Edición mensual - Diciembre 2005 - Puertollano

Entrevista --- Entrevista --- Entrevista --- Entrevista

Luis Pizarro: “Un acontecimiento cultural es exitoso cuando aúna asistencia con elevado grado de satisfacción”

En el año del IV Centenario, la cultura ha sido el ojito derecho de las administraciones públicas. Las principales ciudades de la región han sido destinatarias de importantes propuestas provenientes de los más diversos sectores: artístico, musical o literario. Nuestra ciudad, podemos afirmar, ha estado a la altura de las capitales de provincia; hemos contando con importantes eventos como el “Quixote Rock” o sobre todo la gran exposición “La Mancha de Don Quijote: realidad de una fantasía”. Es momento, ya que el IV Centenario está en sus postrimerías, de hacer balance de lo que ha significado todo esto en la gestión de la Concejalía de Cultura. Luis Pizarro realiza su particular reflexión de lo que ha dado -y dará- de sí el Año Quijote.

J. Carlos Sanz

Nº 168 - Puertollano

Imprimir

J. Carlos Sanz.- A lo largo de varios meses el Auditorio Municipal acogió la exposición “La Mancha de Don Quijote: realidad de una fantasía”. Dado que ha sido uno de los eventos más importantes con que ha contado Puertollano en el IV Centenario me gustaría saber si desde el Equipo de Gobierno el balance de la misma ha cumplido las expectativas tanto en asistencia de público como en calidad de lo que se ha podido contemplar ¿Estamos hablando en realidad de una gran exposición?

Luis Pizarro.- Puertollano ha entrado por primera vez, con motivo de la celebración del IV Centenario, en el circuito de las grandes exposiciones. Puede ser discutible este concepto ya que suele aplicarse a eventos expositivos que abarcan una gran superficie espacial, concepción estética de la exposición, contenido de la misma, piezas de renombre que se exhiben y sobre todo al cómo se diseña la exposición.

Si atendemos al hecho de que ha sido una exposición que para su montaje ha precisado la sala de ensayos del Auditorio, he de decir que no es la primera vez y que en nuestra ciudad ya hemos albergado otras de tal calibre. Ahora bien, si atendemos al contenido de las piezas exhibidas es cierto que no ha habido otra de tal relevancia como ésta.

“Realidad de una Fantasía” ha sido una exposición que hacía hincapié en aspectos de la vida cotidiana vigentes en la época en que Cervantes escribió “El Quijote”. A mi entender ha estado muy bien diseñada, ha contado con aplicación de tecnologías audiovisuales que ofrecían un apartado interactivo muy novedoso. Asimismo, destacar la importancia de las piezas que se han reunido para esta exposición, algunas de ellas en préstamo y otras en propiedad de la administración, por lo que la valoración es importante. Hay otra cuestión, por primera vez una exposición se ha vendido al exterior, el marketing con que ha contado ha sido muy importante; y eso se ha reflejado en el elevado número de visitantes de fuera que han acudido al Auditorio.

J. C. S.- Parece claro que “Realidad de una fantasía” reúne las características propias de una exposición de gran formato en cuanto a espacio, diseño y contenido. Además, está la cuestión de las cifras, casi 20.000 visitantes. Aunque ¿el grado de satisfacción del público ha estado a la misma altura?

L. P.- Si atendemos al número de visitantes, 19820 personas, son cifras muy respetables. Coincido contigo en que no basta con la asistencia, hemos de valorar el grado de satisfacción de los visitantes y al Equipo de Gobierno nos consta que ha sido muy grande. De hecho, ha habido gente que la ha visitado dos o tres veces para sacarle todo el jugo posible.

J. C. S.- Poco antes de que finalizara su exposición, el Equipo de Gobierno anunciaba su intención de que el contenido de la misma se quede en casa de tal modo que sea una exposición permanente. La cuestión era la conveniencia o no de seguir ocupando el espacio del Auditorio. Finalmente se opta por una solución salomónica…

L. P.- La empresa pública IV Centenario ha tenido que hacer frente a peticiones de algunas ciudades de la región por albergar esta exposición. Puertollano no debía consentir que tuviera carácter itinerante y en su día expresamos nuestro deseo de que aunque en principio “Realidad de una fantasía” estuviera expuesta en un espacio provisional, la trasladaríamos con el afán de exhibirla de modo permanente y museístico.

Finalmente, estará expuesta en un espacio anexo al futuro Museo de la Minería. Queremos que esta zona sea atractiva para los visitantes de nuestra ciudad por lo que hemos optado por construir un espacio ex profeso para contener esta exposición. Esto permitirá que el contenido se vaya incrementado a medida que pase el tiempo mediante la búsqueda de nuevas piezas ya sea a través de préstamo, adquisición, donación de particulares u otros organismos. Sin duda, este hecho redundará en la ampliación de la colección que se exhiba. Además, de forma simultánea, se podrá visitar tanto el Museo de la Minería como la exposición a la que nos estamos refiriendo.

J. C. S.- ¿Qué clase de espacio se tiene previsto construir para albergar una exposición tan extensa?

L. P.- Como he dicho, estará en torno al Museo de la Minería. Hemos calculado que ocupará una superficie de 500 metros y ya hemos encargado a una arquitecta municipal un proyecto de elaboración sobre el que trabajar firmemente. La idea es hacerlo lo antes posible y que coincida con la apertura del Museo de la Minería.

