Edición mensual - Contraportada - Julio 2006

La Rincona

Más moral que el Alcoyano

Francisco Correal

Nº 176 - Contraportada

Imprimir

Estaba viendo el Portugal (Por tu Gol, Maniche)-Holanda en diferido, cuando sonó el teléfono. Era Fernando Muela para darme el notición. El Puertollano había conseguido el anhelado ascenso. 22 años esperando algo parecido. Tengo una fotografía de ese día. El fútbol es el mejor mecanismo para asociar fechas y recuerdos. 1984. Un verano con otro España-Francia. La historia se repite. Yo trabajaba entonces en Diario 16 y había ido a la Escuela de Arquitectura: en su pabellón se disputaba un amistoso de baloncesto entre periodistas y viejas glorias. El equipo de la prensa se llamaba Plumillas, que es un sobrenombre entre cariñoso y sarcástico de nuestro oficio. Lo entrenaba un ilustre paisano, quizàs el manchego que más lejos ha llegado en una competición deportiva. Me refiero a Antonio Díaz-Miguel, el de Alcázar de San Juan, que ese mismo verano del 84 consiguió la plata para España frente a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Los Angeles.

Conservo una foto en la que estoy entrevistando a Díaz Miguel. Luzco unas bermudas de explorador despistado. Al término de la entrevista, salí de Reina Mercedes, avenida donde se encuentra el campus universitario más importante de Sevilla, y me fui con cuarenta grados a la sombra caminando por la avenida de la Palmera, la salida de Sevilla hacia Cádiz. Alguien debió reparar en que había perdido un tornillo o toda una ferretería, porque de pronto, al oír la noticia que acababa de dar el transistor, empecé a dar saltos. El locutor informaba del triunfo del Calvo Sotelo en Alcoy, victoria que significaba el ascenso a segunda A. El equipo después cayó en picado y todos los intentos fueron en vano. En aquel 84 no existía el estadio en las Seiscientas con el nombre de Francisco Sánchez Menor, ni el tren de Alta Velocidad pasaba por la ladera que preside el monumento al Minero. Yo vivía con mi hermano Blas y mi primo Andrés en la barriada de Villegas, una zona de unas relativas afueras de Sevilla. Recuerdo las noches de aquel verano del 84 viendo el poderío del Albatros, el apodo de aquel Michael Gross alemán que se convirtió en el sucesor de Mark Spitz. 22 años después ha sido el Puertollano el que ha tenido más moral que el Alcoyano.

Dejó la eliminatoria sentenciada en Arcos de la Frontera, un hermosísimo pueblo con poetas y fortaleza que rotuló su estadio con el nombre de Antonio Barbadillo, uno de los más importantes vinateros de Sanlúcar de Barrameda. El Sánchez Menor de Andalucía la Baja. He ido a Arcos como miembro de la asociación de Críticos andaluces que nos reuníamos para elegir los mejores libros de cada temporada. Le daré el pésame balompédico a nuestro anfitrión en Arcos, Antonio Hernández, poeta, novelista y autor de un libro, La Marcha Verde, que es una epopeya del Real Betis Balompié antes de que llegara el tiempo de los rentistas y chamarileros. El Puertollano se merece ahora una marcha azul. Dirán que el color no es políticamente correcto. Pues miren, habrá que empezar por impugnar los colores del cielo, del horizonte marino y de la muñeca vestida de azul.

Cuando me despedí de Fernando, Portugal seguía ganando. Recordé una de las preguntas que me formulé a mí mismo en una especie de examen que hice en la conferencia por los cincuenta años del colegio de las Teresianas: ¿Hay calvos con pelo? Claro, los del Calvo Sotelo. ¿Hay manos de hermano? Las de Quique y Mario, que nacieron en Puertollano. CS, las iniciales de César y Sergio, los hijos de Fernando Muela, estrella inédita del Gigante Azul.

LAS GUINDAS

La Fundación puertollanera “Fuente Agria” inauguró recientemente un nuevo aula de estimulación multisensorial. Un proyecto pionero e innovador dirigido a discapacitados intelectuales que se ha instalado gracias a la colaboración de la Obra Social de Caja Castilla La Mancha en su convocatoria de Ayudas Sociales.

*********************

Para los inicios del próximo invierno La Residencia Sanitaria “Santa Bárbara” de Puertollano contará con un helipuerto elevado instalado en su cubierta, con la finalidad de facilitar la evacuación y el traslado de heridos o enfermos en las mejores condiciones de rapidez y eficacia. Técnicamente, se trata de una obra de gran complejidad, ya que será necesaria la implantación en la cubierta de una malla espacial octaédrica de 32 metros de diámetro y una plataforma constituida por perfiles estructurales y tableros a base de poliéster reforzado con fibra de vidrio.

*********************

El ciclista puertollanense Carlos Zárate Fernández, del Saunier Duval, ha tenido que salir al paso de las informaciones que supuestamente le relacionaban con la trama del dopaje descubierta con la “Operación Puerto”. Mediante un comunicado, Zárate explica que nunca ha incumplido ninguna norma antidopaje ni ha utilizado ningún tratamiento ni medicación prescrita por el Dr. Eufemiano Fuentes. Al tiempo que declara estar dispuesto para prestar declaración tan amplia como sea necesaria. Desde aquí nuestro apoyo incondicional a este joven ciclista local que tiene ante sí un gran futuro profesional.

LA GUINDILLA

Cada día son más los lectores de la edición electrónica diaria de “La Comarca”, como demuestran las estadísticas del servidor y que pueden ser consultadas en la dirección: www.lacomarcadepuertollano.com/stats. Según estos datos, durante el pasado mes de junio, la media diaria de visitas ha sido de 310 con un máximo/día de 457 visitas. Y seguimos creciendo gracias a la atención que ustedes nos dispensan.