Valdepeñas brinda un emocionante homenaje a los Héroes del Seis de Junio de 1808

El alcalde ha puesto en valor la memoria de los caídos en una gesta en la que perecieron 1.500 valdepeñeros, la mitad de la población de la época
Valdepeñas ha conmemorado la efeméride del 6 de Junio de 1808 con una jornada festiva local en la que ha tenido lugar el tradicional homenaje que se ha celebrado en la Plaza de la Independencia. Un acto que ha dado comienzo con un desfile militar por la calle Seis de Junio hasta la Plaza de la Independencia, donde se ha procedido a la izada de bandera, la colocación de la corona de laurel y el encendido del pebetero por los héroes caídos de la batalla del 6 de Junio de 1808 frente a las tropas napoleónicas.

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha manifestado que hoy “rendimos homenaje al 50% de población que murió en el intento, que supuso según la demografía de la época 1.500 personas censadas, a las que hubo que sumar no pocos solaneros y ciudadanos de Santa Cruz, que se encontraban en ese momento en Valdepeñas porque era momento de siega, como hoy, y que utilizaron las hoces no para cortar trigo sino para frenar la soberbia de Napoleón. Así que hoy es el día de poner en valor la memoria de aquellos que murieron por aquella gesta”.

Martín también ha querido resaltar la “humanidad del general Ligier Belair, que comandaba las tropas nopoleónicas y, que en tiempos de la Ilustración, llevando la artillería que llevaba de camino a Bailén, podía haber borrado de la faz de la tierra al pueblo y decidió no hacerlo, lo que le costó la vida al ser sometido a un tribunal de guerra en el que fue fusilado, porque en su defensa solo alegó que no podía borrar del mapa a un pueblo de La Mancha”.

El acto ha contado con un breve desfile previo en el que han participado militares en representación de la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid y su banda de música, el Escuadrón de Caballería de la Guardia Civil, Escuadrón de Caballería de la Policía Nacional y unidades móviles de la Policía Local.

A este acto institucional para conmemorar la gesta histórica hay que sumar la ‘Recreación histórica del 6 junio de 1808: Escenas de una epopeya’, que tendrá lugar este sábado por las calles de Valdepeñas a partir de las 21:00 horas y hasta las 23:00 horas. Tendrá pases cada 30 minutos para poder contemplar las siete escenas que darán vida medio centenar de actores de diferentes colectivos de la localidad. La primera será en la Plaza de la Independencia con el Parlamento de la Junta de Defensa de Valdepeñas con el General Ligier Belair, y le seguirá La Fraila, en San Marcos; La Galana, en Seis de Junio esquina calle Torero; Las campechas, en Seis de Junio esquina Postas; Suenan las campanas, en Ermita San José; Los guerrilleros, frente a la UNED y, como novedad, la escena Noticias de Europa, sobre la jura de la Constitución de 1812, que interpretarán el alumnado del IES Bernardo de Balbuena.

La gesta de un pueblo

Hay que recordar que el hecho histórico más destacado de la ciudad, que da lugar a este homenaje, prólogo de la Batalla de Bailén y síntesis de la mentalidad romántica de su época, se produjo el 6 de junio de 1808. Fue ese día cuando la población de Valdepeñas opuso una fuerte resistencia a las tropas napoleónicas comandadas por el general Ligier Belair. Sus habitantes, con los más rudimentarios útiles de defensa, como calderos de aceite hirviendo, impidieron la llegada de las tropas francesas a Bailén y con ello favorecieron el triunfo del General Castaños. Destaca en este hecho histórico los famosos guerrilleros locales Juana «La Galana» y Francisco Abad Moreno «Chaleco».

Esta hazaña, reflejada en los ‘Episodios Nacionales’ de Pérez Galdós, le valió a Valdepeñas el título de Muy Heroica Ciudad el 29 de enero de 1895. De esta forma, la localidad se convirtió no sólo en ciudad de hecho sino de derecho, y a finales del siglo XIX y principios del XX vive una de las épocas de mayor esplendor económico. Fruto de este auge aún se pueden contemplar algunas construcciones de tipo modernista que se levantan en la calle Seis de Junio o en el Paseo de la Estación.