RECAMDER, Junta y grupos de desarrollo rural unen esfuerzos para gestionar sumideros naturales de CO2

A través de siete proyectos piloto

La Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER) junto con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y varios Grupos de Desarrollo Rural han firmado un protocolo de colaboración para poner en marcha siete proyectos pilotos de ‘Sumidero CO2’ en la región.

Mitigar los perjuicios causados por el aumento de estos gases de efecto invernadero en la atmósfera es el objetivo de esta iniciativa. Para ello, se realizará un estudio y medición que determine la capacidad de absorción de CO2 en distintos terrenos agrícolas y ganaderos ubicados en Castilla-La Mancha, que permita una gestión activa y directa de los sumideros naturales de carbono avanzando hacia la neutralidad climática. 

Los proyectos piloto se llevarán a cabo en los campos de albaricoques de Hellín, en los almendros de La Manchuela Conquense, en los olivos de los Montes de Toledo, en los pastos de Cuenca y de Guadalajara, en el viñedo de Ciudad Real y en el vino de la D.O. Uclés. Los Grupos de Desarrollo Rural que desarrollarán los proyectos son Campos de Hellín, ADIMAN, Montes de Toledo, PRODESE, Molina de Aragón-Alto Tajo, Alto Guadiana Mancha y ADESIMAN, respectivamente. 

El presidente de RECAMDER, Jesús Ortega, ha explicado que “las emisiones de CO2 se han disparado en el último siglo, fruto de una actividad cada vez más industrial con base en combustibles fósiles” y ha añadido que “el medio rural puede y debe contribuir a reducir el impacto negativo de esas emisiones”. “Una vez más, y sin ser parte importante del problema, el medio rural da un paso al frente y toma las riendas para ser parte de la solución”, ha asegurado Ortega, quien ha recordado que “no hay nadie más concienciado con el cuidado del medio ambiente y con la lucha frente al cambio climático que el medio rural y hoy lo estamos certificando de nuevo”. 

En este sentido, ha apuntado que este proyecto “supone un paso más en nuestro compromiso con el respecto al medio ambiente y con la preservación de los recursos naturales, pero también con los agricultores y ganaderos de nuestros territorios puesto que podrán aumentar la rentabilidad de sus explotaciones”. Al mismo tiempo, ha remarcado que este sistema basado en una compensación de emisiones de CO2 de cercanía aportará valor añadido a la orografía del mundo rural castellano manchego y contribuirá a fijar población.

Asimismo, ha indicado que desde RECAMDER se invitó a cinco empresas a participar en el proceso de moderación de costes, de las cuales tres de ellas eran de Castilla-La Mancha y otras dos de fuera de ella. La adjudicataria resultó la Escuela de Emprendimiento Sostenible, S.L., de Cuenca. Tras recordar que hace poco también se firmaron los convenios para la puesta en marcha de 5 ADUR en Castilla-La Mancha, Jesús Ortega ha apuntado que “esto es lo que debe ser una red de Desarrollo Rural, una entidad dedicada en cuerpo y alma a trabajar por los Grupos de Desarrollo Rural y a llevar a cabo iniciativas novedosas que redunden en el beneficio del medio rural”. 

Ortega ha dado las gracias al consejero de Agricultura, de quien partió la idea de hacer este proyecto de Sumideros CO2, y a los 7 Grupos de Desarrollo Rural involucrados y ha recordado que en Castilla-La Mancha “las cosas se están haciendo extraordinariamente bien; Gobierno Regional, Diputaciones, RECAMDER y Grupos de Desarrollo Rural formamos un gran equipo, estamos goleando a la despoblación por todos los frentes y los resultados positivos podemos verlos prácticamente a diario, con datos, con innovación y con futuro para el medio rural”. “Todo ello nos ha convertido en modelo y espejo para muchas otras Comunidades Autónomas, para España y para Europa”, aseveraba el presidente de RECAMDER quien ha evidenciado que la Comunidad de Madrid está siguiendo la estela de Castilla-La Mancha utilizando prácticamente las mismas iniciativas, campañas y hasta eslóganes que el medio rural de Guadalajara y de Castilla-La Mancha. 

Por su parte, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, ha dado las gracias a RECAMDER y a los Grupos de Desarrollo Rural porque “no sólo atienden a los emprendedores, sino que son capaces de atender otros proyectos más innovadores”.  

El consejero ha indicado que el objetivo es que las explotaciones agrarias puedan ser centros referentes donde se pueda capturar y almacenar el CO2 que emiten las empresas y que haya una compensación directa al agricultor que le sirva para complementar su renta. 

“Hablamos de unos proyectos que son totalmente innovadores, sostenibles, referentes y que van a marcar una pauta antes y después de conocer los datos, además de contribuir al cumplimiento del Pacto Verde Europeo”, ha señalado Martínez Lizán, quien ha indicado que se ha elegido unos cultivos representativos como muestra, pero no se descarta incorporar otros más. 

Por último, el representante de la empresa adjudicataria, Pedro Martínez, ha resaltado que con este proyecto Castilla-La Mancha va a ser “referente no sólo a nivel nacional, sino también a nivel internacional en un futuro próximo” y ha apuntado que antes de finalizar el año estarán todos los resultados y se comenzará a realizar el informe específico.

Tras la firma del protocolo de colaboración entre RECAMDER y la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, se ha procedido a las firmas de los contratos de los Grupos de Desarrollo Rural beneficiarios con la empresa adjudicataria. Jesús López, presidente del Grupo Campos de Hellín; José Luis Merino, presidente de ADIMAN; Pilar Fernández, presidenta del GDR Montes de Toledo; Francisco José Cocera, integrante de la Junta Directiva de PRODESE, que ha asistido en lugar de su presidenta Cristina Coral; Jesús Alba, presidente del GDR Molina de Aragón-Alto Tajo; Pedro Antonio Palomo, presidente de Alto Guadiana Mancha; y Víctor Jiménez, presidente de ADESIMAN, han sido los encargados de rubricar los correspondientes contratos.

A la firma también han asistido delegados provinciales de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, diputados provinciales de Cuenca; y tres de los cuatros vicepresidentes de RECAMDER, concretamente, el vicepresidente por la provincia de Albacete, José Manuel Valdevira, del GDR Mancha Júcar; la vicepresidenta por la provincia de Cuenca, Rosa María Carabaño, de CEDER Alcarria Conquense; y el vicepresidente por la provincia de Ciudad Real, Pedro Antonio Palomo, de Alto Guadiana Mancha. Además, se ha contado con la presencia de algunos agricultores.  

La metodología a utilizar para la medición y obtención de stock de CO2 incluye sistemas satelitales, drones, lidar terrestres, medición radicular, análisis de suelo, validación de datos obtenidos, desarrollo del modelo predictivo y cuantificación del carbono secuestrado.