InicioRegiónCastilla-La Mancha apela a la "responsabilidad conjunta" en la lucha contra la...

Valora "el aumento presupuestario y de recursos humanos"

Castilla-La Mancha apela a la «responsabilidad conjunta» en la lucha contra la siniestralidad laboral

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha valorado el aumento del presupuesto y de los recursos materiales y humanos destinados a la lucha contra la siniestralidad laboral y ha apelado a la responsabilidad conjunta para continuar avanzando en la consecución de entornos laborales más seguros.

Así lo ha destacado en las Cortes regionales la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante su intervención en un debate general sobre la siniestralidad laboral en la región, donde ha avanzado que una de cada tres acciones previstas por la Inspección de Trabajo y pactadas en la Comisión Regional en Castilla-La Mancha para este año irán dirigidas de manera directa al ámbito de la seguridad en el trabajo.

La siniestralidad laboral es, como ha señalado la consejera, “el mayor reto que tiene que abordar nuestro mercado de trabajo” y es también “uno de los objetivos que nos hemos fijado desde el Gobierno regional y por el que trabajamos día a día en la Consejería”, recordando que ese compromiso por revertir la accidentabilidad en el trabajo “tiene rango de Viceconsejería desde el año 2019, para dotar de una mayor estructura y establecer de forma transversal la unidad de acción en materia de prevención de riesgos laborales”.

Ese trabajo, ha puntualizado, “debe ser conjunto, y necesitamos la responsabilidad también de los grupos políticos, de los empresarios y los sindicatos, de las personas trabajadoras, pero también de los empresarios y los trabajadores del mañana, por lo que es muy importante continuar fomentando la cultura preventiva”. 

“La pérdida de una vida humana es el mayor de los fracasos de nuestro mercado de trabajo, tienen todo el compromiso del Gobierno y el mío propio para revertir una situación que nos duele”, ha indicado la consejera, que ha valorado el compromiso del Ejecutivo autonómico para revertir esta situación. “Cuando llegamos al Gobierno regional, en el año 2015, estaba en vigor un acuerdo dotado con 9,2 millones de euros, y la primera decisión que tomamos al respecto fue multiplicar casi por tres ese presupuesto en el siguiente acuerdo, 2017-2021, hasta los 26,6 millones de euros”, ha recordado Patricia Franco, que ha subrayado que el acuerdo actual, firmado el pasado mes de abril y vigente hasta 2026, “crece en un 50 por ciento con respecto al anterior, llegando a los 40 millones de euros”.

Esos incrementos han tenido su reflejo tanto en las partidas anuales destinadas a la seguridad laboral en los presupuestos de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, como en las ayudas destinadas a la inversión en proyectos de seguridad y salud laboral. “La partida destinada a la seguridad laboral es de 3,4 millones de euros en este año, lo que supone multiplicar por tres la partida que había en el año 2015, que era de poco más de 1,1 millones de euros”, ha detallado Patricia Franco, que ha destacado que, en materia de ayudas, a través del programa Castilla-La Mancha Más Segura’, alcanza los 2,18 millones de euros, multiplicando por cinco los 468.000 euros que había en el año 2015”.

Además de los recursos presupuestarios, la consejera ha valorado también el esfuerzo y el compromiso por la concienciación y la cultura preventiva, con algunas medidas pioneras en el conjunto del país como las ayudas para la formación en prevención para autónomos en la región, o las campañas y jornadas técnicas puestas en marcha, tanto de manera específica como de manera general, intensificadas de manera particular en fechas como el Día Mundial de la Seguridad Laboral o la Semana Europea de la Seguridad y Salud en el trabajo.

“Además, hemos incorporado a todas nuestras acciones de Formación Profesional para el Empleo la seguridad y salud laboral, y lo estamos haciendo en el marco del Acuerdo Estratégico también en colaboración con la Consejería de Educación en los centros educativos, porque estoy segura de que ampliando la cultura preventiva tendremos más herramientas para incrementar la seguridad en los centros de trabajo”, y ha recordado también que Castilla-La Mancha llevó la voz de las comunidades autónomas ante Europa para defender la importancia del empleo inclusivo y la necesidad de garantizar entornos seguros de trabajo.

Incremento de recursos materiales y humanos

El incremento también se ha dado en recursos materiales y humanos. “Desde la Consejería se han ampliado las visitas a centros de trabajo, hasta una media de 3.500 al año; y también se ha producido un refuerzo en la colaboración y el trabajo conjunto que mantenemos con la Inspección de Trabajo”, un compromiso común que ha supuesto el refuerzo de la plantilla de inspectores y subinspectores destinados a la seguridad y salud laboral, desde los 40 que había en 2015 hasta los 63 de la actualidad.

“Ese refuerzo va a suponer que una de cada tres actuaciones de la Inspección en la región en este año vaya a ir dedicada a la seguridad y salud laboral, llegando a 9.215 previstas, lo que supone un 29 por ciento más que en el año anterior y duplicar prácticamente las de 2015”.

“Tenemos un gran reto por delante, mucho camino que recorrer, pero nuestro compromiso es firme”, ha reiterado la consejera, que ha apelado al trabajo conjunto de la sociedad de Castilla-La Mancha para seguir alimentando acuerdos e implementando recursos que ayuden a impulsar la seguridad laboral en la región.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO