Edición mensual - Abril de 2003 - Deportes

El conjunto del C. B. Puertollano se encuentra en la lucha por el ascenso a la EBA

Javier Barba: “La virtud de este equipo es la capacidad de trabajo”

César Cubero

Nº 129 - Deportes

Imprimir

“Cuando empezamos a trabajar en el mes de septiembre para competir en la presente temporada, nuestra idea era estar arriba”. Estas son las palabras del entrenador del C. B. Puertollano al echar la vista atrás, tan sólo hace siete meses cuando planificaban la plantilla y el trabajo a desarrollar para le presente temporada. Y quién se lo iba a decir, líderes en la Primera Nacional de su grupo y a muy pocos pasos para conseguir un ascenso que llenaría de ilusión a los que son fieles a este deporte de “altura”.

Filosofía acertada

Para el míster Javi Barba “este equipo no tiene secretos, “si por único secreto, por decirlo así, es la capacidad de trabajo que tienen sus jugadores”.

Javi Barba reconoce y recuerda que hace cinco años, justo cuando empezó su aventura en el banquillo puertollanense, este equipo luchaba por la permanencia en la categoría y ahora están liderando el grupo.

Asimismo le da mucha importancia al hecho de que las cosas hayan salido bien desde el principio “algo que nos ha dado mucha confianza en nosotros mismos”. A la pregunta de si esta temporada está resultando más fácil que las anteriores, nos indica que “cada temporada es diferente. Antes había equipos como el CEI Toledo y Hellín que eran muy buenos y apenas te daban opciones, con lo que competitividad con respecto a ellos era casi nula. Ahora tanto los de arriba como los de abajo plantan cara en todos los partidos”. Pero su respuesta va mas allá, y lo que nos aclara es que el C. B. Puertollano “se ha amoldado a la categoría, la conocemos mejor y con un método de trabajo durante cinco años con una plantilla que prácticamente ha sido siempre la misma”.

Y es ahí donde incide el técnico ciudadrealeño. La filosofía del conjunto puertollanense de seguir trabajando con la cantera e incorporar y renovar el primer equipo integrando a jugadores jóvenes es un logro que desde el propio técnico quiere aplaudir. “Todo el equipo es un conjunto; trabajo, cantera y plantilla. No somos un equipo que se caracterice por su altura. Esto lo tenemos que suplir con trabajo duro en defensa, correr mucho en la cancha, imponer al rival un ritmo muy alto de partido y lanzar mucho a canasta”. Pero además destaca la evolución técnica de su plantilla a lo largo de estos cinco años. Para Barba “la plantilla tiene una virtud, que es muy trabajadora, se ha ido haciendo muy dura y tiene mucha concentración”.

Hombres veteranos como Javier Arroyo, Jesús Muñiz o Lucio, se mezclan en la lista de convocados con hombres tan imprescindibles como Fran, Cruz o Bermejo entre otros. Todos son conscientes de la situación en la que están, con lo que no hace falta motivación alguna por parte del entrenador, pues el verse en la cima de la liga da algo más que alas a este equipo. Javier Barba nos indica que “a veces hay que levantar el pie del acelerador para que no se extramotiven”.

Sin lugar a dudas la ilusión de Javier Barba, como la del resto de la plantilla, sería el ascenso. “Por la menos intentarlo, pero es difícil. Equipos como Madrigueras, Polígono y Almansa están al acecho del primer puesto. La situación ahora mismo es cómoda pero no es para lanzar las campanas al vuelo y sobre todo no hay que confiarse”. En este sentido el técnico nos recuerda que ya el año pasado esta misma ilusión se les truncó al final de la pasada campaña. Pero el ascenso es algo “que me gustaría muchísimo, sigue diciendo, por la ambición que hemos demostrado a lo largo de estos últimos años”.

Pero Javier Barba mantiene los pies en el suelo, y ante el desenlace final de esta bonita historia, el técnico del C. B. Puertollano dará por buena la temporada, “ocurra lo que ocurra, pase lo que pase, la temporada la consideraré como muy buena. Pero al menos intentaremos llegar hasta el final con opciones del título”.

Conversando sobre sus inicios en el conjunto local, el técnico ni se plantea cuanto tiempo más puede seguir en el banquillo del C. B. Puertollano. “Hoy estoy aquí y mañana puedo estar allí. Mi primer y único objetivo es acabar esta temporada y el año que viene dios dirá. Lo que realmente me preocupa es el planteamiento de los partidos que nos quedan”. Y que no son fáciles.