UGT señala que "tres de cada cuatro trabajos con contrato parcial son ocupados por mujeres en Castilla-La Mancha"

La parcialidad se traduce, añade, en "un sueldo inferior, que en la mayoría de los casos se sitúa por debajo del salario mínimo"
La secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa
La secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa

UGT Castilla-La Mancha defiende la necesidad de seguir abordando las deficiencias que persisten en el mercado de trabajo, entre ellas la excesiva parcialidad que afecta principalmente a las mujeres, una parcialidad en los contratos que, en muchas ocasiones (en un 47,9%), es involuntaria.

Según se desprende de los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística, el número de personas ocupadas con jornadas parciales alcanza los 113.000 en la región. Representan el 12,7% del total de contratos.

La secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa, ponía de manifiesto que la jornada parcial tiene rostro de mujer ya que tres de cada cuatro ocupados con este tipo de jornada son mujeres. En concreto, de esas 113.000 personas trabajadoras con jornada parcial, 83.900 son mujeres y 29.100 hombres.

“Hay una buena parte de la población trabajadora que está empleada a tiempo parcial únicamente porque no encuentra un trabajo a tiempo completo”. Esto se traduce -añade- en un sueldo inferior, que en la mayoría de los casos se sitúa por debajo del Salario Mínimo Interprofesional y que es una de las principales razones por las que en España continúa habiendo un 11,6% de personas trabajadoras en riesgo de pobreza, lo que se conoce como pobreza laboral.

La responsable de Empleo en la región sostiene que los contratos a tiempo parcial se concentran en las trabajadoras del hogar, las actividades administrativas y el comercio, principalmente.

Recuerda igualmente que el trabajo a tiempo parcial supone una discriminación hacia las mujeres, tal y como lo reconocieron en 2019 el Tribunal Europeo de Justicia y el Tribunal Constitucional.

“Si bien algunas medidas están ayudando a acabar con esta discriminación -como la introducida por la reforma de las pensiones con la equiparación del trabajo a tiempo parcial con el trabajo a tiempo completo a efectos de cotización-, desde UGT pedimos seguir profundizando en nuevas mejoras en esta modalidad de jornada, como por ejemplo, introducir un porcentaje de elevación del SMI para aquellas personas con contrato a tiempo parcial”.

Comentarios