Edición mensual - Agosto de 2004 - Puertollano

Permitirá a todos los empadronados en Puertollano beneficiarse de descuentos

Comienza a funcionar la nueva Tarjeta del Ciudadano

José Carlos Sanz

Nº 150 - Puertollano

Imprimir

Hace unos meses se anunciaba y hoy es ya una realidad. Seguro que muchos de nuestros lectores que estén empadronados en Puertollano, habrán recibido en sus domicilios la nueva Tarjeta del Ciudadano. Un documento personal e intransferible, del tamaño del DNI y de color ocre, que permitirá a todos los puertollanenses disfrutar de una serie de ventajas y descuentos con respecto a diversos servicios municipales.

Descuentos en los servicios municipales

Por ejemplo, un 10% de descuento en el uso de instalaciones deportivas, actos y programación del Auditorio municipal, así como en los cursos de la Universidad Popular, Escuelas deportivas, Conservatorio de Danza. Pero la tarjeta del ciudadano no sólo se ceñirá a servicios exclusivamente municipales, ya que por ejemplo, si usted está pensando en abonarse a la UD Puertollano podrá obtener un descuento del 10%. También, se aplicará el mismo descuento en los distintos cursos que se ofertan tanto en la Red Virtus como en el Centro de Nuevas Tecnologías.

Por el momento éstas son las ventajas que ofrece la nueva tarjeta del ciudadano, a la que en un futuro más que probable se le unirán algunos comercios de la localidad quienes también se adherirán a la gama de descuentos. “Estamos hablando con numerosos comercios y la respuesta está siendo muy satisfactoria. Asimismo, próximamente descontaremos hasta un 50% en las tasas de matrimonios civiles, descuentos importantes en el transporte público urbano, acceso gratuito a un correo electrónico en nuestro portal Puertollano.es, y bonificación del total de las tasas por certificados, compulsas y gestiones administrativas que hoy en día se cobran en la Oficina de Atención al Ciudadano”. Con estas palabras, Hermoso Murillo dejaba bien claro que la iniciativa, incluida dentro de las 50 propuestas del famoso Plan de Desarrollo Estratégico, no pretende otra cosa que beneficiar a aquellos ciudadanos que viven y trabajan en Puertollano.

Se busca un mayor índice de empadronados

En principio puede pensarse que la tarjetita de marras creará un agravio comparativo con respecto a personas que aunque trabajan y viven en nuestro municipio no están empadronados en la ciudad, por lo que no podrán verse beneficiadas de sus servicios. Sin embargo, la intención del Equipo de Gobierno es la contraria, es decir, que la tarjeta del ciudadano no sea un elemento discriminatorio sino un reclamo, un acicate para que más de uno se lo piense y decida finalmente empadronarse en la localidad. “El efecto que buscamos con esta medida es un mayor empadronamiento que traerá de la mano mayores ingresos por lo que podrá compensar la merma económica por las bonificaciones”, aseguraba Murillo con tono ladino.

Pero no se asusten porque aunque las arcas municipales vayan a dejar de ingresar “sustento” económico, el Equipo de Gobierno no tiene pensado incrementar las tasas de los servicios municipales a los que no acoge esta medida. “Se trata de una cuestión presupuestaria y no significará coste alguno para las arcas municipales”, destaca Murillo tranquilizando a más de uno que no acaba de encajar bien eso de la nueva tarjeta del ciudadano.

Ya ha habido experiencias similares en otros municipios del país como Gijón o localidades catalanas. Sin embargo, la tarjeta de Puertollano presenta una singularidad, mayor abanico de prestaciones así como la existencia de un código identificativo que es lo que le da validez.

Se repartirán un total de 50.202 tarjetas en las 43 secciones de las ciudad, correspondientes a todos aquellos que figuran en el padrón de la ciudad.