillera, Jacinta Monroy, y el gerente del Grupo de Acción Local del Valle de Alcudia, Claro García Minguillán, y que contó con la asistencia de Miriam Lacruz, técnico de empleo de la ADS Valle de Alcudia, se dio cuenta a las presentes de las distintas políticas de Mujer que se llevan a cabo a nivel regional, así como las líneas de financiación de iniciativas empresariales, con el fin de motivar a las mujeres de las zonas rurales para encontrar empleo relacionado con los recursos que proporciona su entorno y evitar así la despoblación del campo.

Iniciativas que funcionan

Así, además de la figura del cheque-empleo, hay ayudas para el autoempleo de la Consejería de Industria, así como líneas de microcréditos del Instituto de la Mujer, ayudas a la constitución de cooperativas de mujeres, ayudas al fomento del empleo estable así como de las actividades artesanales, o el programa europeo Equal Activa, con una línea específica para el Desarrollo Rural, ayudas a las que pueden acogerse de forma específica las habitantes de zonas deprimidas.

En este sentido, se constató que muchas mujeres de la comarca envasan habitualmente miel, fabrican chorizos de venado o hacen queso, por lo que si se les proporciona conocimientos concretos sobre envasado y comercialización, así como acerca de las Nuevas Tecnologías, podrían emprender una aventura empresarial, en la que algunas mujeres valientes de la zona se han embarcado y están triunfando.