InicioRegiónCastilla-La Mancha destina 3,9 millones a la gestión integral de la nueva...

La infraestructura de titularidad pública cuenta con 40 plazas

Castilla-La Mancha destina 3,9 millones a la gestión integral de la nueva residencia de mayores de Cañete

El Consejo de Gobierno celebrado ayer autorizó un gasto de 3.893.374 euros para la licitación del contrato de servicios sociales para la gestión integral de la nueva residencia para personas mayores de Cañete (Cuenca), cuya titularidad pertenece a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El contrato suscrito es por un periodo de tres años -se prevé el inicio para el 1 de septiembre- e incluye los servicios de dirección y administración, atención a la salud y técnica sociosanitaria, atención auxiliar sociosanitaria, atención social y animación sociocultural, limpieza, lavandería, mantenimiento, recepción, conserjería y restauración.

La consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, ha destacado que el incremento del número de centros y plazas residenciales por parte del Gobierno que preside Emiliano García-Page se está realizando con “una estrategia que pasa por mejorar en la situación de los centros residenciales existentes y de los servicios que atienden a personas mayores desde el punto de vista de ese envejecimiento activo y de permanecer el mayor tiempo posible en su domicilio para garantizar una independencia y una calidad de vida que las personas mayores”.

Pero cuando esto no es posible, Blanca Fernández ha indicado que la solución pasa por ofertar plazas residenciales y, además, “hacerlo en una zona rural como Cañete es importante, porque es la única manera de poder garantizar a las personas mayores que no abandonen sus pueblos o su comarca en el último tramo de sus vidas”.

Cabe recordar que Cañete es un municipio ubicado en la zona este de la provincia de Cuenca, situado a 71 kilómetros de la capital y que, en un radio de 40 kilómetros, únicamente se encuentran cuatro residencias de mayores que suman 269 plazas.

Unas residencias que además son espacios idóneos para atender a personas mayores que se encuentran en situación de dependencia, que se ven afectadas por procesos de enfermedad crónica o que requieran de una atención residencial integral, pero también a aquellas otras que necesitan acceder a los servicios del centro de manera temporal, periódica o indefinida para ser atendidas en sus procesos específicos de ayuda, cuidado o recuperación.

Todo ello bajo la dirección y planificación de la Consejería de Bienestar Social, sobre quien también recae la responsabilidad de determinar los criterios y modelos de colaboración y concertación con las entidades para el desarrollo de los servicios destinados a las personas mayores de la región y, además, hacerlo con la exigencia de adaptación permanente a las necesidades cambiantes.

Con estas premisas, y en el caso que nos ocupa, la consejera y portavoz ha incidido en que la atención integral desde el punto de visto sociosanitario estará garantizada para las 40 personas que podrán hacer uso de la residencia de mayores de Cañete, desarrollando para ello un espacio de alojamiento, convivencia y servicios adecuados a las necesidades de las personas usuarias. Todo ello con la colaboración del Ayuntamiento de Cañete que, a finales de 2020 acordó ceder de forma gratuita un inmueble para que hoy sea una realidad la nueva residencia de mayores en la localidad.

Estrategia frente al envejecimiento y la despoblación

Precisamente, la decisión de generar plazas residenciales en Cuenca tiene su principal fundamento en que esta provincia registra el mayor porcentaje de personas mayores de 65 años de la región. Concretamente. el 23,2 por ciento del total, lo que supone cuatro puntos por encima de la media autonómica.

Directamente relacionado con todo ello, hay que aludir a la estrategia de Castilla-La Mancha para hacer frente a la despoblación, cuya máxima pasa por garantizar los servicios en el mundo rural, en este caso de carácter social. Y hacerlo con un planteamiento con el que impulsar la construcción de residencias de mayores en zonas afectadas por la despoblación, ya que suelen ser zonas muy envejecidas. Con dicha construcción, además, se genera empleo, en su mayor parte empleo femenino.

En este sentido, las empresas y emprendedores que decidan apostar por instalarse en el medio rural tendrán un 40 por ciento más de ayudas y un fondo que garantiza la financiación de sus proyectos.

Más de 230 millones para el mantenimiento de plazas en residencias

Para finalizar, la consejera portavoz ha aludido al esfuerzo del Gobierno de Castilla-La Mancha en esta materia, al subrayar que “le dedicamos 230 millones de euros al mantenimiento y creación de plazas residenciales todos los años y a ello hay que sumarle las estancias diurnas, las estancias temporales o las viviendas tuteladas”.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO