Edición mensual - Julio de 2004 - Opinión

Editorial

Seguridad

Ya lo dijo la consejera de Administraciones Públicas, Matilde Valentín, en su reciente visita “a finales de este año estará vigente el Plan de Emergencia Exterior”. Mientras que el alcalde de Puertollano anunció que, de forma paralela a la revisión de este Plan, están revisando el Plan de Emergencia Municipal para tratar de aprobarlo antes de finales de 2004.

El PEE trata de no dejar nada a la improvisación para garantizar la máxima operatividad en caso de que se produzca un incidente químico que pueda tener consecuencias para la población. Para ello, se están haciendo ya campañas informativas y se van a utilizar folletos, charlas e incluso la página web de la Junta, con el objetivo de crear hábitos de conducta y procedimientos ante posibles emergencias. Se informará de que el mayor riesgo para Puertollano es la formación de nubes tóxicas y de que la mejor medida para combatirla es el confinamiento en hogares, escuelas o los lugares cerrados donde se esté o se pueda estar en ese momento.

¡Muy bien! Asignatura pendiente “casi” resuelta. Confiamos en que para el próximo año estos Planes de Emergencia (el exterior y el municipal) ya estén completamente operativos en aras a la seguridad en nuestra comarca y de que no vuelva a ocurrir lo ocurrido en el pasado: la desinformación y el desconocimiento sobre métodos de actuación ante hechos tan graves como el que vivimos recientemente en Puertollano.

Pero en cuestión de seguridad ciudadana aún tenemos algunas carencias, denunciadas por este periódico no hace mucho tiempo, y que siguen sin resolverse: el número de efectivos y los medios de las fuerzas de seguridad del Estado en esta ciudad. Aquí no hay duda de que el número de policías en nuestra ciudad ha descendido gradualmente desde hace ya bastante tiempo. Que se nota que hay una menor presencia policial en una ciudad en la que están asentadas diversas industrias como una refinería de petróleo, centrales térmicas, e infraestructuras como el AVE y que, en la actualidad, pueden ser objeto de cualquier atentado terrorista.

¿Estamos seguros en Puertollano? ¿Han cambiado las cosas con el cambio político en el gobierno central? Recientemente el SUP (Sindicato Unificado de Policía) denunciaba la falta de medios y funcionarios para garantizar la vigilancia del perímetro exterior del Complejo Industrial que compete a la Policía Nacional. La respuesta del subdelegado del gobierno no se hizo esperar y, después de una reunión con el comisario jefe provincial, Miguel Lacruz nos dijo que el servicio de seguridad de la refinería es suficiente con los efectivos de policía nacional y con la empresa de vigilantes de seguridad privada con el que cuenta la propia empresa.

Pero esto no es suficiente porque el fantasma de la falta de medios y efectivos policiales sigue planeando sobre nuestra ciudad. No solo no se han incrementado los medios, tampoco los efectivos. Nada ha cambiado y, por lo tanto, la seguridad sigue siendo otra de las asignaturas pendientes en nuestra ciudad y comarca.