J. C. S.- Aunque buena parte del contenido de esta exposición es de propiedad pública, en este caso de la empresa IV Centenario, había fondos particulares que han tenido que devolverse a sus propietarios ¿Se tiene pensado un nuevo préstamo o quizás intentar la donación de otros fondos?

L. P.- Cierto. De momento algunas piezas ha habido que devolverlas porque así figuraba en el compromiso de la empresa pública IV Centenario. Pero en el momento que se resuelva la posibilidad de exponerlas se harán las negociaciones oportunas con sus propietarios para completar y ampliar el contenido.

J. C. S.- Ya que hablamos de eventos de relieve, convendría hacer un repaso de otros que se han desarrollado en nuestra ciudad como el Festival de música “Quixote Rock”. A su término, usted mismo anunció la continuidad de este espectáculo y la idea de seguir trayendo a “primeras filas” del espectro musical.

L. P.- Si a Puertollano han venido conciertos de la talla como el “Quixote Rock” fue porque el Ayuntamiento no se conformó sólo con la presencia de Joan Manuel Serrat y Bárbara Hendricks, excelentes artistas por otro lado. Entendíamos que la celebración del IV Centenario debía dar para más y no renunciábamos a tener eventos de gran categoría. Así nos lo ha demostrado la empresa pública del IV Centenario, quien no dudó en programar un festival de dos días con la presencia de grandes como Deep Purple o Alice Cooper.

El “Quixote Rock” continuará en la fórmula que se decida. No sólo esto, desde el Equipo de Gobierno seguiremos apostando por la celebración de importantes actividades culturales como un gran concierto, conferencias, grandes exposiciones, congresos internacionales, en definitiva, estamos por la labor de traer grandes acontecimientos culturales. Para ello, exigiremos al IV Centenario que Puertollano siga estando en primera línea de batalla.

J. C. S.- Lo que sí parece definitivo es que Puertollano será sede de un gran festival de música ¿Está el Equipo de Gobierno dispuesto a no defraudar a la ciudadanía?

L. P.- Te puedo asegurar que estamos haciendo gestiones para que vengan artistas de excelente nivel y trayectoria. Que nadie lo dude; estamos buscando lo que haga falta pero también advierto que necesitamos el respaldo económico de una empresa como la del IV Centenario para sufragar los enormes gastos que conlleva traer a Puertollano un “primera fila”.

J. C. S.- Algunos sectores de la población le han criticado al considerar una excusa la programación del “Quixote Rock” para no celebrar este año el tradicional festival de Jazz y Blues ¿Qué va a pasar finalmente con este evento?

L. P.- Nunca se me ha pasado por la cabeza suprimir una actividad como este festival. De hecho, estamos buscando una fórmula diferente. A lo mejor es preferible que en vez de programar un concierto por semana, comprimir el acontecimiento en dos o tres días, algo parecido a un festival. Esta es la vía por la que nos decantamos.

Repito; el festival no desaparece, lo diga quien lo diga, lo que ha ocurrido este año es que no hemos podido abordar tantos esfuerzos económicos. Desde el Equipo de Gobierno queremos traer lo más granado del ámbito cultural pero no podemos permitírnoslo todo. Contamos con un presupuesto limitado.

Por tanto, el festival de Jazz y Blues continuará en la fórmula que seamos capaces de fijar. Ojalá y podamos seguir viendo a primeras filas como hicimos con John Mayall o Buddy Miles. No existe falta de ilusión aunque no es plato de buen gusto tener que reconocer que la cultura no se ha abaratado.

J. C. S.- Un aspecto que la gente no se presta a comprender así porque así. Por ejemplo, también existe cierto descontento poblacional en cuanto a las limitaciones espaciales de la actual Biblioteca Municipal. Se exige la ampliación o bien la construcción de una nueva Biblioteca acorde con los tiempos venideros.

L. P.- Es cierto que se nos está quedando pequeña la Biblioteca Municipal. En un principio, la apertura de la biblioteca universitaria sirvió de válvula de escape; lo que ocurre es que seguimos destinando un montante económico considerable a la adquisición de fondos bibliográficos pero los espacios no se agrandan. Inevitablemente el paso de los años, estamos hablando de que la actual biblioteca se puso en marcha en 1974, nos obliga a estar contemplando la posibilidad de una nueva biblioteca, eso es bueno en sí mismo. Sin embargo, no es el único caso de limitación espacial de edificios municipales y en este sentido primero construiremos un nuevo Conservatorio de Danza así como un nuevo Centro de Juventud.

J. C. S.- Desde un punto de vista de programación y gestión cultural ¿A qué nivel se encuentra el municipio con respecto a otros de similares características de nuestra región?

L. P.- El Ayuntamiento de Puertollano destina más de 400.000 euros a la programación cultural. Para una ciudad de más de 50.000 habitantes y al precio que ofrecemos los espectáculos no tiene parangón con otras de la región.

A mi juicio nuestra población no está nada mal en materia cultural. Desde el Equipo de Gobierno, tenemos ilusión por seguir trayendo lo mejor, respetamos todas las opiniones y Puertollano no es una ciudad en la que haya un desierto cultural, como algunos creen, todo lo contrario.

También, creo que es muy importante señalar que no se debe valorar la cultura en función del número de asistentes que asistan a los eventos, sino porque haya grado de satisfacción. Con estos ingredientes, merece la pena desarrollar propuestas aunque sean más minoritarias, y que en apariencia pueden ser un fracaso por la poca asistencia. Nunca vamos a renunciar a seguir trayendo otras formas expresivas. Estamos abiertos a todo, el mundo de la cultura es un proceso vivo.