Edición mensual - Julio de 2004 - Opinión

Opiniones en la red

José Carrasco García - D.N.I.: 05812786

Nº 149 - Opinión

Imprimir

Patético, esperpéntico fue el espectáculo protagonizado por Gaspar Llamazares la noche del 14 de Marzo, una mala noche para la izquierda, no nos engañemos.

A la pregunta de cómo valoraba los resultados que progresivamente iban apareciendo, responde algo parecido a… “estamos muy contentos, hemos echado del gobierno al PP”, yo no salía de mi asombro cuando comprobaba que los resultados de IU eran pírricos: ¡5 diputados y estamos contentos de echar al PP!

Como es posible que la única fuerza política de verdadera izquierda, la única coalición que desde sus comienzos ha sido coherente con lo que ha dicho y hecho, haya sufrido un varapalo tan desproporcionado, explicaciones las hay de todo tipo, mas o menos interesadas, mas o menos complacientes, el que no se consuela es porque no quiere.

“Voto útil”, “Apoyo al gobierno vasco”, “Gobierno tripartito en Cataluña”, “Política de alianzas en las pasadas elecciones Autonómicas y Municipales”, todo ello ha debido contribuir pero analicemos una a una las razones:

Voto útil, es prácticamente imposible que solo sumando los votos de los no votantes de IU y los de los votantes del PSOE este último haya conseguido tan buenos resultados; mas bien yo estimo que hay una gran masa de votantes que se encuentra en el centro, y que dependiendo hacia donde se desplace, decanta la balanza hasta el PP o PSOE. La experiencia de anteriores elecciones nos dice que los votantes de IU y PSOE son fieles a sus partidos y prefieren la abstención o el voto en blanco a votar a otra opción, si no revisemos las elecciones Autonómicas a la comunidad de Madrid, en la 2ª votación aproximadamente el PP obtuvo los mismos votos que el la 1ª, con IU paso algo parecido y fue el PSOE el que bajo ¿por que? porque el votante del PSOE prefiere la abstención a votar a IU, lo mismo pienso que ocurre al contrario.

Apoyo al gobierno vasco, en esta comunidad se ha mantenido el apoyo de los electores bien es cierto pero el empecinamiento de Madrazo ha desgajado a IU en el resto del Estado ¿ como se puede explicar algo en lo que no se cree ?. Clarificadora fue una entrevista de T-5 a Felipe Alcaraz que al preguntarle sobre el apoyo de IU al ejecutivo vasco, contestaba que en política de vivienda, de la cual son responsables lo están haciendo bien.

Se puede luchar por un estado federal como la mejor forma de autogobierno, pero siempre dentro de la Constitución.

Gobierno tripartito catalán, un dato de la buena salud democrática de este país y de Cataluña en especial, es la alternancia política en su gobierno, y de esperanzador podemos denominar un gobierno de centro-izquierda que sustituya al de derechas de CIU, pero después de la entrevista de Carot Rovira con ETA, ¿qué ha hecho IU para desmarcarse de esta felonía?, que el PSOE halla enmascarado la acción con la destitución de este personaje ¡vale! porque busca el poder, pero IU ¿no puede hacer la misma función “conciencia de la izquierda no independentista”dentro y fuera del tripartito? .

Alianzas pos-electorales PSOE/IU, todos entendemos que para hacer gobernable una ciudad o autonomía se hagan pactos y más si con ellos se da un gira a la izquierda, pero eso es una cosa loable y deseable y otra muy distinta es que la fuerza mayoritaria engulla a la minoritaria, apareciendo así concejales de IU mas papistas que el papa, acérrimos defensores de otrora propuestas combatidas.

Gaspar Llamazares ha puesto su cargo a disposición, y se debe aceptar su renuncia, y el nuevo responsable de esta formación bien haría en recordar unas palabras de Julio Anguita: “Hay pueblo cuando hay memoria, cuando no hay memoria no hay pueblo hay rebaño” o dicho de otra forma: Hay formación política cuando hay fundamentos, criterio y coherencia, cuando hay afán por el poder, mando al precio que sea, dejando atrás incluso señas de identidad, entonces no hay formación política hay una banda de arribistas.