Edición mensual - Enero de 2005 - Puertollano

Nuevo tanatorio en Puertollano

José Carlos Sanz

Nº 157 - Puertollano

Imprimir

Tras varios meses desde que comenzaron las obras, el tanatorio de Puertollano se encuentra a punto de entrar en funcionamiento. La nueva infraestructura funeraria, tan demandada por los diversos colectivos de la comarca, contará con un espacio compartimentado en seis salas independientes de 47 metros cuadrados y que además contarán con un aseo, ropero, así como una capilla.

En total, el nuevo tanatorio puertollanense tiene unas dimensiones de 4.500 metros cuadrados, lo que lo convierte en uno de los más importantes de la provincia. Para su construcción se han invertido alrededor de 300 millones de las antiguas pesetas. El siguiente paso será dar luz verde a su puesta en marcha, y en ese sentido, se espera que en el 2005 ocurra.

Tanatorio modélico

Un nuevo tanatorio que cumple con las medidas legislativas correspondientes, tal y como señalaba Jesús González, portavoz de los servicios funerarios de Puertollano. “Esta normativa exigía que las salas de exposición del féretro no podían verse directamente desde la entrada de la sala mortuoria. Eso lo hemos tenido en cuenta, que debe ser un espacio privado para quien quiera acercarse a ver el finado”. Además de las salas, el recinto contará con una pequeña capilla que podrá ser usada como sala de catástrofes en caso de necesidad. “las seis salas dan todas a un corredor donde se accede a una capilla de espacio grande por si ocurre alguna desgracia masiva”.

Por último, habrá espacio suficiente para que los vehículos aparquen y el tanatorio dispondrá de una cafetería que podrá ser usada por las personas que a diario acuden a las instalaciones que la Fundación Virtus tiene al lado.