Edición mensual - Junio de 2003 - Opinión

Balance de dos años; TÁBULA, amigos de los libros

L. Monje (Vocal de TÁBULA)

Nº 132 - Opinión

Imprimir

Hace dos años se fundó la Asociación de Amigos de la Biblioteca “Tábula”. Al igual que todos los comienzos, su creación supuso una fuente de energía y motivación que impulsaba nuestro “viaje”, aunque sabemos que la ilusión no exime del esfuerzo y el cansancio. La mayoría de los integrantes de la asociación veníamos colaborando con la Biblioteca habitualmente ayudando en la realización de actividades y proyectos que desde ésta se organizaban. Luis Fernando nos animó a dar carácter o formato institucional a nuestras inquietudes y hobbies. Queríamos consolidar lo que veníamos haciendo de una forma intermitente. De esta forma hemos sistematizado nuestra ayuda (personal y presupuestaria).

Nuestros primeros pasos como asociación tuvieron lugar en la Feria del Libro que organiza la Biblioteca Municipal. En dos de sus últimas ediciones, pudimos llevar a cabo actividades destinadas a la atención e información de cuantas personas se acercaban a las casetas. También hicimos un hueco para la informática. Gracias a la instalación en una de las casetas de varios ordenadores los muchachos, principalmente, pudieron disfrutar con diferentes programas y juegos informáticos que pusimos a su alcance.

Hemos participado, a su vez, en las Escuelas de Verano que organiza la Biblioteca en colaboración con el programa Escuela de Salud. Los talleres de manualidades, dibujo y pintura, inglés recreativo e informática básica son ya clásicos en la Escuela de Verano. Este año propusimos el planteamiento de nuevos talleres que diversifiquen la oferta.

Una de las tareas más gratificantes que emprendimos fue la decoración de la Biblioteca Infantil y Juvenil. Para ello contamos con la ayuda de dos de nuestras compañeras, Sonia y Montse, quienes, entre otras cosas, con su creatividad y buen hacer dieron a las instalaciones un ambiente más acogedor, más divertido y agradable. Decoraron los ventanales de cristal con dibujos alegres y coloridos, dibujaron los paneles indicativos de las materias bibliográficas, pintaron diversos objetos decorativos.

Continuamos ayudando en la decoración de las instalaciones. Esta vez se trataba de dar un toque de color a las estanterías. Amarillo, verde, rojo y azul fueron los colores elegidos para forrar las baldas que albergan tantos libros, cuentos y magia. Otra de nuestras compañeras, Eva, se armó de paciencia y «maña» para abordar tan entretenida tarea.

A su vez, hemos elaborado una guía sobre la Biblioteca Infantil y Juvenil dedicada a los escolares que cada año se acercan a la biblioteca para conocer su funcionamiento. Fueron Rosa, Mª José, María y Laura quienes se encargaron de ello. De una forma breve, sencilla y atractiva han querido dar a conocer a los chicos y chicas de Puertollano todo lo que les ofrece un lugar especialmente pensado para ellos.

Al tiempo que escribo estos renglones, descubro cómo la Biblioteca Infantil y Juvenil ha sido el centro de atención de nuestros proyectos.

En los últimos meses, hemos tenido tiempo de realizar nuevas propuestas que han sido incluidas en el Proyecto General de Actividades de la Biblioteca para el año 2003. La animación a la lectura es uno de los temas que nos atraen. También elaboraremos hojas informativas que salgan cada dos meses y que incluyan aspectos como las novedades editoriales, entrevistas con autores, reseñas de libros publicados, recomendaciones, etc.

Queremos colaborar en la puesta en marcha del programa «Sábados Infantiles», una propuesta que pretende ser una alternativa lúdica y didáctica para público infantil y juvenil en las mañanas de los sábados. Se organizarán actividades variadas y de animación (cuentacuentos, proyección de películas, talleres, concursos,... etc.) que permitan a los niños pasar un rato divertido y ameno en las instalaciones de la Biblioteca Infantil Nuestra labor es modesta pero gratificante.

Avanzamos poco a poco y procuramos mejorar, en la medida de nuestras posibilidades, la realidad que nos rodea. Así pues, ya nos conocéis, ahora nos gustaría conocer a personas que compartan nuestras inquietudes. Nos reunimos con frecuencia por las tardes en la Biblioteca. Si os animáis preguntad allí por nosotros.