Edición mensual - Junio de 2003 - Opinión

1º de mayo

CNT - Puertollano

Nº 132 - Opinión

Imprimir

Desde el Sindicato CNT tenemos que hacer público y aclarar una serie de acontecimientos acaecidos en relación a la celebración del 1º de mayo:

Nuestro deseo era el conmemorar, como el año anterior, este día de reivindicación de una forma pacífica y junto con el resto de trabajadores que se manifestaron en este día tan señalado para la clase trabajadora. Pero este año teníamos que mostrar nuestra protesta hacia la actitud antidemocrática y totalitaria que han mostrado los dirigentes de CCOO, y es por ello que tras la manifestación nos fuimos del lugar, en señal de protesta, en donde el Secretario Provincial de CCOO iba a dirigirse al público.

El año pasado hicimos nuestra solicitud de disponer de la Concha de la Música antes que cualquier otro sindicato, pero poníamos nuestro empeño en negociar entre los sindicatos de la localidad el uso racional de dicho espacio público. Pero tras numerosas trabas puestas por la Subdelegación de Gobierno, Ayuntamiento y la negativa en redondo de CCOO, pudimos dirigirnos a los trabajadores de Puertollano al finalizar el acto de CCOO y UGT, es decir alrededor de las 13´30. Esto se debió al compromiso personal del Ayuntamiento de que nuestro sindicato podría hacer uso del espacio público de la Concha de la Música justo después del acto de CCOO y UGT, con lo cual, aquel que quiso pudo quedarse un rato más y escuchar lo que la CNT tenía que comunicar a los trabajadores de Puertollano.

Pero tras un mitin en el cual se criticaba la situación laboral, gobierno del PP, etc., también se vertían críticas en contra del sindicalismo asociado al poder estatal y a la labor realizada por el PSOE durante las reconversiones industriales hechas durante el Felipismo. Esto no gusto ni a CCOO ni al Ayuntamiento, y claro, para el año siguiente había que hacer algo.

Con la agresión estadounidense a Irak, la CNT en Puertollano ha demostrado que no le duelen prendas en colaborar con otros grupos políticos y sindicales, siempre que haya objetivos comunes. Hemos colaborado en todo lo posible para que la Plataforma siguiese adelante e hiciese valer su presencia en Puertollano. Testigo de esto son los propios miembros de la Plataforma y los miles de ciudadanos que han acudido a las movilizaciones. Además, cuando ha sido necesario, hemos defendido la unidad de acción sindical en los tajos cuando los planteamientos han sido similares, siempre pensando en lo mejor para los trabajadores en conflicto. Pero parece ser que algunos dirigentes de CCOO, que no su militancia y afiliados, están interesados en hacer callar la voz de la CNT y que los trabajadores de Puertollano no puedan escuchar nuestros planteamientos e ideas. Por lo visto a Fulgencio Ruiz y algunos dirigentes más de CCOO, provinciales o comarcales, no les gusta que la CNT critique sus acciones sindicales, y para evitarlo recurren al juego sucio pidiendo el uso de la Concha de la Música el ¡4 de febrero! desde las 11´00 hasta las 15´00, y el Ayuntamiento se lo concede en Comisión de Gobierno del 26 de febrero. Además, CCOO se cierra en banda para llegar a un acuerdo en la distribución de horarios, sin importarle atentar contra la libertad sindical y de expresión de otro sindicato. Todo esto aderezado con el visto bueno del Ayuntamiento, ya que de un año para otro actúa de distinta forma teniendo dos varas de medir, el primer año habla de compartir el espació público y este año se apresura a concederlo el 26 de febrero ¿será porque las elecciones están cerca y se ponen nerviosos? Si no fuera poco, estos funcionarios del sindicalismo amarillo, utilizan a unos compañeros que, ajenos a la trama, tocarán varios temas de música durante casi 1 hora para que la presencia de gente en la concha se vaya haciendo menor. Así pues, pudimos hacer uso de nuestro derecho a expresarnos a la hora fijada previamente por el Ayuntamiento, es decir las 14´30, una hora a todas luces desapropiada.

Por lo visto, los dirigentes de CCOO se creen que la fiesta del 1º mayo les pertenece. La verdad que están bien equivocados porque la conmemoración de este día no pertenece a ningún sindicato, sino a los trabajadores mismos que tienen el derecho de escuchar a todas las centrales sindicales de nuestra localidad y provincia. Ante esta situación nos hacemos una pregunta: si intentan hacernos callar ¿será que CCOO no están seguros de sus acciones sindicales? ¿acaso saben que lo que firman y pactan va en contra del trabajador y temen que este se de cuenta? La respuesta la tienes tú.