UGT-CLM exige "mayor prevención contra el cáncer en el trabajo, y más reconocimiento de la enfermedad de origen laboral"

En 2023, en Castilla-La Mancha sólo se declararon dos enfermedades profesionales causadas por agentes cancerígenos

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que se celebra hoy, 4 de febrero, UGT CLM exige mayor prevención contra el cáncer en el trabajo, que provoca anualmente el fallecimiento de 80.000 personas en Europa, y denuncia las brechas que existen entre las personas trabajadoras en relación a la atención oncológica que reciben.

Desde el sindicato alertan del enorme problema que suponen los cánceres de origen laboral. Se estima que en la Unión Europea son la principal causa de muerte relacionada con el trabajo ya que, cada año, 120.000 personas en Europa desarrollan cáncer debido a la exposición a los carcinógenos en el trabajo, lo que provoca aproximadamente 80.000 muertes. Además, se estima que 1 de cada 5 personas trabajadoras del continente están expuestas a carcinógenos laborales. En España, el cáncer es la segunda causa de muerte en la población general. En el entorno laboral se estima que fallecen anualmente 8.700 hombres y 850 mujeres por cánceres debidos a exposiciones laborales. Sin embargo, su declaración y reconocimiento es ínfima, ya que, en 2023, en Castilla-La Mancha, únicamente se declararon dos enfermedades profesionales causadas por agentes cancerígenos.

Además, se estima que un 30% de los supervivientes de cáncer perderá el trabajo por esta enfermedad y en torno a un 55% de los pacientes no retornará a su empleo. Por ello, es preciso facilitar y potenciar la reincorporación laboral de las personas que han sufrido cáncer con horarios flexibles, cargas de trabajo adecuadas y adaptando el puesto de trabajo a sus nuevas capacidades. 

Desde UGT CLM, recuerdan que el V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva ya recoge que, a través de los convenios colectivos, se deberían desarrollar protocolos y guías para la mejora de la gestión de la reincorporación de las personas trabajadoras después de bajas de larga duración. La empresa junto con los representantes de las personas trabajadoras y el servicio de prevención deben articular adaptaciones progresivas o permanentes del puesto de trabajo y/o de sus condiciones de trabajo.

En cuanto al infrareconocimiento del origen profesional de un cáncer, según el sindicato es un enorme problema, principalmente para la persona enferma que no genera el derecho a la prestación correspondiente, suponiendo un perjuicio económico. También supone un perjuicio económico para la sociedad ya que, al no reconocerse como profesional, su tratamiento y asistencia se deriva al Sistema Público de Salud, en lugar de a la Mutua. 

A esto se une, que, si no se identifica el cáncer como de origen profesional, es como si no existiera a los ojos de la prevención de riesgos laborales, por lo que el riesgo seguirá presente en el centro de trabajo, pudiendo desencadenar más cánceres entre el resto de personas trabajadoras de esa empresa.

Por todo ello, UGT Castilla-LaMancha exige que las empresas cumplan con la normativa en prevención de riesgos laborales, ya que muchas de estas enfermedades y muertes podrían evitarse si las exposiciones a cancerígenos en los lugares de trabajo fueran controladas y minimizadas, y es que ciertas condiciones de trabajo, como la subcontratación o el trabajo temporal, dificultan la adopción de medidas efectivas de prevención.