Edición mensual - Mayo de 2004 - Deportes

Ramón Corchero, Presidente del BM Puertollano, realiza para La Comarca el balance de la temporada ya concluida

“Vamos a hacer una plantilla de 17 jugadores para que no nos suceda lo de este año”

Ángel Moreno

Nº 146 - Deportes

Imprimir

Ángel Moreno.- ¿Cuál es el balance deportivo para Ramón Corchero?

Ramón Corchero.- El balance, en lo deportivo, no se puede decir que haya sido satisfactorio, ya que casi descendemos de categoría. Ha sido un año con mala suerte porque el hecho de tener hasta 7 bajas al mismo tiempo supone que se descoloque mucho el equipo, no sólo porque se pierdan los partidos, sino también que el entrenador se encuentre con la impotencia de no poder entrenar con un mínimo de 12 jugadores, que es lo menos que se debe tener para organizar los partidos.

Asimismo, hemos intentado hacer un trabajo lo mejor posible y bueno dentro de eso, creo que nos ha ido fallando muchas cosas. Sin ir más lejos, el viaje a Melilla; habíamos alquilado un avión y el día de antes este aparato tuvo un accidente y no pudimos ir y venir en el mismo día, a la vez de ahorrar un dinero. O lesiones de úlceras en un ojo como le ocurrió a Huertos, dos roturas de pies de dos jugadores, todo eso hace que el equipo se descoloque mucho, y si tenemos en cuenta que nuestro club no puede disponer de efectivos importantes, hace que se hayan perdido partidos que en condiciones normales no se hubieran perdido.

A principio de temporada teníamos claro ó estabamos convencidos que teníamos mejor equipo que ninguno de los que tuvimos hasta ahora, porque era un equipo mejor compensado, todos los puesto doblados excepto el central, pero bueno todo se va al traste cuando en un entrenamiento se lesiona uno y el de su mismo puesto se lesionaba en un partido o entrenamiento y todo esto descoloca a plantilla, técnico, directiva, etc. Esto nos ha hecho quedar en una posición que el Balonmano Puertollano no se merece.

A. M.- ¿Cuáles son sus sentimientos cuando ve al equipo en la parte media baja de la tabla?

R. C.- El sentimiento de la directiva y jugadores, en primer lugar, es que tenemos un equipo para no estar ahí si no más alto. También, cuando se piensan un poco las cosas, podemos plantearnos o ver que el equipo a lo mejor necesitaba este golpe, para darse cuenta que no se puede bajar la guardia ante los equipos pequeños. Creo que en los tres años que llevamos en primera este grupo ha tenido la gran facilidad de ganar a los de arriba o ponérselo muy difícil, pero al mismo tiempo perder frente a los de abajo, eso es un problema de relajación. Quizás nos venga bien esta cura de humildad, en el sentido de no confiarnos ante los equipos que están por debajo de nosotros en la tabla.

Sinceramente, creo que hemos hecho un equipo de futuro. El jugador mayor tiene 25 años, tenemos dos jugadores con 18 años, varios con 20 ó 21, en las filas tenemos a dos jugadores que han estado seleccionados con la selección Española junior, que si bien es verdad que no irán al europeo son jugadores que utilizará Chechu Villaldea, seleccionador nacional.

A. M.- ¿Qué dolió más, echar a Gustavo Alonso o terminar en la parte baja?

R. C.- En los tres años que el club lleva en primera, nosotros nunca habíamos tenido problema alguno con jugadores. Podemos decir que presumimos de tener uno de los mejores grupos que hay en el balonmano o en cualquier otro deporte, porque es un grupo de amigos o compañeros ejemplar. Cuando nos encontramos con la situación de tomar una decisión sobre Gustavo, para la junta directiva fue uno de los peores momentos desde que estamos en el balonmano. Pero ocurre que es muy triste, que después de un trabajo serio y meditado, al final por las circunstancias acabes abajo en la tabla y todo lo que has estado trabajando, pues pueda parecer que no era todo lo correcto.

A. M.- ¿Deportivamente se ha echado de menos a Gustavo Alonso?

R. C.- Por supuesto, no tenemos ninguna duda que Gustavo Alonso era un gran jugador ya que solía marcar 5 ó 6 goles por partido. Lo que ocurre que cuando hay que tomar una decisión, se toma, no sabemos si es la más acertada o no, lo que sí esta claro es que la decisión que había que tomar era esa y no otra. Sí que lo hemos echado de menos, porque estoy convencido que desde el punto de vista deportivo se han perdido algunos partidos, y con los 5 ó 6 goles que él hacia, no se hubieran perdido. Pero es evidente que lo que nos interesa mucho más es el conjunto y su trabajo.

A. M.- ¿Se rompe de alguna manera la tendencia de ir de menos a más? Primera temporada séptimos, segunda quintos y esta tercera temporada, el objetivo era estar entre los tres primeros.

R. C.- Con el equipo que se confeccionó, las previsiones eran estar entre los de arriba, pero en ningún caso décimos o más abajo. Lo que es cierto es la cantidad de puntos importantes que se fueron, no hemos sabido amarrar los partidos, posiblemente por falta de efectivos y de hecho fuimos ganando muchos partidos de tres y cuatro goles y al final por no tener suficiente banquillo todo se va al traste por el lógico cansancio, ya que el cuadro contrario te hace rotaciones mientras tú terminas fundido.

A. M.- ¿Qué sacas de positivo de la campaña concluida?

R. C.- La Junta Directiva sí creo que ha sacado algo positivo. Sobre todo que la temporada venidera no empezaremos con 15 efectivos sino con un mínimo de 17 y si tuviéramos la misma mala suerte tendríamos a hombres de donde tirar.

A. M.- Aún así, ¿Contento con el juego desplegado por el equipo? R. C.- En la mayoría de los casos sí e incluso en algunos partidos que hemos perdidos. Creo que el conjunto ha jugado partidos muy malos, con falta casi de actitud. Pero la gran mayoría de jugadores que estuvieron disponibles se han roto dando todo lo que tenían.

A. M.- Los colegiados, de cero a diez, ¿Qué nota les pondrías?

R. C.- El tema de los colegiados es el único colectivo en este deporte a este nivel, que está ganando un dinero y pueden permitirse el lujo de no reciclarse, no entrenar, y que todo se les pueda perdonar.

El BM Puertollano por cada arbitraje paga más de 550 euros, y la Federación de Balonmano debería empezar a retomar de alguna forma el poder controlar a estas personas, por ejemplo viendo partidos de esta categoría, con una serie de preguntas a contestar, sabiéndose así que vieron el vídeo. Mi opinión particular al respecto es muy deficiente.

A. M.- La temporada 2003/04 acabó y empieza ya la 2004/05. ¿En qué trabaja ya la Junta Directiva?

R. C.- La Junta Directiva quiere dejar firmado a principios de Mayo el contrato con aquellos jugadores de la plantilla con los que vamos a contar, siendo en principio todos. Luego tendremos un período de mes o mes y medio para tomar las decisiones de completar la plantilla, desde los 12 ó 13 que tenemos hasta los 17 que se quieren. Con esto, lo que se quiere es poder descansar del balonmano los meses de verano, para a mediados de Agosto, coincidiendo con la pretemporada, encontrarnos con los mismos jugadores que tuvimos la campaña siguiente, e incluso barajando la posibilidad de poder incorporar algún fichaje.

A. M.- ¿Seguirá Paco Vidal al cargo del equipo?

R. C.- Por supuesto. Creemos que Vidal está haciendo una gran labor estas temporadas, incluyendo ésta. Por esta zona tenemos a pocas personas que sepan de balonmano tanto como Paco, incluyendo al propio Juan de Dios Román, entrenador del BM Ciudad Real.

A. M.- ¿Apoyos económicos para la próxima campaña?

R. C.- Mantendremos a los espónsores actuales y algunos de ellos nos han confirmado un aumento de las asignaciones en vigor. Precisamente nosotros nos vamos a arriesgar a traer 3 ó 4 fichajes gracias a la mayor aportación de nuestros colaboradores.

Se buscarán todas la vías para buscar apoyo económico, si llegan de las instituciones mejor, aunque ya nos apoyan la Junta de Comunidades, Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Puertollano. De todas formas, trataremos de tener los máximos posibles.

A. M.- El BM Ciudad Real ¿Apoyará al BM Puertollano en la campaña 2004/05?

R. C.- Las relaciones con el BM Ciudad Real son buenas, en el sentido de cedernos algunos jugadores con gran proyección como Luis, central que ha estado en la selección española juvenil o Wenceslao, portero. Pero no se sabe que pasará con ellos, si jugaran en segunda o pasarán por Puertollano en primera.

Un mayor apoyo de jugadores vendría dado si Puertollano diera el paso a División de Honor B, porque los jugadores vendrían con otra motivación que a Primera Nacional. Lógicamente cualquier jugador de la ASOBAL diría rotundamente no a venir aquí. Fue el caso de Paco Chirosa o Mikel Redondo ahora en el Cantabria que no nos resolvieron nada de nada.

Veremos si la próxima campaña el Balonmano Puertollano nos da la alegría de jugar los Play Off de ascenso con el grupo de jugadores actuales y esos refuerzos que se presumen vendrán a la ciudad industrial.