InicioRegiónCastilla-La Mancha apuesta por la Práctica Clínica Basada en la Evidencia dentro...

En el Simposio de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados, organizado por el Instituto de Salud Carlos III

Castilla-La Mancha apuesta por la Práctica Clínica Basada en la Evidencia dentro de la estrategia para mejorar los cuidados

El Gobierno de Castilla-La Mancha sigue apostando por incorporar, fomentar y desarrollar la cultura de la Práctica Clínica Basada en la Evidencia en toda la red de centros sanitarios del SESCAM como parte fundamental de la estrategia del Plan de Salud de Castilla-La Mancha para mejorar los cuidados.

Así lo ha puesto de manifiesto la directora general de Cuidados y Calidad del SESCAM, Begoña Fernández, durante su participación en el Simposio de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados, organizado por el Instituto de Salud Carlos III, para actualizar la situación de estos centros, instituciones sanitarias como hospitales, centros de larga estancia, centros de Atención Primaria y otros centros públicos relacionados con la atención sanitaria, que se comprometen a implantar guías de buenas prácticas en salud, con protagonismo de la labor desarrollada por las enfermeras.

Durante su intervención, Fernández ha explicado que la creación en Castilla-La Mancha del Host Regional brinda la oportunidad de expandir este modelo a todas las gerencias de la Comunidad Autónoma, siguiendo una metodología que está demostrando ser efectiva para mejorar la gestión de las estructuras sanitarias, los procesos clínicos, así como mejorar los resultados en salud de las personas.

En este sentido, ha destacado que participar en este programa ha supuesto para los profesionales del SESCAM, una mejora en la comunicación y trabajo en equipos multidisciplinares, y una actualización de conocimientos basados en la evidencia, disminuyendo la variabilidad en la práctica clínica. “Especialmente para las enfermeras, ha quedado demostrando su capacidad para liderar iniciativas relacionadas con la calidad de los cuidados, además de fomentar la investigación en su propio marco de conocimientos”, ha puntualizado.

Además, ha señalado que para los usuarios del SESCAM está suponiendo una mejora en la calidad y seguridad de los cuidados que reciben. “Algunos datos que podemos destacar son la reducción del dolor intenso en más del 80 por ciento en los pacientes intervenidos quirúrgicamente; el descenso del 47 por ciento en la incidencia de lesiones por presión nosocomiales y que, al alta hospitalaria, la alimentación de los bebés con lactancia materna exclusiva sea de casi un 80 por ciento y hasta los seis meses se ha incrementado en más del 50 por ciento. Y, un aspecto relacionado con la calidad de vida del paciente con Ostomía, el marcaje preoperatorio del estoma se realiza actualmente en un 90 por ciento de los casos”, ha explicado la directora general.

Fernández ha recordado que Castilla-La Mancha cuenta con dos gerencias acreditadas como Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados, la GAI de Albacete desde el 2012 y la GAI de Alcázar de San Juan desde el 2015, y que desde la creación del Host Regional de Castilla-La Mancha en 2021, las gerencias de Cuenca y Guadalajara se han unido como centros candidatos a formar parte del proyecto.

“Otros tres centros que no han conseguido ser candidatos han decidido trabajar según esta metodología con el Programa Sumamos Excelencia y volverán a intentarlo en la próxima convocatoria”, ha puntualizado Fernández.

Albacete, décimo aniversario

Durante el Simposio, se ha realizado una entrega de diplomas a los seis centros que celebran su décimo aniversario (cohorte 2012-2021) como Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados, entre los que se encuentra la Gerencia de Atención Integrada de Albacete.

“En estos diez años se ha conseguido la implantación de siete Guías de Práctica Clínica en Castilla-La Mancha que son Valoración y prevención de lesiones por presión; Manejo de Lesiones por presión; Cuidado y manejo de ostomía; Lactancia Materna; Prevención de Caídas; Valoración y manejo del Dolor; y Atención a pacientes con ictus; y, a partir de este año 2022, gracias a la incorporación de los centros candidatos, se ha iniciado la implantación de nuevas guías que tratan sobre el manejo vesical e intestinal e intervenciones para reducir el consumo de tabaco, además de implantar otras guías comunes a los centros acreditados”, ha explicado Fernández.

Las guías de buenas prácticas en cuidados son herramientas que proporcionan directrices y recomendaciones basadas en la evidencia, para asistir a los profesionales y también a los usuarios en la toma de decisiones, con el fin de mejorar los cuidados, enriquecer la práctica profesional y obtener mejores resultados en salud. En este sentido, el programa ‘BPSO’ ha demostrado ser un valioso instrumento para optimizar la calidad de estas atenciones sanitarias y ayudar a resolver problemas en el ámbito clínico, entre otras ventajas.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO