El alcalde de Tomelloso se une a la campaña 'Respeta mi espacio' del 'Ponce de Léon' y 'Los Delfines'

Han reclamado, con la lectura de un manifiesto, solidaridad y responsabilidad en el uso de los mecanismos y recursos para que la accesibilidad sea real en la vía pública

“Respeta mi espacio”, el proyecto realizado por los alumnos de Transición a la Vida Adulta del CEE Ponce de León de Tomelloso, ha llegado esta mañana a la plaza de España de la mano de alumnos y profesores de este centro y del Club Deportivo Los Delfines. El alcalde de la ciudad, Javier Navarro, acompañado por los concejales del equipo de gobierno, Antonio Calvo y Elena Villahermosa, los he recibido en plena plaza y ha acogido con gran interés los objetivos que marca la campaña, entre otros, concienciar por un uso correcto de las plazas de estacionamiento reservadas a personas con discapacidad por movilidad reducida.

El alcalde ha mostrado su total compromiso con el colectivo y sus juntas reivindicaciones de movilidad, como han puesto de manifiesto con uno de los eslóganes utilizados “Ponte en mi lugar, no en mi sitio” con el que Navarro se ha mostrado completamente de acuerdo. En este sentido, Navarro ha anunciado que la Policía Local va a iniciar una campaña sobre el buen uso de las plazas de aparcamiento destinadas a las personas con movilidad reducida. “Atender estas peticiones es lo mínimo que les podemos ofrecer”, ha dicho, por lo que ha mostrado el compromiso del Ayuntamiento de sumarse a esta campaña para concienciar y visibilizar sobre la especial situación que presentan estas zonas de aparcamiento.

El manifiesto al que han dado lectura recuerda que las ciudades no solo deben estar construidas pensando en ser usadas por cualquier persona sino que es necesario que las personas sean solidarias y responsables haciendo un buen uso de los mecanismos y recursos para que la accesibilidad sea real. Una ciudad que no permite a sus ciudadanos transitar con facilidad y comodidad no es una ciudad amable, no es una ciudad inclusiva, continua el texto, por lo que quienes no respetan los espacios reservados para las personas con movilidad reducida, no son ciudadanos responsables.