Edición mensual - Junio 2005 - Deportes

Entrevista a Francisco Rodríguez, entrenador del equipo femenino de la UD Puertollano

Las chicas al poder

Francisco Rodríguez, más conocido como Paco Rodríguez, fue elegido para comenzar el ilusionaste proyecto de llevar las riendas del equipo femenino de la UD Puertollano en su andadura. Es natural de Puertollano, tienen en la actualidad 65 años y dispone de la licencia de entrenador Nivel 1. Rodríguez entrena a diferentes conjuntos antes de comenzar este proyecto deportivo, pasó por: Salvatierra en Juvenil y regional, Empetrol juvenil y regional, Zodiaco con ascenso a 1ª autonómica, Almodóvar también con ascenso a 1ª Autonómica, Brazatortas en 2ª regional y de segundo en el Lucentino, para pasar en estos últimos años a la UDP. La Comarca de Puertollano habló con él para contarnos como sé desarrolló esta primera temporada de la UDPF.

Ángel Moreno

Nº 162 - Deportes

Imprimir

Ángel Moreno: ¿Qué opinión te merece el fútbol femenino?

Paco Rodríguez: Bueno, mi opinión es que se trata de una idea bonita, la cual tenemos que ir fomentando poco a poco. Pero claro la última palabra la tienen ellas. Es bonito ver a chicas jugar al fútbol con una técnica, conceptos y saber estar en el terreno de juego envidiables. La verdad, hoy en día me ha tocado estar trabajando con ellas estoy muy satisfecho.

Nos tocó echar a rodar esta temporada y se está realizando una campaña bastante digna, no es lo mismo que si estuviéramos trabajando varios años atrás.

A. M.: ¿Cómo recibe la petición de entrenar al equipo femenino de la UDP?

P. R.: La petición se fragua cuando la directiva de la UDP empieza a madurar la idea de comenzar con el fútbol femenino en la ciudad.

Javier Barquilla, exvicepresidente de la entidad, fue el que me insistió para que me hiciera cargo del proyecto, en lo deportivo, aunque en un principio no estaba muy seguro de hacerme cargo por lo difícil de la labor a realizar. Pero tanta fue la insistencia donde me recalcaron que querían una persona responsable, seria y que supiera de fútbol, aunque no hubiera trabajado anteriormente con chicas, que al final dije sí.

A raíz del sí, se realizaron varios llamamientos a través de los medios de comunicación para captar chicas, lo cual resultó gratificante, porque en un corto periodo de tiempo ya teníamos suficientes jugadoras.

A. M.: ¿Fue difícil el confeccionar el equipo, en una modalidad que por historia es la primera vez que se realiza en la ciudad minera?

P. R.: Claro que ha sido difícil, tengo que ser honesto porque sólo teníamos dos chicas, Noelia y Virginia, que procedían de los alevines de la escuela. Al principio y tras una reunión en Alcázar de San Juan, creíamos que no tendríamos conjunto femenino, pero poco a poco y el boca a boca, hizo que fueran llegando chicas de Villamayor, Almodóvar e Hinojosas, y tal fue la implicación de las jóvenes que no han faltado apenas a los entrenamientos.

A. M.: ¿Se ve futuro en años venideros?

P. R.: Creo que sí. Sé que es un trabajo difícil, que ellas tienen la última palabra y si ellas se mentalizan que pueden competir pues habrá futuro, pero la casa se empieza por los cimientos y no por el tejado. Esta temporada hemos tenido un equipo en las interescuelas y por diferentes motivos la segunda fase no la han jugado. Nos tenemos que mover mucho, trabajar por los colegios para atraer a jóvenes al fútbol y así tener cantera.

A. M.: ¿Qué es lo más complicado de llevar a cabo con las féminas sobre el césped: el sistema de juego a emplear, fuera de juego, etc.?

P. R.: Es difícil todo, porque cuando no se ha jugado en un campo con grandes dimensiones las chicas se pierden un poco.

Yo les enseño lo más básico y hacerles ver cómo se tienen que situar, que corra el balón y ellas hacerlo cuando proceda y que cada una sepa cual es su zona. Hoy en día, y a las alturas de competición en las que estamos, les voy exigiendo un poquito más.

A. M.: ¿La gran mayoría de ellas conocían la reglamentación del fútbol?

P. R.: A este respecto de la reglamentación, tuvimos la gran suerte de tener a un colegiado de segunda B como es Javier García, que gustosamente accedió a mi petición de tener una charla con ellas para explicarle algo más a fondo la reglamentación de este deporte, y cómo se deben de comportar ante la decisión de un colegiado. Pero siempre lo más básico, no se les puede atosigar con mucha información de buenas a primeras.

A. M.: ¿Podemos destacar a alguna jugadora como promesa del fútbol femenino?

P. R.: Toda la entidad se siente muy satisfecha con ellas. Mi delegado y yo sobre todo, al haber tenido dos chicas en la selección fútbol 7 en el ámbito nacional y otras dos con la selección fútbol 11 también a escala nacional. Lógicamente para nosotros, en esta primera temporada, es un gran orgulloso. Poco a poco y con paciencia tendremos aún más éxitos como estos. El ejemplo a seguir es el Talavera que ha conseguido meter a chicas en la selección nacional.

A. M.: ¿Cómo juega el equipo femenino, sobre todo en casa, en césped artificial?

P. R.: El sistema de juego que empleo en este bonito campo de hierba artificial es un 4-4-2; siempre con la vasculación de una de las chicas cuando el equipo contrario nos presiona. Tengo que destacar en la delantera a Vanessa que trabaja muy bien presionando el saque del cuero. Pero lo más sencillo de explicar es como se tienen que mover en el campo de juego.

A. M.: En este equipo que dirige ¿Qué prima? ¿La calidad individual o el grupo en sí?

P. R.: Tenemos de todo un poco, pero para que un equipo funcione tiene que haber compensación en todas las líneas de juego. No me vale que en la delantera tengamos gran acierto y en defensa se cuelen todas. Yo las mentalizo a todas para que saquen lo mejor de cada una, pero que nadie intente salir por encima de las compañeras.

A. M.: ¿Con que zona del campo esta más satisfecho: portería, defensa, centro del campo o delantera?

P. R.: Cada línea tiene un trabajo. Tenemos en portería a dos chicas sensacionales, una de ellas Pilar, se lesionó con tan mala suerte que es baja para el resto de temporada, o Victoria que es judoca y ha faltado varios días por tener que competir a campeonatos de España.

La defensa se acopla muy bien, llegó Amparo de Almodóvar y nos dio mucha consistencia atrás; en el centro del campo tenemos a chicas que manejan bien el cuero y la delantera con Vanessa que presiona e incordia mucho a las defensas.

A. M.: Cuando llegan goleadas en contra ¿Merma mucho las ilusiones de las jóvenes? ¿Se han planteado dejar el barco?

P. R.: ¡Qué va!, ¡Jamás! Ellas sólo han analizado el partido en cuestión y han llegado a la conclusión que las rivales fueron mejores. Pero nosotros cuando nos hemos enfrentado a equipos de nuestra liga les hicimos frente. Hay que tener en cuenta que la primera vuelta fue de acoplamiento, y en la segunda, con un tono físico y concepto más formados, las cosas cambiaron a mejor, incluso conseguimos goleadas nosotros.

A. M.: ¿Cómo calificaría la primera temporada en la liga regional?

P. R.: La considero positiva, fundamentalmente porque se creó una cosa que no teníamos y espero que con el técnico que haya, este proyecto ilusionante se consolide temporada tras temporada.

Tenemos que tener en cuenta que es la primera temporada, la primera fase de acoplamiento y la segunda con 15 puntos y habiendo cosechado resultados importantes, destacar también a las chicas que han estado seleccionadas, así con todo esto en la mesa. Considero que ha sido muy positiva esta experiencia.

A. M.: ¿La manera de dar instrucciones a un grupo de chicos es diferente cuando tienes a un grupo de chicas?

P. R.: Tengo que tener otro tacto, pero a veces el técnico, en este caso un servidor, ya no mira que sea chica o chico. Hay que tener cuidado cuando están en vestuarios al pasar tengo que llamar como es lógico, es totalmente diferente.

A. M.: ¿Quién echa más coraje en el rectángulo de juego las chicas o los chicos?

P. R.: Cada uno en su fortaleza física así lo hace. Yo tengo muchas chicas que le echan coraje y genio; otras, por sus condiciones físicas, algo menos pero en líneas generales estamos sobrados. Aunque las comparaciones son odiosas.

A. M.: ¿Queda mucho trabajo por delante para equiparar a la UDP femenina con equipos como Talavera, Miguelturra o La Solana?

P. R.: Cierto, aún nos queda bastante camino por recorrer. Tenemos que tener los pies en el suelo, lo importante de estos equipos es la base que tienen de donde pueden elegir. Por ejemplo, el equipo de la interescuelas de Miguelturra quedó campeón de esa fase. Yo estuve viendo algún partido y tienen una serie de chicas que no tienen nada que envidiar a las que están en la primera plantilla.

Tenemos que tener paciencia, y poco a poco con la llegada de nuevas incorporaciones, podremos ir haciendo una buena cantera para un futuro mejor.

A. M.: Del 1 al 10 ¿Qué calificación le das al fútbol femenino?

P. R.: En el ámbito regional y con la campaña que hemos realizado, le daría un ocho.

A. M.: ¿Paco Rodríguez seguirá la próxima campaña con este ilusionante proyecto deportivo?

P. R.: Eso no depende de mí, la palabra la tiene la junta directiva, la dirección de este club debe saber la labor que he desempeñado. Personalmente estoy satisfecho, pero si la junta directiva decide que no debo continuar yo estaré a disposición del club para lo que mande.

Lo que sí es importante es el proyecto que se ha creado. Debemos intentar entre todos que se consolide, tenemos baloncesto, balonmano y voleibol femenino, por qué no, fútbol. Es un trabajo de todos.