UGT-CLM hace un llamamiento "urgente" a la acción climática

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente
En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este miércoles 5 de junio, la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores de Castilla-La Mancha pide una acción urgente para abordar la crisis climática y proteger el medio ambiente.

UGT CLM -recordando las palabras de António Guterres, secretario general de Naciones Unidas- señala que “estamos viviendo la mayor crisis ambiental de la historia; el tiempo se agota y la naturaleza se encuentra en una situación de emergencia”.

Este año el Día Mundial del Medio Ambiente se celebra bajo el lema “Nuestras tierras. Nuestro futuro” y se centra en restaurar las tierras, detener la desertificación y fortalecer la resiliencia a la sequía. 

El sindicato recuerda que Castilla-La Mancha es la segunda región de España con mayor riesgo de desertificación, a lo que hay que sumar las altas temperaturas que se registran en el centro del país y los escasos recurso hídricos como consecuencia de la falta de lluvias.

“Más allá de lo que muchos podrían pensar, el suelo no es solo un soporte inerte, es un elemento esencial que proporciona servicios ecosistémicos indispensables, desde sostener nuestras actividades hasta absorber CO2, filtrar agua y recargar los acuíferos, vitales para las reservas de agua subterráneas. Además, por supuesto, nos provee de alimentos gracias a la agricultura”.

Sin embargo, este recurso tan poco valorado se encuentra en grave peligro ya que ,cada año, se pierden alrededor de 12 millones de hectáreas de tierra por la degradación, lo que significa que todo este terreno ha perdido su capacidad de producir y generar beneficios naturales, siendo casi imposible de recuperar. 

"Compromiso" de UGT-CLM con la sostenibilidad

En los últimos 50 años, este día se ha convertido en una fecha clave para concienciar sobre la importancia de la crisis climática y la protección del medio ambiente en todas sus formas y UGT, consciente de la urgencia de la situación, lleva mucho tiempo visibilizando las consecuencias de la emergencia climática y su impacto en las personas trabajadoras.

Por ello, con el fin de impulsar de manera más eficaz y dedicar aún más esfuerzos a construir un futuro sostenible, hace un año, este mismo día, se creó el área de Acción Climática y Transición Ecológica Justa a nivel confederal que, actualmente, cuenta con siete áreas territoriales, para seguir trabajando en una transición ecológica justa, que no deje a nadie atrás. 

En este sentido, el sindicato llama a la acción a todos los sectores de la sociedad para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero; proteger y restaurar los ecosistemas; promover una transición justa hacia una economía sostenible con empleos verdes y de calidad; y fortalecer la resiliencia ante el cambio climático.