InicioProvinciaAlmadénAsí ha quedado tras su rehabilitación la plaza de toros de Almadén,...

Con fondos y ejecución directa de la Diputación de Ciudad Real y con el compromiso y la colaboración del Ayuntamiento de la localidad

Así ha quedado tras su rehabilitación la plaza de toros de Almadén, un recurso turístico de primer nivel y único en el mundo

La Plaza de Toros de Almadén es un edificio que históricamente está muy vinculado a la actividad minera. Fue construido entre 1752 y 1765 a instancias del superintendente D. Francisco Villegas, con la intención de dar trabajo a los mineros y de recaudar fondos para la construcción del Real Hospital de Mineros de San Rafael mediante la celebración de festejos taurinos.

Entre 1755 y 1757 las obras se agilizaron por el paro forzoso de obreros a causa del incendio que afectó a las minas y que duró dos años y medio. En este periodo tanto la plaza como el propio hospital –que comenzó a construirse en noviembre de 1755– se beneficiaron del empleo de un mayor número de obreros en un intento de evitar una emigración masiva.

Las obras de la plaza finalizan totalmente en 1765 con un coste superior a los 320.000 reales de vellón. Posiblemente los primeros festejos realizados en la Plaza Nueva son los referidos a octubre de 1752, cuando se lidiaron 21 toros entre los días 19, 21 y 23 de dicho mes a cargo de Pedro Campanero y Pedro Martín Zancudo, siendo el precio del asiento de un real.

El edificio lo componen un conjunto de 24 viviendas que se sitúan en dos plantas rodeando el coso, que está formado a su vez por dos galerías en altura, la inferior construida en arquería encalada con pilares octogonales sobre los que descansan arcos carpaneles y la superior arquitrabada formada por pies derechos, zapatas y tirantes de madera. Todo el conjunto forma una manzana hexagonal. La entrada a la plaza está formada por una portada realizada en ladrillo con un arco de medio punto rebajado con balcón superior que en el interior se corresponde con el palco de honor. La entrada a la plaza está formada por una portada realizada en ladrillo con un arco de medio punto rebajado con balcón superior que en el interior se corresponde con el palco de honor.

Próximamente, este enclave singular albergará una Hospedería, que formará parte de los cinco proyectos de hospederías de la provincia de Ciudad Real impulsadas por la Diputación y dentro también de la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha.

Rehabilitación

La Plaza de Toros ha sido rehabilitada con fondos y ejecución directa de la Diputación de Ciudad Real y con el compromiso y la colaboración del Ayuntamiento de la localidad. El presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, afirmó que «no podían permitir por más tiempo que la plaza de toros de Almadén, considerada única en en el mundo, no estuviera en condiciones de conservación de preservación aceptables.

Se consideró prioritario actuar en la cubierta así como en algunas otras zonas que precisaban las emblemáticas instalaciones con el objetivo de ponerlas al servicio público lo antes posible. La zona de la cubierta presentaba diferentes patologías, tal y como se enuncia en la memoria definitiva del proyecto, relacionadas con filtraciones y humedades ocasionadas fundamentalmente por la pérdida de estanqueidad de la misma.

La aportación que ha hecho la institución provincial ha sido de 720.000 euros para financiar las obras, que han sido ejecutadas por la propia institución con la finalidad de que no hubiese retraso ya que se trataba de una rehabilitación costosa y muy compleja desde el punto de vista técnico al tratarse de un Bien de Interés Cultural declarado monumento histórico artístico con carácter nacional en 1979.

Un recurso turístico más para Almadén

La Plaza de Toros de Almadén es un recurso turístico de primer nivel, pues se trata de una infraestructura reconocida por su singularidad no solo en la provincia, sino también a nivel nacional e internacional y es de vital importancia para el pueblo y la comarca la conservación, mantenimiento y dinamización de este elemento patrimonial. En palabras de la alcaldesa de Almadén, Carmen Montes, «la plaza de toros es una infraestructura que se puede utilizar desde el punto de vista como lugar de hospedaje, ya que cuenta con habitaciones, salones y recintos que albergan estancias imprescindibles para que pueda funcionar como hotel, parador u hospedería».

De esta forma, la siguiente actuación que tendrá lugar en la infraestructura será su habilitación como hospedería para incorporarla a la Red Regional de Hospederías que está impulsando el gobierno de Castilla-La Mancha, tal y como confirmó Patricia Franco, consejera de Economía, Empresas y Empleo.

El municipio de Almadén con esta iniciativa amplía su calidad y oferta turística que atesora importantes elementos patrimoniales que narran la historia de esta región minera. El municipio y la comarca de Almadén ofrecen un tipo de turismo que tiene parte de su potencial en el patrimonio geológico, puesto en valor en los últimos años a través del proyecto Geoparque, Volcanes de Calatrava. Ciudad Real impulsado por la Diputación de Ciudad Real.

blank

(Fotografías del coso taurino cedidas por el Ayuntamiento de Almadén. Realizadas por el fotógrafo Manolo García)

Contenido patrocinado por Turismo Ciudad Real

blank
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO