Edición mensual - Febrero de 2004 - Deportes

El futbolista puertollanense, Raúl Molina, declara que no piensa moverse de la Unión Deportiva

Raúl Molina: “Me hace muy feliz sentir que la gente me quiere”

Corría el minuto 87 de juego ante el Toledo en el estadio Sánchez Menor el pasado 11 de enero. La afición de la U.D. Puertollano desesperaba ante lo que se presumía un nuevo empate del conjunto. Pero fue entonces cuando un nuevo pero conocidísimo futbolista de Puertollano haría saltar al público de sus asientos. Él era Raúl Molina, rescatado del Orihuela C. F., que con un gol daría a la afición local tres puntos de oro, tal y como ocurriera una jornada anterior, el de su debut, en casa del Torpedo 66. Con la simpatía y la humildad que le caracteriza nos concedió esta entrevista para La Comarca de Puertollano donde repasa pasado, presente y futuro de este “ratón” del área contraria. Bienvenido a tu casa.

César Cubero

Nº 142 - Deportes

Imprimir

César Cubero.- La primera pregunta es casi obligada: ¿Te sientes contento por tu vuelta a Puertollano y vestir los colores del equipo de tu ciudad?

Raúl Molina.- Por su puesto que sí. Estoy muy contento. Fíjate, dos partidos, dos goles y seis pun-tos. Además he notado esa nueva “ilusión” por la Unión Deportiva Puertollano entre la población.

C. C.- Me supongo que te llenaría de orgullo la llamada de la U. D. Puertollano para que jugaras esta temporada. ¿Cómo se fueron produciendo las negociaciones y por qué te decidiste abandonar el que era por entonces tu equipo el Orihuela C. F.?

R. M.- Todo empieza porque en el club donde jugaba, el Ori-huela C. F. estaba teniendo problemas extrade-portivos, sobre todo económicos. Y como en estos casos suele ocurrir, los jugadores somos los más perjudicados. Yo estaba en la situación de tener que mantener una esposa y una hija pequeña y también estaba un poco harto de tener que hacer la maleta e irme a otro equipo para jugar. Entre medias la U. D. Puertollano me llamó para ofrecerme una oferta para jugar en el equipo de mi ciudad. No me lo pensé ni un instante. Se lo comuniqué al Orihuela, ellos lo comprendieron y no pusieron impedimento alguno. Me supongo que mi vuelta a Puertollano habrá sentado contradictorio en el fútbol murciano, porque allí me he forjado un nombre, pero espero que lo hayan comprendido.

C. C.- Siete años y medio son bastantes años como para coger experiencia y vivir muchos momentos, buenos y malos. Cuéntanos, ¿cómo te ha ido tanto por tierras andaluzas como murcianas?

R. M.- Como experiencia ha sido muy positiva. Han sido siete años y medio jugando todos ellos en equipos con objetivos muy ambiciosos por luchar en lo más alto de la clasificación y optar a las liguillas de ascenso. En Almería no se me dio muy bien. Jugué poco, hice pocos goles y la situación del equipo no fue buena pues cambiamos de entrenador tres veces. En el San Fernando estuve cerca de conseguir el ascenso a

la 2ª B. De este equipo guardo muy buenos recuerdos, pues teníamos muchas ilusiones puestas y aunque su final no fue nada positivo pues no pudimos conseguir un ascenso casi seguro, me quedo con el ambiente se experimenté. Puede que haya sido mi mayor decepción como futbolista. Después me marché al Yeclano C. F. En la temporada 2.001/2.002 firmé por el Sangonera Atl., con el que luchamos por ascender, pero no pudo ser pues quien lo consiguió fue un gran Valencia B. La temporada siguiente fiché por la A. D. Mar Menor, con el que batimos record de goles a favor. Fue un equipo que jugábamos muy buen fútbol y además marcamos muchos goles, pero en la liguilla nos quedamos a puertas de conseguir el ascenso. Y por último con el Orihuela C. F., con los problemas que antes he mencionado.

C. C.- ¿Qué tal te has adaptado a la U. D. Puertollano, con tus nuevos compañeros, con el entrenador y su sistema? ¿Conocías de antemano a Antonio de la Torre “Torreca”?

R. M.- Me he adaptado bien. Ya me habían hablado de él. Sé que es un entrenador que trabaja mucho el orden, la actitud defensiva, la preparación física. También le gusta la disciplina y el trabajo táctico. Lo que ocurre es que nos cuesta trabajo al equipo salir adelante en las tareas ofensivas, máxime cuando al mister le gusta montar el ataque conduciendo el balón al toque. En cuanto al equipo creo que vamos a estar en la pomada, a estar ahí arriba luchando por entrar en la liga de ascenso. Somos muchos los equipos que vamos a pelear por estos puestos de la clasificación. Lo que debemos hacer es no dejar de escapar más puntos en casa.

C. C.- ¿Qué opinas del vestuario? ¿Crees que hay equipo para lograr algo grande esta temporada?

R. M.- Ha equipo, además apunta fuerte y te aseguro que vamos a pelear hasta el final. Lo que tenemos que hacer es trabajar domingo a domingo honradamente y luchar partido a partido. Pero hay equipo que tienen muchos intereses y grandes presupuestos. Creo que el Hellín va a estar ahí pues ya ha puesto que ha abierto una brecha de puntos con sus perseguidores.

C. C.- Tu contrato con la U. D. Puertollano llega hasta final de temporada. ¿Qué pasará con Raúl Molina cuando finalice ésta?

R. M.- No habrá ningún problema en renovar por más tiempo con la Unión Deportiva si llegamos a un acuerdo que satisfaga ambas partes. Pero de momento no entran en mis planes volverme a marchar fuera de Puertollano.

C. C.- Y por último, ¿has notado en la calle que la afición azul tenía antojo de Raúl Molina?

R. M.- La gente me está demostrando a diario su cariño hacia mí. Me tratan como a un jugador de élite. La verdad es que me siento orgulloso y muy agradecido por la gente de mi pueblo. Me hace muy feliz el saber que mi gente me sigue queriendo.