InicioRegiónCastilla-La Mancha aprueba el Plan Regional de Adicciones con el acento puesto...

Da respuesta a las adicciones más habituales y a las nuevas necesidades planteadas

Castilla-La Mancha aprueba el Plan Regional de Adicciones con el acento puesto en la prevención ante las nuevas tecnologías

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado el Plan Regional de Adicciones Horizonte 2025, un plan de prevención y de atención diseñado por la Consejería de Sanidad en colaboración con la Fundación Sociosanitaria y el SESCAM, tal como ha explicado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, en la rueda de prensa para informar sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno.

“Este plan promoverá intervenciones en materia de drogodependencias y de otros comportamientos adictivos, como son el juego patológico, el abuso de las nuevas tecnologías u otras adicciones, al mismo tiempo que posibilita la necesaria coordinación con la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, el aprovechamiento de los recursos dependientes de distintas Administraciones y la participación de las organizaciones no gubernamentales en la realización de actuaciones coordinadas”, en palabras de la portavoz.

La principal novedad es que, por primera vez, el Plan Regional de Adicciones forma parte del Plan de Salud de Castilla-La Mancha-Horizonte 2025, integrándose como un plan específico en el conjunto de las actuaciones previstas en la región en materia de salud, lo que implica una mayor coordinación, un mejor aprovechamiento de los recursos y facilita el desarrollo de actuaciones globales para la mejora de la salud de la población en la región.

Por otro lado, y también por primera vez, el propio título del plan se centra únicamente en las adicciones, de las que las drogodependencias son solo una parte importante, poniendo así de manifiesto la importancia de los comportamientos adictivos no vinculados al consumo de sustancias, especialmente el juego patológico.

Análisis extenso desarrollado en cinco grandes áreas

El Plan Regional de Adicciones consta de 13 apartados en los que se describen los antecedentes, el marco institucional y normativo, los órganos de dirección, coordinación y participación, el periodo de vigencia, el análisis de la situación del consumo de drogas y otros comportamientos adictivos, su evolución y características actuales, la evaluación de las actividades y recursos en materia de drogodependencias durante el período 2015-2020, el análisis de las necesidades detectadas, los principios rectores de la intervención, sus objetivos generales, los objetivos específicos, acciones y actividades previstas y la financiación, la Investigación y sistemas de información y la coordinación y participación.

Blanca Fernández ha destacado que está organizado en cinco áreas básicas y prevé la realización de 87 acciones que se concretan en 183 actividades. Estas cinco áreas son la prevención, en la que la consejera ha hecho especial énfasis “como punto más importante especialmente en menores, trabajando desde los ámbitos familiar y escolar, no solo sobre el consumo de alcohol, tabaco, cannabis u otras drogas, sino también en otras adicciones como los juegos de azar y el uso abusivo de internet, las nuevas tecnologías y los dispositivos electrónicos”; junto a la prevención, las otras áreas son la atención a las personas con adicciones, la formación, la investigación y sistemas de información y la coordinación y participación.

La prevención como objetivo principal

En cuanto a sus objetivos, la consejera y portavoz ha enumerado la reducción del consumo de drogas y otras conductas; retrasar la edad inicial del consumo de drogas y otras conductas adictivas; mejorar la detección precoz de las adicciones y el acceso precoz a los tratamientos; mejorar los resultados del tratamiento de las personas con adicciones y su calidad de vida; mejorar los conocimientos y la capacitación de los colectivos profesionales que intervienen: mejorar los sistemas de información que permitan conocer la evolución de las adicciones y sus consecuencias en Castilla-La Mancha; potenciar la investigación; favorecer la participación de la comunidad y de las entidades sin fin de lucro y finalmente mejorar la coordinación y la participación de las distintas administraciones.

Análisis actualizado de adicciones

Este plan realiza un análisis actualizado de la situación de las adicciones en Castilla-La Mancha, de las necesidades que ello implica y ofrece una respuesta ajustada a éstas. Y entre las novedades que aporta, la consejera y portavoz ha citado la mayor atención prestada a las adicciones comportamentales, especialmente el juego patológico, el refuerzo de las intervenciones preventivas a través de las redes sociales como nuevo canal de comunicación con los jóvenes, y una mayor colaboración con el tejido asociativo.

En cuanto a la atención a personas con adicciones, Blanca Fernández ha explicado que se hace con equipos multidisciplinares para prestar una atención integral y personalizada. Para ello, en Castilla-La Mancha disponemos de unidades de conductas adictivas (UCA) y unidades de salud mental, en la mayoría de los casos a través de desintoxicación hospitalaria, en centros de asistencia en régimen de internamiento, en programas en centros penitenciarios, en programas de educación de calle y centros de emergencia y con recursos de apoyo al tratamiento, programas de apoyo a la normalización/incorporación social o deshabituación al tabaco.

Presupuesto para una buena salud pública

El gasto anual realizado en Castilla-La Mancha en el tratamiento de adicciones ha pasado de los 5,9 millones en 2015 a los 7,6 millones en 2020, “pero estimamos que, en toda su vigencia, de 2022 a 2025 en el Plan Regional de Adicciones invertiremos 34,1 millones de euros destinados a luchar contra este tipo de adicciones porque forma parte de nuestro compromiso para que haya una buena salud pública en Castilla-La Mancha”, en palabras de Blanca Fernández.

“De esta manera, por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha no solo ponemos presupuesto sino el saber de las Consejería de Bienestar Social, de Sanidad, de la Fundación Sociosanitaria y con la participación del SESCAM y todos sus profesionales para prevenir y para tratar a las personas con adiciones porque debe ser un compromiso que se cumpla todos los días”, ha concluido la consejera.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO