InicioProvinciaASAJA-Ciudad Real pide al Gobierno regional "que adopte el régimen más flexible...

La organización agraria reclama a la administración regional que comunique con la mayor celeridad posible cómo serán finalmente los requisitos que se exigirán a los agricultores y ganaderos que se acojan a los eco-regímenes en la PAC

ASAJA-Ciudad Real pide al Gobierno regional «que adopte el régimen más flexible posible para los eco-regímenes»

La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ciudad Real recuerda que el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), a través de una resolución, insta a las Comunidades Autónomas a que flexibilicen las exigencias de los eco-regímenes de la PAC. Ante esto, la organización agraria solicita al Gobierno de Castilla-La Mancha que se acoja al sistema que sea más beneficioso para nuestros agricultores y ganaderos. La organización agraria pide que la administración regional adopte el régimen más flexible posible, teniendo en cuenta la complejidad de aplicar la nueva PAC en la primera campaña, la inestabilidad de la situación climatológica que tenemos en la región, y la complicada situación que atraviesan los agricultores y ganaderos por los altos costes de producción.

ASAJA Ciudad Real insta al Gobierno regional a que comunique con la mayor celeridad posible cómo serán finalmente los requisitos que se exigirán en Castilla-La Mancha para adherirse a los eco-regímenes. La campaña de siembra ya ha empezado y es de vital importancia que los agricultores conozcan qué obligaciones tienen para sembrar con la nueva PAC. En este sentido, ASAJA solicita que en la práctica de rotación de cultivos con especies mejorantes, para todos los agricultores de la región, el barbecho represente el 40% de la superficie de la tierra de cultivo.

La organización agraria también pide que, para los cultivos leñosos, en la práctica de cubiertas vegetales espontáneas o sembradas, Castilla-La Mancha permita la aplicación de fitosanitarios sobre la cubierta de forma excepcional para prevenir o controlar plagas. Asimismo, que rebaje el periodo obligatorio de 4 meses en los que la cubierta vegetal debe permanecer viva, por cuestiones agroclimáticas. En el eco-régimen de cubiertas inertes con restos de poda deberían permitir labores de mantenimiento sobre las cubiertas que no supongan la modificación del suelo ni la desaparición de la cubierta; además de permitir la retirada de los restos de poda, la aplicación de fitosanitarios sobre la cubierta y el enterrado de la poda después de su tratamiento en caso de plaga.

Por último, para los ganaderos ASAJA insta al Gobierno de Castilla-La Mancha que, en la práctica de pastoreo extensivo, el periodo mínimo de pastoreo sea de 90 días por las condiciones agroclimáticas de la región.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO