El hospital de Guadalajara mejora la atención a los pacientes renales con una consulta para personas con enfermedad renal avanzada

La nueva consulta cuenta con una enfermera de referencia para el apoyo físico y psicológico a los pacientes con enfermedad renal avanzada, les informan de las opciones terapéuticas y se les hace seguimiento de su estado de salud y dieta
El Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), continúa trabajando en la mejora de la atención a los enfermos renales con la creación de una nueva consulta por parte del servicio de Nefrología.

Se trata de una consulta para personas con enfermedad renal crónica avanzada (ERCA) en la que se informa a los pacientes y se ofrecen las distintas opciones de las que se disponen, que van desde el trasplante, la hemodiálisis hospitalaria y las terapias domiciliarias, a la terapia conservadora.

La consulta se dirige a pacientes con insuficiencia renal en estadios avanzados, pero en los que aún no es necesario el tratamiento. El paciente, con el asesoramiento de los profesionales sanitarios, decide qué terapia se adecúa más a sus circunstancias y deseos.

La consulta ERCA garantiza el seguimiento integral a estos pacientes, proporciona información y promueve el autocuidado. Está atendida por una enfermera especializada y dos nefrólogas. La enfermera ejerce una función de apoyo y referencia a las personas con enfermedad renal avanzada, con el fin de mejorar su preparación psicológica y física en caso de tener que iniciar tratamiento renal sustitutivo.

Por otra parte, la consulta promueve los cuidados para mantener una función renal adecuada, se lleva a cabo el control de tensión arterial y se informa sobre hábitos de vida saludables, control de síntomas, etcétera. Además, en función de su analítica y estado general se individualizan recomendaciones dietéticas sobre potasio, fósforo y proteínas, y se informa sobre cómo vigilar su estado de salud y posibles signos que puedan alertar sobre un cambio en su estado o en la evolución de su enfermedad.

Este servicio funciona de lunes a viernes en horario de mañana para atender preguntas y necesidades de los pacientes y cumple una función de apoyo para atender las dudas y temores que surgen antes de la entrada en diálisis y a lo largo de la misma. Para ello, ponen a disposición de los pacientes un número de teléfono al que pueden dirigirse.

Mejoras en Nefrología

La nueva consulta se suma a las distintas mejoras que se han acometido en los últimos años para la atención a pacientes renales en el Área Integrada de Guadalajara. En 2021 se ponía en funcionamiento el centro de diálisis extrahospitalaria para aumentar la capacidad de la atención a pacientes en diálisis, un centro que ha permitido evitar desplazamientos a estos pacientes fuera de la provincia.

Asimismo, en el año 2022 se potenciaba en Guadalajara la terapia de hemodiálisis domiciliaria portátil, para la que se ha formado hasta la fecha a siete pacientes. A través de una exhaustiva formación por parte del personal de Enfermería y la dotación de equipos portátiles, siete personas con enfermedad renal de Guadalajara han podido realizar la terapia en su domicilio, aumentando su autonomía y minimizando el impacto que supone la diálisis tradicional sobre la calidad de vida y la actividad laboral y social.

Próximamente, además, se va a poner en funcionamiento en la ampliación del centro hospitalario guadalajareño el nuevo Hospital de Día de Diálisis, que va a suponer una mejora organizativa y en la atención y el confort de los pacientes, así como un aumento de la capacidad, pasando de 16 a 24 puestos de tratamiento.

La enfermedad renal crónica ha aumentado su incidencia un 30 por ciento en la última década y se estima que la padece entre el 10 y el 15 por ciento de la población mundial. Su aumento se relaciona con factores de riesgo como la obesidad y el sedentarismo, la hipertensión, el tabaquismo, la diabetes y la enfermedad cardiovascular.

Para prevenir su aparición se recomienda mantener una vida activa, una dieta saludable, una adecuada ingesta de líquidos, evitar el tabaquismo y controlar el nivel de glucosa en sangre, la presión arterial y la función renal.

Comentarios