InicioRegiónCastilla-La Mancha aprueba 11,5 millones de euros para impulsar la contratación indefinida...

La consejera Patricia Franco ha dado cuenta de los asuntos de empleo aprobados en Consejo de Gobierno

Castilla-La Mancha aprueba 11,5 millones de euros para impulsar la contratación indefinida de 1.800 personas en la región

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado dos decretos de ayudas para impulsar la contratación indefinida en la región, dirigidos a los colectivos más vulnerables y con más dificultades de inserción en el mercado de trabajo y, de manera específica, a personas con discapacidad. Así lo ha anunciado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que ha avanzado la aprobación, por un lado, de diez millones de euros para favorecer la contratación indefinida de los colectivos con mayores dificultades de inserción y personas en situación de exclusión social; y por otro, la aprobación del Decreto de ayudas para la contratación indefinida de personas con discapacidad, dotados ambos en su conjunto con 11,5 millones de euros para dar cobertura a 1.800 personas en la región.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha dado cuenta de los asuntos, en materia laboral, aprobados en Consejo de Gobierno, dirigidos al fomento del empleo estable y de calidad en la región. Por un lado, Patricia Franco ha anunciado la aprobación del Decreto de ayudas para el impulso a la contratación indefinida en Castilla-La Mancha, “que triplica la cuantía de la convocatoria anterior para llegar a los diez millones de euros, una muestra del compromiso del Ejecutivo con el impulso a la contratación indefinida” y que se estructura en cuatro líneas con importantes novedades como el aumento de la cuantía de la ayuda por contratación, el incremento de la ayuda para la creación de puestos directivos ocupados por mujeres, o la inclusión, dentro del Decreto, del ‘Cheque Transición’, para favorecer el tránsito al mercado de trabajo ordinario de las personas beneficiarias de políticas activas de empleo como el Plan de Empleo y el Plan Garantía+52, en sus convocatorias de 2021.

Cuatro líneas de ayudas

La primera de esas cuatro líneas va dirigida a impulsar la contratación indefinida de las personas pertenecientes a los colectivos que son objeto de las políticas de empleo del Gobierno regional, como personas desempleadas de larga duración, personas mayores de 50 años, mujeres, jóvenes de hasta 30 años y personas en riesgo o situación de vulnerabilidad, además de la inclusión como novedad de las personas que han trabajado en la empresa a través de una ETT durante un periodo superior a los 90 días en los últimos 12 meses.

“En todos los primeros supuestos la ayuda es de 6.000 euros por contratación y de 4.000 euros en el caso de personas trabajadoras que se incorporan después de estar a disposición de la empresa a través de una ETT”, ha explicado la consejera, quien ha destacado que la cuantía se incrementa en 1.000 euros en el caso de la contratación de mujeres víctimas de violencia de género; “y como novedad, también en el caso de la contratación de mujeres en puestos directivos, de mujeres en sectores tecnológicos y en proyectos de economía verde y digitalización; así como en el caso de la contratación de jóvenes en ocupaciones y puestos en vías de desaparición”.

La segunda de las líneas está dirigida a impulsar la contratación indefinida en la modalidad de fijos discontinuos, adaptando el decreto a la normativa actual. “El peso de la contratación indefinida ha crecido, así como el de la contratación en la modalidad de fijo discontinuo”, ha indicado la consejera, señalando que este mes de septiembre, el último dato de contratación, “la contratación indefinida ha sido el 51 por ciento de los contratos, frente al seis por ciento de hace un año; y la contratación fija discontinua ha acaparado un tercio de las contrataciones frente al 1,3 por ciento del año pasado”. En este caso, la ayuda es de 6.000 euros por contrato, mirándose de manera proporcional en función del tiempo de actividad de la contratación.

La tercera línea es novedad también en esta convocatoria, que incorpora en la misma el ‘Cheque Transición’, un título nominativo para todas las personas beneficiarias en los programas del Plan de Empleo y Garantía +52, para que las empresas que las contraten de manera indefinida con una ayuda de 6.000 euros, en los 12 meses siguientes a su participación en estos programas. La cuarta línea es la destinada a la transformación de contratos indefinidos de jornada parcial a indefinidos a tiempo completo; siempre que la jornada se amplíe en al menos un 25 por ciento de duración, para lo cual serán ayudas de 3.000 euros, siempre que la jornada inicial del trabajador sea inferior en el inicio al 50 por ciento, moderándose la ayuda en función del porcentaje. “En estas líneas, las ayudas se incrementan en 1.000 euros o en un diez por ciento en el caso de que la contratación o transformación sea de mujeres víctimas de violencia de género o personas en situación de exclusión social”.

El plazo de solicitud se abrirá tras la publicación en el DOCM de la convocatoria, y estará habilitado hasta el próximo 31 de octubre, para dar cobertura a las contrataciones que se hayan llevado a cabo desde el 1 de noviembre de 2021, hasta el 31 de octubre de este año. “Las ayudas se incrementan en un 20, un 30 o un 40 por ciento en función también de la Ley 2/2021 contra la despoblación”, ha detallado la consejera, que ha destacado que, en sus convocatorias anteriores, “hemos impulsado la contratación indefinida de más de 3.100 personas en la región, con una inversión en ayuda de 16 millones de euros”.

1,5 millones de euros para impulsar el empleo indefinido de personas con discapacidad

El segundo de los decretos aprobados hoy en Consejo de Gobierno ha sido el de ayudas dirigidas a impulsar el empleo indefinido de personas con discapacidad, “que también incrementa su cuantía hasta los 1,5 millones de euros, incluyendo novedades como la incorporación de las personas trabajadoras autónomas como beneficiarias de las ayudas si incorporan de manera indefinida una persona con discapacidad”. Este decreto, ha dicho Patricia Franco, “dignifica la independencia y la empleabilidad de aquellas personas que lo tienen un poco más difícil para su inserción en el mercado de trabajo” y prevé dar cobertura a 180 contrataciones.

También consta de cuatro líneas, con novedades dentro de las mismas. La primera línea está destinada a la contratación o transformación de contratos en indefinido de personas con discapacidad, también en este caso bajo la modalidad de fijo discontinuo. “Las ayudas son de 8.000 euros en el caso de hombres y de 8.500 euros si el contrato es para una mujer con discapacidad”, ha señalado la consejera, “a los que se suman 1.000 euros si es el primer contrato indefinido de la entidad contratante, si el grado de discapacidad es superior al 33 por ciento en el caso de discapacidad intelectual y del 65 por ciento si es física o sensorial; y si la persona contratada tiene más de 45 años”, ha remarcado Patricia Franco.

La segunda línea prevé ayudas de 1.000 euros para la adaptación de puestos de trabajo para personas con discapacidad, y la tercera está dirigida, de manera novedosa, a fomentar la contratación indefinida de personas con discapacidad procedentes de Centros Especiales de Empleo, con ayudas de 8.000 euros para la contratación de hombres con discapacidad procedentes del empleo protegido y de 8.500 euros en el caso de mujeres. La cuarta línea, también novedosa, va dirigida a apoyar la contratación del personal de apoyo y orientación para las personas con discapacidad dentro de la empresa, e incluye diferentes porcentajes de cobertura en función de las características del puesto de trabajo al que acompaña.

“Quiero animar a las empresa a participar de esta línea para estimular una contratación estable e igualitaria de personas con discapacidad”, ha dicho Patricia Franco, quien ha detallado que la convocatoria se abrirá desde la publicación del Decreto en el DOCM hasta el 15 de noviembre, dando cobertura en las tres primeras líneas a actuaciones realizadas entre el 1 de noviembre del pasado año y el 31 de octubre de este año, y en el caso de la cuarta línea, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del pasado año.

“Todo nuestro compromiso tiene sentido porque medimos el efecto de nuestras políticas”, ha señalado Patricia Franco, que ha afirmado, por ejemplo, que en términos EPA el peso del empleo indefinido entre las personas asalariadas en la región “ha crecido en cuatro puntos desde nuestra llegada al Gobierno incluso con un incremento del empleo, llegando al 77,2 por ciento, con 133.600 personas con empleo indefinido más que en junio de 2015”. La consejera también ha recordado que la región “lidera la tasa de empleo de personas con discapacidad en el país, con un 40,7 por ciento, habiendo crecido desde 2015 en 5.500 personas las personas con discapacidad empleadas en la región desde 2015”, ha finalizado.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO