Edición mensual - Diciembre de 2004 - Deportes

Los precios que tienen otras ciudades varían con respecto a Puertollano

El precio del deporte

Uno de los derechos más célebres del que hacen gala los ciudadanos es el de poder disfrutar y utilizar las instalaciones públicas que todo ayuntamiento construye. Pero este disfrute tiene detrás el siempre discutido tema de si es caro o no el precio que ha de pagar el ciudadano de a pie para su correcta utilización. Y es más, ¿paga el contribuyente de Puertollano más que el de otra localidad de la provincia por instalaciones similares? Con este artículo trataremos de resolver estas y otras muchas dudas.

César Cubero

Nº 155 - Deportes

Imprimir

La localidad de Puertollano se ha venido caracterizando de un tiempo a esta parte como una de las ciudades de la región que más invierte en deporte. Es más, dentro de los presupuestos anuales del consistorio puertollanense, el área de deportes es una de las concejalías que más presupuesto manejan al cabo del año. Y es que las construcciones del nuevo pabellón de deportes, junto a los dos campos de hierba artificial anexos al estadio municipal Sánchez Menor han dotado a Puertollano de unas instalaciones de las más modernas y de mayor calidad de toda la región, además de estar a la espera de la construcción de la nueva piscina climatizada al sur de la ciudad.

Pero muchos ciudadanos se preguntan si el precio que hay que pagar para su uso y disfrute es excesivo. O si en otras localidades similares a Puertollano la práctica del deporte es más barato que aquí. Por eso vamos a comparar de la manera más equitativamente posible a Puertollano con otras ciudades de la provincia para mayor conocimiento de nuestros lectores.

Instalaciones

Para poder comparar a Puertollano con otras ciudades hemos escogido a dos de ellas. Una es Ciudad Real, la capital de la provincia y referente en todos los ámbitos. Y también hemos escogido a la ciudad de Tomelloso, por ser la tercera ciudad de la provincia en número de habitantes y por su categoría deportiva dentro de la misma.

Para abrir boca hay que detallar con qué instalaciones públicas cuentan cada localidad, siendo estas la siguiente: Puertollano cuenta con una piscina cubierta; una piscina al aire libre; pistas de tenis; cuatro pabellones cubiertos, uno de ellos multiusos con gimnasio y pistas de squash; un estadio de fútbol de hierba natural con pistas de atletismo; y dos campos de fútbol de hierba artificial.

Ciudad Real cuenta con las siguientes instalaciones deportivas, según la pagina web del consistorio municipal: Una ciudad deportiva; el pabellón municipal Príncipe Felipe; tres polidepor-tivos (el “Jorge Manrique”, el “Príncipe Juan Carlos” y el “Santa María”); y una piscina climatizada.

Y por último, Tomelloso cuenta en su localidad con los siguientes espacios deportivos: La ciudad deportiva “Tomelloso”: cuenta con un velódromo, pista de atletismo, pistas polideportivas, campo de tierra y pistas de tenis entre otros; dos pabellones cubiertos (el “San José” y el “San Antonio”); dos complejos de piscinas, una climatizada y otra al aire libre; y el estadio municipal de fútbol de hierba natural.

Y dentro de las tarifas que manejan las distintas localidades, hay que destacar por un lado el carné multidisciplinar que pone a disposición de sus ciudadanos el ayuntamiento de Puertollano, y que consiste en la utilización de varias instalaciones por sesiones o por mensualidades y que van desde los 33.32 euros el más barato a los 160.48 euros el más caro. Unos precios que se verían reducidos tanto en estos abonos como el precio en taquilla por el uso de la nueva “Tarjeta del ciudadano” Así como el ayuntamiento de Ciudad Real pone a disposición de sus habitantes cuotas de abonados, tanto familiar como individual a partir de los 18 años o especial menores de 18 años y a jubilados, y que serían de 43,59, 27,25 y 15,57 euros respectivamente, entre otros. Pero sin más vamos a pasar a comparar los precios que se han manejado durante todo el año 2.004 en estas respectivas ciudades y sean ustedes quienes saquen sus propias conclusiones.