Edición mensual - Contraportada - Octubre 2005

La Rincona

Melancolía cultural

Víctor Morujo

Nº 166 - Contraportada

Imprimir

Un año más, estrenamos temporada y, como viene siendo habitual, muchos puertollanenses miramos el pasquín del auditorio y nos entra la “melancolía cultural”; dícese de no sentir interés alguno por una acumulación anodina de eventos en la que, parece que ya definitivamente, se ha asentado la absoluta falta de modernidad. Ya no existen en la oferta propuestas inquietantes, sorprendentes, alternativas ni estimulantes. Un buen porcentaje de la programación musical y teatral se deja en manos de la Red de Teatros de Castilla La Mancha o, lo que es lo mismo, esto es lo que hay, lo que han acordado en una oficina de Toledo, o lo tomas, o lo dejas. El resto, salvo citas imprescindibles como el caso del festival flamenco, carece de altura.

Y la razón de esta “melancolía cultural” no está en lo que hay, sino precisamente en lo que nunca hay, ofertas musicales y escénicas que interesen a un público diferente. Por poner unos cuantos ingredientes, en música siempre se echa de menos que haya una programación fija y estable de música clásica (de aquí a final de año no hay programado nada al respecto y ¡qué menos que un buen concierto cada mes y medio!), o que se incluyan en la programación habitual el rock y el jazz. Tampoco hay cine y, si me dicen que tres funciones hasta que termine el año que, además, son tres películas sobadas que cualquiera puede agenciarse en DVD, es cine cultural, me permitirán que afirme que están muy equivocados. No vamos a entrar en este artículo a comentar nada sobre otro apartado no menos importante, el programa de exposiciones, porque entonces sí que sería el cuento de nunca acabar.

El jazz y el blues

¿Qué ha pasado este año con ese festivalillo del mes de julio? Nos lo han escamoteado tras la cortina del dichoso Cuarto Centenario. Si los responsables de cultura creen que con el Quijote Rock ya íbamos servidos, se equivocan. Ese festivalillo de julio no necesitaba desaparecer, antes al contrario, precisaba de un impulso, dejar de ser algo doméstico sin pretensión para convertirse en una oferta digna de tantos aficionados como hay en Puertollano que, hasta ahora, se han tenido que conformar con un mínimo pellizco a los presupuestos. El jazz y el blues son dos géneros musicales que llevan fructificando unos noventa años sin desfallecer, suficientes para codearse en pie de igualdad como fenómeno cultural con cualquier otra propuesta. Ambas artes ofrecen, desde lo más clásico hasta lo más innovador, una paleta de tantísimos colores que es injusto que permanezcan ausentes de la programación.

El rock

Es más de medio siglo de historia musical que, aún en el siglo XXI, sigue conservando su fuerza, su poder subversivo y se ha constituido en una familia de tendencias tan amplia y rica, que merece que se codee con los demás eventos culturales, también en el auditorio, cómo no ¿O es que aún se creen que los espectadores les van a estropear las butacas?

Claro, que si actualmente, por desgracia, se llama rock a las patochadas que hacen “La Oreja de Van Gogh”, entonces nos estamos equivocando. Nos referimos al verdadero rock, el que desgraciadamente ha quedado en la actualidad relegado a una minoría, amplia, pero minoría al cabo, aplastado por la actual dictadura del pachangueo. ¿Porqué el Ayuntamiento prefiere dar bombo y platillo a Bustamante y ponerle pantallas gigantes a ese tontaina de Jesús de Manuel, a gastarse esos dineros en un concierto de The Strokes? (porque el caché de muchos de estos grupos internacionales está adaptado a pequeños aforos).

Por mucho que nos digan, y aunque en esto el ayuntamiento no haya sido el responsable directo, el Quijote Rock no cumplió sus expectativas. Estuvo bien, desde luego, pero no era moderno, y eso se nota en el público. Por hacer unas cuentas simples y demostrativas, si este evento, con más de seis grupos, consiguió reunir a unas cuatro mil personas, contando por lo alto, un concierto de un solo artista, como el de Jamiroquai en Toledo, atrajo a unas dieciocho mil. Más claro, agua.

El cine

Más de un siglo como espectáculo de masas y como arte comunicador. Hay una actualidad cinematográfica alternativa abundantísima, interesante y estimulante que jamás vemos. Además, programar cine es sumamente barato: por menos de quinientos euros se puede tener una película estrenada hace un mes. Hagan una pequeña cuenta y, con quitar tres de esas funciones de teatro a las que no va nadie, quizás habría dinero para que el cine forme parte de la oferta cultural estable.

Sin embargo, lo dicho. Aquí se prefiere apoyar a Jesús de Manuel, el paradigma de la horterada.

LAS GUINDAS

Puertollano entrará en la Red de Ciudades AVE si así se aprueba en el Congreso que, en el momento de redactar esta “guinda”, está teniendo lugar en el auditorio Buero Vallejo de Guadalajara. En este congreso también serán aprobados los estatutos de la Red que tiene como principales objetivos el establecer mecanismos de coordinación y comunicación así como planes conjuntos de promoción turística.

--------------

Las sirenas que servirán de aviso acústico en el Plan de Emergencia de Puertollano estarán instaladas para la próxima primavera-verano porque ya ha salido el pliego de condiciones para su adjudicación. Tanto el tipo de sirena, direccional, como sus ubicaciones han sido elegidas teniendo en cuenta la previsión del crecimiento de Puertollano y las zonas de riesgo.

--------------

Según las recientes declaraciones del alcalde de Puertollano, Hermoso Murillo, en el próximo mes de mayo contaremos en Puertollano con un coso taurino estable y polivalente similar al de Leganés. Con esta esperada noticia se cumplirá una promesa largamente esperada en nuestra ciudad ¡Por fin una plaza de toros!

LA GUINDILLA

Con relación al Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha donde se debatió sobre la OPA de Gas Natural a Endesa hemos de recordar a nuestros políticos que están en un error al considerar que Elcogas y Enel Viesgo (antigua Sevillana) son las únicas afectadas por la OPA y que Endesa no tiene clientes en nuestra región. Olvidan que la única empresa de Endesa, aquí, es la mina a cielo abierto de Encasur mientras que Elcogas solo está participada, entre otras, por Endesa. Y que los clientes de Endesa en Castilla-La Mancha existen y son precisamente esas mismas centrales.