InicioRegiónCastilla-La Mancha destaca la protección y seguridad que garantiza el turno de...

En las jornadas organizadas por el Colegio de Abogados de Toledo

Castilla-La Mancha destaca la protección y seguridad que garantiza el turno de oficio a las mujeres víctimas de violencia machista

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha subrayado la importancia de la formación para las personas que trabajan en el turno de oficio especializado en materia de violencia machista, ya que cada vez se denuncian más hechos que antes no se denunciaban.

Así lo ha manifestado la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, en la inauguración de las Jornadas sobre Violencia de Género organizadas por el Colegio de Abogados de Toledo, que han contado con la presencia del decano del mismo, Ángel José Cervantes.

Blanca Fernández ha remarcado que la especialización del turno de oficio permite que muchas mujeres, que no tienen recursos económicos, sean atendidas “con una especialización extraordinaria”, lo que hace posible que una mujer que se encuentra en situación de vulnerabilidad extrema “tenga la seguridad de que le atiende una magnífica abogada o abogado, y que es el Estado a través de la justicia gratuita quien la protege. Esto es motivo de satisfacción para el conjunto de la sociedad”.

Por todas estas razones, la consejera ha agradecido a estas abogadas y abogados que hayan decidido dedicar parte de su tiempo y de su vida a proteger así a las víctimas de violencia machista, una labor “muy útil” ya que, tal y como ha destacado, “la prevalencia de la violencia de género en España está muy por debajo de la media europea y de la media mundial”.

En concreto, Blanca Fernández ha explicado que, según un estudio de la organización Mundial de la Salud (OMS), el 27 por ciento de las mujeres del plantea han sufrido violencia sexual y física en el ámbito de la pareja y la expareja, un índice que en Europa baja al 15 por ciento y en España se sitúa en el 13 por ciento, es decir, la mitad que en el resto del mundo y dos puntos por debajo de Europa.

La responsable regional de Igualdad también ha recordado que la Ley Integral de Protección contra la Violencia de Género ha conseguido reducir en sus 18 años de vida hasta un 40 por ciento las víctimas de violencia machista, ya que se ha pasado de unos 70 asesinatos al año a una media en los últimos años de entre 40 y 50.

Avance notable gracias a la unidad de la sociedad

En este sentido, Blanca Fernández ha señalado que “todavía es muy grave el problema, pero hemos avanzado notablemente y eso se ha hecho desde la unidad y haciendo un diagnóstico adecuado, el que se hizo con esta ley que concluyó que existe una violencia específica que se ejerce contra las mujeres por razones de género”. Las medidas y recursos para acabar con esta violencia han dados sus frutos y han hecho posible que España tenga la mitad de la prevalencia de ese tipo de violencia que la media mundial, según ha añadido la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional.

“Por tanto, algo estaremos haciendo bien y en este camino hay que seguir trabajando”, ha remarcado la consejera, que ha apostado por la pedagogía para combatir el negacionismo de la violencia machista que debilita a las víctimas y empodera al maltratador.

La consejera también ha mostrado al Colegio de Abogados de Toledo la disposición del Gobierno de Castilla-La Mancha para mejorar la formación de las y los profesionales que trabajan en el turno de oficio y ahondar en la mejora de este servicio.

La Educación, pilar esencial contra la violencia de género

En el conjunto de la sociedad, Blanca Fernández ha apostado por la Educación, “que es esencial”, así como “por continuar con el cambio social que ha promovido, en los últimos años y cada vez más, que mujeres y hombres se miren de igual a igual, aunque aún quedan muchos estereotipos de género que, entre otras cosas, cargan a las mujeres con la responsabilidad de los cuidados”.

Finalmente, la consejera ha abogado por campañas de sensibilización dirigidas a la ciudadanía adulta y, sobre todo, por proteger a las víctimas desde el ámbito de la justicia, de la acción política, la acción social y también desde el discurso político “porque nuestras palabras importan y si decimos que la violencia de género no existe estamos haciendo daño a las víctimas”. En resumen, “hay que protegerlas y ayudar a que salgan del círculo de la violencia, tendiéndoles la mano entre todas y todos”, ha incidido Blanca Fernández.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO