Edición mensual - Octubre 2005 - Puertollano

La digitalización y recopilación de documentos señas de identidad de este Centro de Estudios

CECLM: El abanderado de la divulgación documental en la región

J. Carlos Sanz

Nº 166 - Puertollano

Imprimir

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) crece tanto en implantación de nuevas titulaciones como en materia de investigación. Hace unas semanas, Ernesto Martínez Ataz, actual rector de la UCLM, hacía público un informe según el cual, la universidad regional ocupa el undécimo puesto, del total de las 49 universidades españolas, en materia de investigación y desarrollo.

No está mal teniendo en cuenta que la UCLM sigue figurando en categoría “alevín” con respecto a otras veteranas. Sin embargo, los datos de este informe revelan un dato esclarecedor: aparte de su condición como “fábrica” de títulos, la universidad posee una dimensión investigadora que se ha de potenciar.

Un Centro de Estudios Regional

La importancia de contar con una infraestructura y personal dedicado a la investigación se materializa en el campus de Ciudad Real con la puesta en marcha desde 1996 del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha (CECLM). Quizás, por desconocimiento o por vigencia de ciertos clichés, muchos siguen considerando un centro de estudios como el hermano mellizo de un archivo. Es cierto que ambos se nutren de una misma placenta, recopilación y conservación de documentos, pero contrariamente a lo que se piensa, la naturaleza del CECLM es distinta por cuanto su finalidad es poner a disposición de toda la comunidad universitaria y la sociedad castellano-manchega toda una serie de documentación e información bibliográfica de interés diverso.

Esta apuesta por la divulgación y el aperturismo sirve, también, para dilapidar aquellas creencias que siguen pensando que un centro de estudios es cosa de historiadores y poco más. El actual equipo directivo del CECLM, encabezado por los profesores de la UCLM Isidro Sánchez y Esther Almarcha, logró consolidar ese viraje del centro hacia la actividad cultural, la docencia y la investigación. Hoy, se puede afirmar que se trata de un centro pionero en toda España por sus características y porque como institución pública está a disposición de toda la ciudadanía.

Presencia en Internet

Compromiso refrendado por su presencia en la red. Un portal virtual (www.uclm.es/ceclm) con el que se logra potenciar que el centro tenga un carácter verdaderamente regional, abierto a diversas facetas e instituciones y dispuesto a convertirse en un referente cultural e investigador en las cinco provincias de Castilla-La Mancha. Y ya saben lo que acarrea estar en Internet, la condición de ubicuidad, de rápido acceso que trae como resultado un considerable número de visitas. “Recibimos peticiones de todas las partes del mundo; Canadá, Australia, Argentina, etc. Y nos piden las cosas más peregrinas. Este año con el IV Centenario del Quijote se nos están desbordando las previsiones”, asegura Esther Almarcha.

Un portal diseñado por el documentalista Óscar Fernández Olalde y que a lo largo del mes de octubre mejorará su imagen virtual y ampliará sus servicios y contenidos. Los de ahora no tienen desperdicio, ofreciendo una información exhaustiva y completa de todo lo que se cuece y realiza en el CECLM.

Sin duda, la gran perla del portal es su apartado denominado “Documentación Virtual”, una sección en la que se ofrece una variada selección de libros, documentos, prensa regional, fondos sonoros e imágenes y que, para sorpresa de los usuarios, se pueden descargar gratuitamente. Más de uno puede pensar que esto es “jauja” pero los responsables del CECLM llevan a rajatabla el concepto de institución pública hasta sus últimas consecuencias. “Se han dado casos en el que alguna página institucional se ha apropiado de alguna digitalización documental nuestra. Está claro que ya es una cuestión de moral, pero pensamos que no se puede jugar con el esfuerzo de becarios y personas que pasan muchas horas digitalizando documentos. Lo que solemos hacer es ponernos en contacto con ellos, darles un toque para que al menos tengan la decencia de que junto al documento pongan el enlace hacia nuestra página”, señala Esther Almarcha. Y es que de todo hay en la “viña del Señor”.

Digitalización documental, todo un acierto

Físicamente, apenas queda espacio libre en el CECLM por lo que la digitalización de los documentos se antoja como una técnica eficaz y resolutiva. Sucesora del microfilm, la digitalización ofrece una ventaja indiscutible, su almacenaje en formato manejable y por supuesto su disposición en el portal virtual.

