Edición mensual - Septiembre de 2004 - Puertollano

Una placa recuerda a las nueve víctimas del 14-A

La Comarca/ J.C.S.

Nº 151 - Puertollano

Imprimir

“Es necesario avanzar en el desarrollo de una cultura preventiva , optimizando las medidas de que se disponen, sin que eso suponga una merma de la actividad productiva”. Este es el mensaje que lanzaba María José López, Consejera de Trabajo y empleo de la JCCM, durante su visita a Puertollano en donde descubrió una placa conmemorativa coincidiendo con el primer aniversario del accidente del 14 de agosto sucedido en la refinería.

Apuesta por la seguridad

Así, López expresaba su deseo de compatibilizar seguridad con producción a partes iguales, algo que está arrancando con el reciente acuerdo de seguridad suscrito en el complejo petroquímico y con la creación del Comité de Intercon-tratas. La consejera de trabajo estuvo acompañada en el acto conmemorativo por Joaquín Carlos Hermoso Murillo, primer edil de la localidad que apostaba por la reflexión “de pensar porqué una sociedad tan avanzada como la del siglo XXI, seguimos sufriendo la lacra de la siniestralidad laboral, una lacra que día a día se cobra la vida de un nuevo trabajador”.

Murillo tuvo palabras de recuerdo para los nueve trabajadores fallecidos en el accidente del 14-A, señalando que “el municipio sintió el duro golpe de la siniestralidad laboral que acongojó a todos los ciudadanos”. Asimismo, agradeció la labor de esfuerzo y extinción llevada a cabo por los bomberos, Protección Civil, servicios de emergencia y sanitarios. El primer edil concluía su intervención apostando por el futuro “pero echando la vista atrás y recordando a todos los trabajadores que han perdido su vida trabajando”.

Descubrimiento de una placa

A continuación un cuarteto de viento, integrado por alumnos del Conservatorio de Música Pablo Sorozábal interpretaron el canon de Pachebel en homenaje a los fallecidos por el 14-A. En la placa, situada enfrente de la Oficina de Atención al Ciudadano, se puede leer “Los ciudadanos de Puertollano en memoria de los que perdieron su vida trabajando”, un texto genérico que recuerda a todas las víctimas de los accidentes laborales pero que inevitablemente tiene una connotación específica para el fatídico accidente del 14-A.

Por último, familiares de las víctimas y representantes sindicales depositaron ofrendas y ramilletes florales alrededor de la placa en recuerdo de unas víctimas que nunca debieron producirse.