UGT-CLM valora el 2023 como un año "positivo" para el empleo pero "con mucho margen de mejora"

Así lo ha puesto de manifiesto la secretaria de Empleo y Política Sindical del sindicato, Isabel Carrascosa, tras conocer la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública por el INE
La secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa
La secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa

UGT Castilla-La Mancha, valora en términos generales, el año 2023, como un año positivo para el empleo, manteniendo un ritmo de crecimiento, consiguiendo batir récords de ocupación y manteniendo la mejora en la calidad del empleo que introdujo la reforma laboral.

Así lo ha puesto de manifiesto la secretaria de Empleo y Política Sindical del sindicato, Isabel Carrascosa, tras conocer la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública hoy por el INE.

“El año 2024 debe ser el año de consolidar el cambio de rumbo instaurado tras la reforma laboral y afianzar un cambio en el mercado laboral que persista en la creación del empleo de calidad. Pero también debe ser el año de los retos.  Es el momento de afrontar la temporalidad en el sector público, y de actuar frente a la elevada parcialidad involuntaria. En este sentido, sería importante alcanzar las 35 horas de jornada laboral en esta legislatura, siempre con visos de continuar hasta el objetivo planteado por UGT, una jornada de 32 horas sin reducción salarial”.

Carrascosa, también ha subrayado la necesidad de proteger de forma adecuada a las personas trabajadoras, para lo que se deben modificar las causas y costes del despido, de forma que se ajusten a la Carta Social Europea Revisada. Y realizar una reforma en profundidad de las Políticas Activas de Empleo.

“Hay que facilitar la incorporación a un empleo de las personas desempleadas. Es el momento de dirigir estas políticas a las personas en paro de larga duración”.

Castilla-La Mancha cierra 2023 con el 12,45 % de paro

Al cierre de 2023 la cifra de ocupados en Castilla-La Mancha se situó en los 891.500, un 1,21% menos que el trimestre anterior, si bien este dato se incrementó en 34.000 personas en relación al mismo periodo de 2022.

Por provincias, Albacete terminó el año con 168.700 ocupados, un 4,4% menos respecto al tercer trimestre; Ciudad Real con 192.700, un 0,93% menos; Cuenca con 87.300, un 0,91% menos; Guadalajara con 133.300, un 4,55% más; y Toledo con 309.400, un 2% menos. Si se tiene en cuenta la variación interanual, solo bajaron en Albacete, mientras que en el resto de provincias el número de ocupados aumentó.

Según se desprende de la Encuesta de Población Activa del INE, la ocupación respecto al tercer trimestre de 2023 bajó en Industria, un 3,44%; y en Servicios, un 2,42%. Aumentó en Agricultura, un 10,63% y en Construcción, un 5,73%.

Castilla-La Mancha tiene en estos momentos, tal y como refleja la EPA, 126.800 personas paradas. Son un 4,53% más en relación al trimestre anterior, un 13,51% menos si se compara con el cuarto trimestre de 2022.

Los desempleados aumentaron en Albacete, en Ciudad Real y en Cuenca. Bajaron en Guadalajara y Toledo. Por su parte, respecto al mismo periodo de 2022, aumentaron en Albacete y Cuenca y disminuyeron en Ciudad Real, Guadalajara y Toledo.

Con todo ello, la tasa de paro se sitúa en el 12,45% en la región, mientras que la tasa de actividad está en el 58,42%.