Por ejemplo, en cuanto a libros y documentos se refiere “insertamos determinados textos que son raros o bien son de uso frecuente”, explica Esther. Y nos encontramos desde Las Relaciones Topográficas de Felipe II, Crónica de la provincia de Ciudad Real o el prestigioso y completo “Diccionario Histórico y Geográfico de la provincia de Ciudad Real” de los autores Hervás y Buendía. Además, en ese afán por recopilar y ofrecer toda la documentación alusiva a Castilla-La Mancha, disponen de toda la prensa regional que existe en los fondos de la Hemeroteca Municipal de Madrid. “Se trata de la mejor y más completa hemeroteca de España. Llegamos a un acuerdo con ellos, hicimos el vaciado de estos fondos y después se digitalizaron”. Porque como conviene recordar, y no nos cansamos de repetir, el CECLM es un servicio público y casi todo el presupuesto que perciben de la UCLM se destina a digitalización de documentos.

Otra sección disponible en el apartado de documentación virtual es el de la prensa histórica tanto de carácter regional como provincial. Aquí nos encontramos, entre otros, con “Vida Manchega” el primer semanario ilustrado de nuestra región que se publicó desde 1912 hasta 1920. Un total de 255 números que están disponibles en formato PDF.

La digitalización permite incluir no sólo documentos escritos si no también sonoros. Aunque en esta sección, el CECLM tiene que ir con pies de plomo para no vulnerar la ley de propiedad intelectual, el estricto ámbito de los derechos de autor. Por eso, y contando con el permiso correspondiente, nos encontramos con un fondo sonoro en el que destacan cuatro poetas manchegos muy destacados como Eladio Cabañero, Sagrario Torres, Juan Alcaide y Ángel Crespo, el discurso pronunciado por el educador exiliado José Castillejo en 1943 en la BBC londinense, así como la discografía del cantante español que residió muchos años en Ciudad Real, Marcos Redondo Valencia. “Contamos con pocos fondos sonoros del siglo XX”, comenta Esther Almarcha debido a las trabas que pone el mundo del copyright.

También en esta sección virtual, los usuarios pueden tener acceso a las revistas de estudio regional y provincial más significativas. Hemos buceado un poco en el listado y curiosamente nos encontramos con un artículo escrito por el actual presidente regional, José María Barreda Fortes en el número 2 de la revista “Almud” que lleva por título “Apuntes para la historia del movimiento obrero de Puertollano (1873-1936). Un completo estudio, de carácter historiográfico, en el que se analiza la aparición de la clase obrera puertollanense, su organización sindical, los conflictos y huelgas mantenidas por los mismos en las distintas explotaciones mineras, las graves crisis socioeconómicas acontecidas, el esplendor vivido por la ciudad minera durante la Primera Guerra Mundial y la consiguiente parálisis en la producción minera hasta la llegada de la Guerra Civil. “Almud” fue una revista de estudios regionales, y junto a ella existen otros ejemplos como “Añil” o “La Mancha”. De las revistas de ámbito provincial destacan los “Cuadernos de Estudios Manchegos” publicados por el Instituto del mismo nombre con sede en Ciudad Real.

Una asignatura pendiente, por decirlo de algún modo, del CECLM es el soporte fotográfico. Esther Almarcha confiesa que una de las aspiraciones del centro es ir digitalizando paulatinamente las obras de los fotógrafos castellano-manchegos más representativos. De momento, en el apartado de imágenes, nos encontramos un fondo variopinto, desde una colección de postales del CECLM, fotografías del Semanario Ilustrado “Vida Manchega”, fotografías de la Guerra Civil en Castilla-La Mancha que fueron compradas a la Biblioteca Nacional, y en las que por cierto no aparece ninguna perteneciente a Ciudad Real o Cuenca, hasta carteles de las películas realizadas por el cineasta manchego Pedro Almodóvar.

Labor docente y cultural

Todo este minucioso afán divulgador se complementa con la realización de actividades culturales y docentes desde el año 2002. Podría decirse que el CECLM, como institución, organiza, coordina, colabora o participa en numerosos congresos de toda índole, ciclos de conferencias, publicación de libros y proyectos como “Iconografía Popular de Don Quijote”. Se trata de la gran aportación que el CECLM se ha propuesto llevar a cabo con motivo del IV Centenario. Un trabajo cuya síntesis se puede apreciar a través de una exposición itinerante –que de hecho visitó Puertollano a principios de septiembre- en la que se muestran colecciones de álbumes de cromos y diversos materiales efímeros, tales como objetos de uso cotidiano, postales, etc, aparecidos sobre la obra en cuestión. Junto a este material iconográfico, tan desconocido como interesante desde la perspectiva investigadora, aparecen una serie de estudios sobre los mismos realizados por Fernando González y Esther Almarcha, profesores del Departamento de Historia del Arte de la UCLM.

