Tomelloso: Aprobada una modificación de crédito para completar el proyecto de pérgolas fotovoltaicas del parking de la avenida Juan Carlos I

Permitirá no solo el autoabastecimiento para el alumbrado y los puntos de recarga de vehículos del parking, sino la autogeneración de energía para otros usos, con la consiguiente reducción en la factura eléctrica del Ayuntamiento

El Pleno municipal de Tomelloso ha aprobado este jueves, en una sesión extraordinaria de  pleno, un expediente de modificación de créditos, en la modalidad de suplemento de crédito, por importe de 182.607 euros, que permitirá destinar parte de la financiación del proyecto denominado “Primera y última milla”, en concreto 98.096 euros y el importe del “Plan de formación en idiomas para el sector turístico y comercial”, 84.511 euros, al proyecto de “Pérgolas Fotovoltaicas en parking público” de la Avenida Juan Carlos I. Los tres son proyectos financiados con cargo a fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR)- Next Generation EU, a través de la línea de ayudas para el fortalecimiento de la actividad comercial en zonas turísticas.

El actual equipo de gobierno ha tenido que ir “reconduciendo” los proyectos del anterior, del PSOE, ha dicho el alcalde, Javier Navarro, porque “no tenemos ni la misma voluntad ni consideramos que el pueblo tiene las mismas necesidades”, que consideraban ellos, y así lo expresaron los vecinos, ha añadido, en las urnas.

El punto, único incluido en el orden del día, ha sido aprobado con el voto a favor de PP y Vox y en contra del PSOE.

Tanto el alcalde como la concejala responsable del área de Contratación y coordinadora de los proyectos de fondos europeos, Eloísa Perales, han explicado que la modificación viene motivada por dos circunstancias, la escasa respuesta del sector comercial a participar en el Plan de Idiomas o, en algunos casos, la imposibilidad de poder participar en esa formación, que ha llevado a renunciar a su puesta en marcha, por un lado y la respuesta negativa del Ministerio a la financiación de la nave incluida en el proyecto de Última Milla, para la que estaban previstos los 98.096 euros, por no ser este un concepto financiable con cargo a fondos PRTR. Ambas circunstancias han hecho que el equipo de gobierno decida destinar ese dinero,  (182.607 euros en total) en lugar de perderlo, a completar la III Fase de Pérgolas Fotovoltaicas del parking de la Avenida Juan Carlos I.

Esa tercera fase, ha explicado Perales incluye un centro de transformación, un centro de seccionamiento y una línea de media tensión, requeridas por el Ministerio,  para que la energía generada por las placas fotovoltaicas, que han crecido en número en sucesivas modificaciones del proyecto inicial para hacerlo más viable y eficiente, pueda conectarse a la red eléctrica. Ello  permitirá, ha explicado la concejala, no solo el autoabastecimiento para el alumbrado y los puntos de recarga de vehículos del parking, sino la autogeneración de energía para otros usos, con la consiguiente reducción en la factura eléctrica del Ayuntamiento.

Para el grupo socialista, ha argumentado Raúl Zatón, esta modificación supone sin embargo, “ir en contra del sector comercial”. “No estamos en contra del crecimiento del proyecto del parking disuasorio”, pero “no creemos que todo el comercio esté en contra del Plan de Formación en Idiomas, ni tampoco que tengamos que renunciar  a la Última Milla, que pensamos que puede generar puestos de trabajo en la localidad”, ha señalado.

Para el alcalde es “curioso” que el PSOE piense que con esta modificación el equipo de gobierno se posiciona en contra del comercio cuando lo que permitirá precisamente la III Fase de las Pérgolas es, ha explicado, “tener un ahorro energético” cifrado en unos 17.000 euros anuales. “Eso es de lo que ustedes están votando en contra y lo que tienen que explicar al pueblo de Tomelloso”, ha recalcado Navarro, incidiendo en que si se consigue reducir el gasto eléctrico del Ayuntamiento quedarán partidas libres para otros fines como invertir en más acciones dirigidas al comercio de Tomelloso.

Lo que el anterior equipo de gobierno socialista tendría que haber hecho antes de incluir la realización de un Plan de Idiomas para el comercio, valorado en cerca de 100.000 euros, en los fondos PRTR es “preguntar al comercio si querían formarse en idiomas”, ha apuntado el alcalde, porque las conclusiones del estudio realizado por la consultora para su puesta en marcha dice, que “los comerciantes en Tomelloso no ven la necesidad de formarse en idiomas y que los pocos que consideran que sí, no tienen disponibilidad para hacerlo”.

Una "falta de previsión" que tampoco tuvo en cuenta el anterior equipo de gobierno, asegura Navarro, en otros proyectos “que se han caído”, como la propia adquisición de la nave para el proyecto de la última milla, objeto de la modificación de crédito de hoy y que no es financiable con los fondos PRTR, la adquisición de un camión para la recogida de residuos, “que era inviable poder adquirirlo a tiempo” para cumplir con los plazos requeridos o el “Parque de la trashumancia”, que no es posible hacer porque estaría en una vereda .