Edición mensual - Mayo 2005 - Almodóvar

La profesora de la UCM, Fanny Rubio, dio una conferencia en las Jornadas Cervantinas

J. Carlos Sanz

Nº 161 - Almodóvar

Imprimir

Abordar un libro como “El Quijote” desde una perspectiva femenina y analizando las mujeres que aparecen en tan extensa obra era una deuda pendiente. Deuda que acaba de ser solventada tras el estudio que Fanny Rubio, Doctora en Filología Románica y profesora de la Universidad Complutense, y once investigadores más acaban de publicar.

Bajo el amparo económico y logístico de tres universidades españolas, la Carlos III, Complutense y Universidad Autónoma de Madrid, Fanny Rubio y su equipo han sacado a la luz un estudio científico que lleva por título “Las mujeres del Quijote”. En dicha publicación se analiza la figura del personaje femenino entroncándolo con la tradición literaria universal, de hecho para Fanny Rubio “el gran tema de la literatura española es la mujer que nace en “La Celestina” y se consolida en “El Quijote”, y se acude a las fuentes bibliográficas y otros estudios llevados a cabo por filólogos de todas partes en relación con el sujeto femenino.

Antecedente literarios en España

Una tarea exhaustiva y compleja ya que el equipo de investigación se encontró con que este ámbito había sido escasamente tratado y analizado en el campo de las letras hispanas. Aunque la mayoría de los autores consultados por Fanny Rubio y compañía proceden de países como Estados Unidos, Alemania, Países Bajos o Italia, sí existían autoras femeninas del territorio nacional que ya habían “bregado” con la figura de la mujer en “El Quijote”, caso de Concha Espina, Carmen Castro y María Zambrano.

Indagando en las obras de estas tres mujeres, Fanny Rubio desveló que el personaje de Dulcinea, lejos de ser un sueño, “se trata de un símbolo, un suceso amoroso que en verdad le ocurrió a Cervantes y que él lo adaptó literariamente en su obra”.

A juicio de Fanny Rubio, su estudio “nace a la sombra del Cervantismo”, si bien, se han nutrido de investigaciones anteriores como las realizadas por destacados filólogos como Márquez Villanueva, quien analiza el personaje de Altisidora o Neuschaffer quien hace lo propio con Marcela.

Estudio de la mujer en la obra del Quijote

En síntesis, “Las mujeres del Quijote” aborda el papel del sujeto femenino en “El Quijote” como catalizador de acciones narrativas y efectos sorprendentes; y pone de manifiesto, como señala la autora, “que la literatura es la caja negra de la sociedad y contiene la manera de ser y pensar de la misma”.

En concreto, el trabajo realizado por Fanny Rubio se ha centrado en la figura de Dulcinea/Aldonza, lo real y lo imaginario, un personaje que recoge la tradición literaria medieval y renacentista. Su estudio lleva por título “Dulcinea y los círculos del sol” y se encarga de dejar a la altura del betún esa tendencia de apartar la importancia de Dulcinea por el mero hecho de ser un sueño del Quijote. “Mi intención ha sido demostrar que Dulcinea es orgánica y que provoca efectos en la acción de Don Quijote. Aunque Dulcinea sea un símbolo, he descubierto que se trata de un amor de verdad”, asegura Rubio.

Y ha relacionado a Dulcinea con ámbitos, en apariencia impensables, como las raíces de la literatura hispano-árabe, el hermetismo del Siglo XVII a través de Ficcino y Copérnico, etc. Por último, Fanny Rubio llega a la conclusión de que “el verdadero amor de Don Quijote no es Dulcinea, sino Dorotea que es la Dulcinea hecha carne”.

“Las mujeres del Quijote” se presentó oficialmente en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, si bien, y con motivo de las VII Jornadas Cervantinas organizadas por el Área de Cultura de Almodóvar del Campo, el Centro Cultural “Casa de la Marquesa” tuvo el privilegio de llevarse la exclusiva.