La huella del CECLM está por todas partes, incluso en el Congreso Internacional de Molinología que se celebrará a mediados de octubre en Alcázar de San Juan. El centro participa aportando fondos para una exposición que habrá a tal efecto y que se denominará “Ingenios del aire y del agua”. Un conjunto de fotografías y documentos sobre las distintas tipologías de molinos existentes en la región, desde los tradicionales batanes hasta otros menos conocidos como los molinos de pólvora. Muy importante es también la labor del CECLM en el llamado “Proyecto Gregorio Prieto”. Sobre este pintor valdepeñero de repercusión internacional, un grupo de entidades académicas como la propia UCLM o la Universidad de Turín, así como la Fundación que lleva su nombre se ha propuesto compilar y aglutinar información diversa sobre la trayectoria y obra de Prieto. “Así, nuestra aportación ha consistido en digitalizar una biografía poco conocida de este pintor que fue publicada en 1931. Hemos realizado un vaciado completo y el texto está a disposición del usuario en la red”, señala Esther Almarcha. Asimismo, también se han digitalizado todas las noticias que aparecen sobre el pintor de Valdepeñas en el diario Lanza desde 1948 a 2003.

A destacar, igualmente, el Congreso de Historia Social que se celebrará el 10 y 11 de noviembre en el Campus de Ciudad Real y que versará sobre “Las figuras del desorden: heterodoxos, proscritos y marginados”. El CECLM lo organiza junto a la Asociación de Historia Social y como complemento se podrá ver la exposición del fotógrafo manchego Publio López Mondéjar “La huella de la mirada”, un conjunto de imágenes captadas por Mondéjar en las que se contemplará la incidencia de la pobreza y la marginalidad en las ciudades de nuestra región.

En un Centro de Estudios, su ímpetu investigador se materializa con sus propias publicaciones. Divididas en cuatro colecciones: “Almud”, una serie de estudios regionales y cuyo más reciente publicación ha sido la obra “Más allá de la utopía: Agrupación Guerrillera de Levante” de la historiadora valenciana Fernanda Romeu; otra colección “Almud” de fotografía que pretende divulgar la obra de fotógrafos regionales, biografías sobre personajes relevantes de Castilla-La Mancha y la revista “Añil”, un total de 24 números de estos cuadernos de Castilla-La Mancha.

Centro de referencia en España

Lo que resulta evidente, es que la actividad compilatoria y divulgativa es frenética e infatigable entre los miembros que componen el CECLM, lo que le ha llevado a ser un centro de referencia en toda España. “Nosotros hemos sido pioneros en la digitalización de documentos y nos consta que muchas entidades y universidades están agregando este método”. Por tanto, la idiosincrasia aperturista del centro se va a ir apreciando en breve con la incorporación de documentación de carácter literario, geográfica o medioambiental. “Lo que pretendemos es dar cabida y facilidades a que se realicen estudios multidisciplinares”, apunta Esther Almarcha. De ahí, que se siga adquiriendo documentación diversa como el caso de material cartográfico, folletos de entidades públicas o privadas y más recientemente un servicio que está siendo fructífero. “Estamos digitalizando archivos de revistas, extractos de libros, tesis, actas de congresos que tengan partes referentes a Castilla-La Mancha, sean de donde sean. En cuanto nos hacemos eco de una noticia que aluda a la región, allí estamos nosotros para tratar de hacernos con el documento y que éste esté a disposición de todo el mundo”.

De momento, la trayectoria y legado del CECLM en su cerca de diez años de existencia no puede ser más ejemplar divulgando un vasto patrimonio documental que no cesa de incrementarse. Innovación, potenciación de las nuevas tecnologías y compromiso cultural caracterizan a los miembros de este centro de estudios que por fortuna nos pertenece. Pese al difuso sentimiento de identidad que existe en el castellano-manchego, los documentos recopilados por el CECLM sirven como soldadura de nuestra fracturada osamenta identitaria. Y lo mejor es que están a disposición de todos, haciendo fosfatina esa tendencia al “ombliguismo” que suelen desarrollar las universidades y que en nada favorece a la sociedad.