InicioRegiónCastilla-La Mancha autoriza la redacción del proyecto para dotar al 1-1-2 de...

Gestiona una media de 3.800 llamadas diarias

Castilla-La Mancha autoriza la redacción del proyecto para dotar al 1-1-2 de un edificio más moderno, funcional y accesible

El Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha tendrá un nuevo edificio que lo hará “más funcional, más moderno y más accesible, también más sostenible, que sus actuales instalaciones”.

Así lo ha anunciado la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, después de que ayer el Consejo de Gobierno aprobara el primer paso que consiste en el Acuerdo que autorizó un gasto de 761.641 euros para el contrato de servicios de redacción del proyecto, dirección de obra, estudio y coordinación de seguridad y salud que dará paso a la construcción del nuevo edificio de la Dirección General de Protección Ciudadana – 112.

Con estas nuevas dependencias, que acogerán la Sala de Coordinación, así como los servicios y departamentos que dan soporte a la misma, se reforzará el buen servicio que presta el 1-1-2 de Castilla-La Mancha a la ciudadanía las 24 horas de los 365 días del año, tal y como ha puesto en valor Blanca Fernández.

La consejera portavoz ha explicado que, una vez superada esta fase de licitación, las obras tendrán un plazo de ejecución de 29 meses y supondrán la demolición de los edificios que albergan las dependencias actuales de este servicio, que datan de los años 60, para su sustitución por el nuevo edificio.

Esta actuación, además, conllevará la reurbanización de la parcela ubicada en la Escuela de Caza dependiente de la Junta de Comunidades. “Un proyecto que forma parte de la estrategia iniciada en 2015 y que ha supuesto incrementar más de un 30 por ciento el presupuesto destinado a Protección Ciudadana para acometer la modernización de este servicio de emergencias; dotarlo de más recursos humanos y materiales, incluido un centro de respaldo, y llevar a cabo además una profunda transformación digital que ha servido mucho para una mayor eficacia y más pronta y corta respuesta ante una situación de emergencia”.

Labor esencial que salva vidas

Unas mejoras considerables que, a juicio de Blanca Fernández, son más que merecidas para las 200 personas trabajadoras del servicio 1-1-2 entre operadores de demanda, personal sanitario y Guardia Civil, que desempeñan una labor esencial que en muchos casos salva vidas.

Para ilustrar el trabajo que se lleva a cabo en el 1-1-2, la portavoz del Ejecutivo castellanomanchego ha dado varias cifras contundentes, entre ellas, las 3.800 llamadas diarias que se gestionan de media, o los 38 millones de llamadas atendidas, los once millones de incidencias gestionadas o los seis millones de recursos movilizados en los 20 años de vida desde que se creó este servicio de emergencias.

Por último, Blanca Fernández ha incidido en que toda esta labor ha sido refrendada por las personas usuarias del teléfono 1-1-2, “uno de los servicios mejor valorados del Gobierno de Castilla-La Mancha con un sobresaliente por parte de las personas que lo utilizan, y eso habla muy bien de las y los profesionales que trabajan en el mismo”.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO