Edición mensual - Mayo de 2004 - Almodóvar

Lorenzo Díaz puso el colofón a las VI Jornadas Cervantinas

Con motivo de la celebración de las VI Jornadas Cervantinas, el Centro Cultural “Casa de la Marquesa” sirvió de escenario para la presentación en Almodóvar de los libros “La cocina del Quijote” y “La cocina del barroco” del comunicador y sociólogo natural de Solana del Pino, Lorenzo Díaz. Un acto en el que Díaz habló sobre la tradición culinaria del Valle de Alcudia y la gastronomía en tiempos de Cervantes. La Comarca mantuvo una breve entrevista con este afamado gastrónomo que siempre que puede acude a su lugar de origen para dejar bien claro sentimiento de pertenencia.

Julián Gómez

Nº 146 - Almodóvar

Imprimir

Julián Gómez.- ¿Qué impresiones has tenido al estar de nuevo en Almodóvar del Campo?

Lorenzo Díaz.- Ha sido un reencuentro con mi infancia, ya que siendo niño venía mucho a los “toros” de Almodóvar. Siempre está bien evocar el pasado, los sabores y reivindicar el papel hegemónico de la gastronomía de esta zona.

J. G.- Hace unas semanas te nombraron “mayoral del vino” en Valdepeñas ¿Qué supuso tal nombramiento para ti?

L. D.- Sinceramente, es uno de los títulos que me han concedido que más orgullo me produce ya que supone estar a la altura de otros mayorales que me han antecedido como Luis del Olmo, José Bono o Francisco Nieva. Para un señor como yo, el que me conviertan en adalid de los vinos valdepeñeros es todo un honor. Además, me dieron una noticia estupenda, y es que el alcalde de Valdepeñas ha decidido nombrarme hijo adoptivo de aquella localidad. No pretendo ser crítico pero recibo mejor trato en Valdepeñas, Almodóvar del Campo, Almagro, Villanueva de los Infantes, etc, que en Puertollano. Aunque ha sido allí donde me concedieron el premio Chambra si bien lo hizo una asociación particular. Tuve una sensación amarga porque en la entrega del premio Chambra no asistió el alcalde y aquello que me produjo un sentimiento de decepción. Por parte de la sociedad civil de Puertollano he recibido un trato correctísimo pero después de 40 años hablando de ese lugar, que menos que tener un gesto de delicadeza por parte de los representantes políticos.

J. G.- Antes has mencionado a Luis del Olmo y me ha venido a la cabeza la situación actual que atraviesa Onda Cero. ¿Se va a solventar dicha crisis?

L. D.- Llevo diez años en esta cadena de radio, está formada por un equipo de profesionales extraordinarios como Luis del Olmo, Carlos Herrera, Concha García Campoy, Javier Ares, etc. Espero que las contradicciones entre los propietarios se resuelvan pero sería una tragedia nacional que una cadena de la importancia de Onda Cero desapareciera. Espero que el contencioso quede resuelto antes de verano; pertenezco a una cadena radiofónica que es la segunda más escuchada del país y los profesionales queremos que se resuelva ya.

J. G.- ¿Qué opinas de la marcha de José Bono al gobierno central?

L. D.- Es un político ejemplar como ha quedado demostrado al gobernar tantas legislaturas. Como castellano-manchego estoy orgulloso de su gestión, pero una cosa es La Mancha y otra atravesar el Tajo. Ocupar un cargo en el ministerio requiere cierta brillantez y aún está un poco atolondrado. Espero que su vehemencia por las cosas y su irresistible deseo de hacer ruido mediático no lo lleve a ningún berenjenal. Confío en que no nos encontremos a un Bono que se parezca más a Trillo que a un hombre de Estado. Tiene que controlar sus excesos de protagonismo.

J. G.- Por último, ¿Qué proyectos literarios y radiofónicos te traes entre manos?

L. D.- Ahora mismo estoy inmerso en tres proyectos. Un libro a punto de terminar llamado “Casa de citas o la telebasura en España”. Se trata del tercer libro que escribo sobre esta temática, acerca del patético panorama que vivimos en el medio televisivo con la presencia de una pandilla de delincuentes que se han apropiado de los medios y han arrojado al infierno a los profesionales. Son monstruos mediáticos que no tienen oficio pero sí sacan beneficio.

Por otro lado, estoy realizando, junto a otros autores, un libro para Castilla-León que se llamará “El cochinillo segoviano”. Y por último, un tercer libro llamado “La radio busca” sobre los entresijos del mundo radiofónico. Te adelanto que posiblemente haga una incursión televisiva próximamente, pero si eso se produce ya os llevaréis la exclusiva.