Edición mensual - Noviembre 2005 - Sociedad

Los monarcas fueron recibidos en el Paraninfo por Ernesto Martínez Ataz, rector de la UCLM

Los Reyes de España inauguran el Curso universitario en el Campus de Ciudad Real

J. Carlos Sanz

Nº 167 - Sociedad

Imprimir

Bajo la presidencia de los Reyes de España a principios de octubre se inauguraba oficialmente el Curso Universitario 2005/06 en el Salón de Actos del Paraninfo “Luis Arroyo” de la UCLM. Es la primera vez que nuestra joven universidad da el pistoletazo de salida al curso académico universitario, lo que sin duda supone crecer en credibilidad y consolidación con respecto al resto de España.

Presencia de la corona española

SS. MM. Don Juan Carlos y Doña Sofía fueron recibidos a la entrada del paseo central del Rectorado por las autoridades políticas de Castilla-La Mancha, con José María Barreda a la cabeza, así como por Mª Jesús San Segundo, Ministra de Educación y Ciencia. Inmediatamente, los monarcas fueron recibidos por Ernesto Martínez Ataz, Rector de la UCLM, quien ofreció el bastón de mando a Don Juan Carlos. Tras esto, los reyes de España descubrieron una placa conmemorativa de la visita real en el Vestíbulo del Paraninfo.

Uno de los momentos más álgidos se produjo con la entrada de la comitiva académica y comienzo del acto con la interpretación del Himno Litúrgico Veni, Creador Spiritus, a cargo de la Coral Universitaria de Ciudad Real y el Coro de la Escuela Universitaria de Magisterio de Albacete.

Intervención de Don Juan Carlos

Con la lectura de la memoria oficial del curso académico 2004/05, a cargo del profesor Juan Ramón Páramo, secretario general de la UCLM, se dio comienzo al acto protocolario en el que el monarca español hizo hincapié en potenciar una universidad moderna “al servicio de la docencia, la ciencia y la investigación”. Asimismo, Don Juan Carlos afirmó que “la primera misión de la Universidad es la de estar al servicio de la formación intelectual y científica de los estudiantes, para hacer de ellos profesionales sólidos y competentes. Desempeña, además, una función no menos importante de formar ciudadanos responsables y comprometidos con el conjunto de la sociedad; ciudadanos que asuman y promuevan los valores de la convivencia democrática, del servicio al interés general y de la solidaridad”.

Por último, el Jefe de Estado animó a toda la Comunidad Universitaria “en su voluntad e ilusión de seguir trabajando con denuedo y ahínco en tal empeño. A todas las Universidades de España, que prestáis un servicio inestimable al progreso de España y de todos los españoles, mi más sincera admiración, mi mayor respeto y más profunda gratitud”.

Tras la intervención del monarca se interpretó el himno académico “Gaudeamus Igitur”. Así, la comitiva académica abandonó el salón de actos y se dirigieron al vestíbulo del Paraninfo donde se degustó un ágape.