Edición mensual - Septiembre 2005 - Puertollano

La renuncia motivada por las discrepancias con algunas asociaciones vecinales

Florentino López renuncia a su cargo como Concejal de Participación Ciudadana

La renuncia de Florentino López a seguir comandando la Concejalía de Participación Ciudadana ha disparado las alarmas. ¿Qué está ocurriendo con el movimiento vecinal de Puertollano? La marcha de Florentino es fruto del desentendimiento en el manejo del dinero público que realizan ciertas asociaciones vecinales. Parece ser que las subvenciones municipales no son empleadas con fines muy lícitos. Florentino López habla para La Comarca de los motivos de su marcha y de la situación del movimiento vecinal en la localidad.

J. Carlos Sanz

Nº 165 - Puertollano

Imprimir

J. Carlos Sanz.- Hace unas semanas sorprendía la noticia de su renuncia irrevocable como Concejal de Participación Ciudadana ¿Cuáles son los motivos que le han llevado a tomar esta decisión?

Florentino López.- Efectivamente, he presentado mi renuncia a la delegación que se me adjudicó, la de Participación Ciudadana, por una razón muy clara: existe una discrepancia o diversidad de criterios en el tratamiento de la subvención municipal que hacen algunas asociaciones vecinales de la ciudad. No entro a valorar si esa disparidad de criterios está bien o no, creo que el acuerdo al que llegamos en enero para intentar que la subvención pública se dirigiera exclusivamente para las actividades y dinamizar los barrios, algunas asociaciones de vecinos se resisten a cumplirlo.

A pesar de todo el esfuerzo para llegar a unos acuerdos comunes en el tratamiento del gasto y la subvención, ha sido inútil y para evitar otros problemas, desisto en seguir adelante con esta delegación que me ha sido encomendada.

J. C. S.- Lo que más sorprende es el hecho de que en todo este tiempo, haya sido imposible llegar a un acuerdo con aquellas asociaciones vecinales causantes de la problemática. ¿Qué concepto tienen, a su entender, estas asociaciones del dinero público que se les adjudica?

F. L.- No parece fácil de creer que a pesar de mis esfuerzos y de que llevo mucho tiempo dedicado a política no haya tenido poder de convicción. No he logrado convencer a algunas asociaciones vecinales de que el destino más adecuado de una subvención es el beneficio para todos.

Pues sí, es triste comprobar que eso se ha producido y a lo mejor no he utilizado los argumentos adecuados, o bien hay algunos que piensan que el Ayuntamiento no puede intervenir en el tratamiento del gasto. Por el contrario, creo que es preciso intervenir cuando estamos hablando de dinero público.

J. C. S.- Para que se entienda, en definitiva, es un dinero público que ciertas asociaciones emplean para fines particulares. Como Concejal de Participación, encontrarse ante esta actitud insolidaria ¿Qué le hace pensar del movimiento vecinal de nuestro municipio?

F. L.- En el Equipo de Gobierno estábamos ilusionados con la idea de revitalizar un movimiento asociativo excesivamente estancado. Llegué a esta concejalía con un espíritu reformador pero he comprobado que dicho espíritu no ha prendido en el movimiento vecinal y a la hora de constatar que las cosas no van como uno quisiera, es saludable dejar la delegación para que otro lo intente con nuevo brío y mejor suerte.

J. C. S.- Asegura que su renuncia es irrevocable ¿no cabe ninguna posibilidad de retornar si así se lo pidiera el alcalde?

F. L.- En política las decisiones se toman desde la reflexión, nunca desde el bote pronto ni el cabreo momentáneo. Mi renuncia no es fruto de un enfado, sino de una reflexión fundamentada en unas causas. Es complicado echar marcha atrás porque he hecho un análisis muy concienzudo de lo que está sucediendo. Mi posible retorno pasa por acabar con las causas que han provocado mi renuncia, no lo veo fácil, un año intentándolo y me ha provocado melancolía.

No he tenido ocasión de reunirme aún con el alcalde, le expondré mis motivos pero no creo que salga nada trascendente.

J. C. S.- Si hacemos un repaso en su trayectoria como concejal de esta delegación, debemos destacar la puesta en marcha de los presupuestos participativos. ¿Eso cómo queda a partir de ahora?

F. L.- Lo importante son las ideas no las personas y creo que los presupuestos participativos eran una idea colectiva del Equipo de Gobierno por lo que el nuevo delegado de esta concejalía seguirá adelante con esta propuesta. Es acertada porque todo lo que sea objetivizar el gasto, todo lo que sea que los ciudadanos conozcan en qué gasta el dinero su ayuntamiento es positivo, y si además de conocerlo participan en la prioridad de este gasto, mejor que mejor. Repito, es una idea colectiva y se seguirá adelante con ella.

J. C. S.- Antes de su renuncia, manifestó públicamente su deseo de acometer una reestructuración de los presupuestos participativos que pasaría por extenderse a más ámbitos. Pese a que ya no se encuentre al frente de la Concejalía ¿se seguirá adelante con esta pretensión?

F. L.- El año pasado lo hicimos todo precipitadamente porque éramos nuevos, ahora se habrá aprendido de los errores y la propuesta deberá afinarse mejor.

J. C. S.- En todo este tiempo, ¿Qué diagnóstico realiza del movimiento vecinal de la localidad?

F. L.- Los años de la lírica en la participación ciudadana, como en otras cosas, han pasado. Pero creo que un ayuntamiento democrático no puede dejar de intentar revitalizar ese espíritu inconformista y reivindicativo de las asociaciones vecinales. Muchos ayuntamientos, en éste quizás también haya ocurrido, han pasado más tiempo intentando domesticar al movimiento vecinal que revitalizar ese espíritu reivindicativo. Los presupuestos participativos es un intento, hay muchos más, de revitalizar esta estructura de participación. Sin embargo, la tentación de tener un movimiento vecinal domesticado y subvencionado es muy fuerte para los ayuntamientos

J. C. S.- ¿Cree que su dimisión servirá para reconducir este tema?

F. L.- No creo que tenga consecuencias tan graves, lógicamente como todo debe ser objeto de análisis y si de mi renuncia sale una voluntad de atajar las causas de la misma, pues bien y si no será una pena.

J. C. S.- La pregunta del millón que debo hacerle. Con su renuncia ¿El pacto de gobierno entre el PSOE e IU se verá afectado de algún modo?

F. L.- El pacto continúa, nada tiene que ver mi renuncia a esta delegación, y creo que es un pequeño problema que no afectará al pacto de gobierno. Hay otros temas pendientes que deben resolverse.