El servicio de Radiodiagnóstico del hospital de Cuenca, reconocido por su labor en el reciclaje del contraste yodado

Una acción para mejorar en materia de sostenibilidad y preservar el medio ambiente

El servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha sido premiado por su labor de reciclaje del contraste yodado utilizado en las pruebas de imagen radiológicas.

Concretamente este reconocimiento ha sido entregado a las profesionales de Enfermería que trabajan tanto en el servicio de Radiodiagnóstico como en la sala mixta de Radiología Intervencionista y  Hemodinámica Cardiaca por su colaboración en un proyecto de reciclado de yodo de la compañía GE Healthcare.

El yodo es un componente fundamental de los medios de contraste que son utilizados en numerosas pruebas de imagen para el diagnóstico y seguimiento de diferentes patologías, como pueden ser el TC, los cateterismos coronarios o las pruebas vasculares.

Mejorar en materia de sostenibilidad y preservar el medio ambiente han sido los dos objetivos del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca para la adhesión a este programa de reciclaje de contraste, que se inició en febrero del año 2023, y que en este tiempo ha permitido la reutilización de, al menos, 69 litros de producto, recogidos en 23 contenedores especiales.

Según explicaba la supervisora de Radiodiagnóstico, la enfermera Marta Hernández, impulsora de la iniciativa, hasta febrero del año pasado los sobrantes de viales, tras la realización de las exploraciones a los pacientes, se desechaban y se tiraban a los contenedores de residuos.

“Desde principios del año pasado, ha explicado, el contraste de yodo sobrante, que no ha estado en contacto con el paciente, se recicla en unos contenedores que nos suministra la compañía y que posteriormente se remiten a la empresa, la cual somete el producto a un proceso de centrifugado y separación del yodo para poder reutilizarlo de nuevo para fabricar más contraste yodado”.

Además, la supervisora ha añadido que esta acción la realizan de manera altruista “porque creemos que es positivo para el hospital, para los pacientes y para el medio ambiente”.

El yodo es una materia prima muy difícil de conseguir, limitado y altamente contaminante, de ahí la importancia de reciclar y reutilizar esta sustancia, una acción que se incluye entre los objetivos de sostenibilidad y de gestión eficiente de los residuos de la Gerencia del Área Integrada de Cuenca.

Castilla-La Mancha, desde enero del año 2022, fue la primera Comunidad Autónoma en la que los hospitales dependientes del Servicio de Salud pueden reciclar los medios de contraste yodados que se utilizan para el diagnóstico por imagen, en sintonía con la Estrategia de Economía Circular de Castilla-La Mancha.

El compromiso de la Gerencia de Cuenca con la eficiencia energética y la reducción de la huella de carbono se desarrolla con una estrategia global que agrupa diferentes acciones en todo el área sanitaria como por ejemplo, la próxima instalación de energía fotovoltaica en el CEDT de Tarancón, en el Centro de Especialidades de Cuenca y en el Centro de Salud Cuenca IV o el cambio del equipo de climatización del Centro de Salud Cuenca III para la reducción de las emisiones de CO2.

De igual forma, se trabaja en las instalaciones del nuevo Hospital Universitario de Cuenca para lograr la sostenibilidad energética con medidas especialmente destinadas a mejorar el rendimiento energético del centro, la eficiencia en el consumo y la reducción de emisiones.

Comentarios