InicioPuertollanoAsí lucen los portones de la Parroquia de la Asunción de Puertollano...

La inversión ha rondado los 28.000 euros

Así lucen los portones de la Parroquia de la Asunción de Puertollano tras su restauración

La Parroquia de la Asunción de Puertollano ha restaurado sus dos portones con una inversión que ha rondado los 28.000 euros. En un principio, esta obra de mantenimiento y conservación iba a ser ejecutada solo en el portón norte de la plaza de la Asunción. Sin embargo, gracias a la colaboración de la Cofradía del Niño Jesús, aportando las aplicaciones que faltaban en hierro forjado de ambas puertas; a la generosidad de una familia que prefiere mantenerse en el anonimato; y a la colaboración de todos los fieles, se pudo realizar ambas acometidas de mantenimiento. Las bendición de las puertas tuvo lugar el pasado 8 de diciembre.

Ambos portones han sido intervenidos tras recibir los permisos pertinentes de la Delegación de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, del Ayuntamiento de Puertollano y del Obispado Priorato de Ciudad Real, requisito necesario debido a que este templo parroquial fue declarado Bien de Interés Cultural en 1994.

Tras sendas revisiones del estado de conservación de los portones del templo parroquial, entre los meses de octubre y diciembre se han llevado a cabo los trabajos. ‘Portón y Postigo’, empresa líder en mantenimiento y restauración, con sede en Badajoz, ha sido la adjudicataria en esta labor. Finalmente, el pasado 8 de diciembre tuvo lugar la bendición de las puertas.

Desde la Parroquia esperan que el resultado final “haya sido de la aceptación y gusto de todos los fieles y benefactores de nuestra comunidad. Procuraremos el subsiguiente mantenimiento para que esta intervención dure por muchos años. Damos gracias a Dios por esta obra realizada, y ojalá podamos seguir llevando a cabo intervenciones de este tipo. Los templos, y en el caso del templo parroquial de la Asunción, son necesarios en nuestra comunidad, en nuestra ciudad de Puertollano, y debemos ser responsables en su vida interna, y en su puesta a punto exterior. Seguimos soñando en las futuras mejoras de nuestras instalaciones religiosas y, si Dios lo quiere, nosotros haremos lo posible. A todos, gracias por vuestra colaboración”.

Antes de la restauración

blank

Después de la restauración

blank
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO