CSIF denuncia el "clima conflictivo" que padecen las plantillas de los centros de salud de Tomelloso

El sindicato reclama "la incorporación urgente de personal de seguridad en los dos centros"

 La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia el clima conflictivo que padecen las plantillas de los dos centros de salud de Tomelloso, que sufren de manera habitual episodios violentos de diversa consideración, y reclama la incorporación urgente de personal de seguridad. Es más, hace dos semanas se produjo una agresión física a una trabajadora en el Punto de Atención Continuada (PAC) del centro de salud nº 1 de la localidad.

Esta misma mañana, un facultativo ha sido objeto de insultos por parte de un paciente que pretendía ser derivado a un especialista en el centro de salud nº 2, y ayer otros compañeros también sufrieron gritos y actitudes despectivas por parte de otro paciente en este mismo centro.

El personal de estos dos centros de salud, formado por más de 67 personas entre médicos, personal de enfermería, TCAEs, auxiliares administrativos, celadores y trabajadores sociales, se encuentra totalmente expuesto ante este tipo de situaciones. Insultos, amenazas, gritos y coacciones se han convertido en episodios prácticamente diarios. A ello se suma la agresión física sufrida por una celadora hace dos semanas en el centro nº 2.

Ambos centros de salud carecen de personal de vigilancia a pesar de los múltiples requerimientos realizados para su incorporación, totalmente necesaria para hacer frente a este clima conflictivo. Es más, el Sescam debe revisar las medidas de seguridad de ambos centros: cámaras deficitarias y botones del pánico insuficientes y que no funcionan correctamente. 

CSIF reclama al Sescam que cumpla con el compromiso alcanzado el pasado 15 de mayo con el sindicato de ampliar el número de centros de salud que cuentan con personal de seguridad.