El Gobierno regional realiza la primera suelta de linces ibéricos en el área de reintroducción ‘Campos de Hellín’ en la provincia de Albacete

Permitirá a Castilla-La Mancha seguir avanzando en la recuperación de la especie
El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha llevado a cabo durante la tarde de este martes la primera suelta de ejemplares de lince ibérico de este año 2024 para su reintroducción en el medio natural, dentro del programa que desarrolla el Ejecutivo regional, “y que está permitiendo a Castilla-La Mancha consolidar la recuperación de una especie que está catalogada en peligro de extinción con la presencia estable de ejemplares en varias áreas de nuestro territorio”.

Así lo ha afirmado el viceconsejero de Medio Ambiente, José Almodóvar, haciendo hincapié en que la liberación de hoy “tiene un valor añadido, ya que se trata de la primera que realizamos en la recién declarada área de reintroducción de lince ibérico ‘Campos de Hellín’, dando de esta forma un paso más en nuestro objetivo de consolidar el que sería el primer núcleo incipiente de linces ibéricos en la provincia de Albacete”.

Los dos ejemplares liberados son un macho, ‘Uryu’, y una hembra ‘Urze’, nacidos en 2023, que cuentan aproximadamente con un año de edad y proceden del Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico de Silves (Portugal), país con el que España mantiene convenios de colaboración para la conservación del lince ibérico en la Península.

‘Campos de Hellín’, ubicación estratégica con presencia ya constatada de linces

Almodóvar ha informado que la importancia de esta nueva área de reintroducción, ‘Campos de Hellín’, “reside en su ubicación estratégica ya que está situada entre las poblaciones ya existentes en el cuadrante suroccidental de la península ibérica y las futuras áreas de reintroducción del Levante y del noreste peninsular”.

Al respecto, ha recordado que en esta zona hay atisbos desde el año 2020 de presencia de la especie, que “se vieron incrementados tras la suelta a finales de 2021 en el municipio albaceteño de Albatana del lince ibérico ‘Lucero’, un lince al que le faltaba una pata y fue recuperado en El Chaparrillo de Ciudad Real”.

La liberación de ‘Lucero’ supuso todo un acontecimiento porque se trató de una iniciativa pionera al ser un lince que ya había vivido en libertad antes del accidente que le costó perder una de sus patas y fue ‘entrenado’ para cazar pese a su discapacidad: “ha tenido éxito, puesto que, a día de hoy, ya hay reproducción confirmada en el año 2022 y actualmente se encuentran asentados en esta zona tres ejemplares, una hembra y dos subadultos”.

El viceconsejero también ha adelantado que a estos ejemplares a los que se suman hoy ‘Uryu’, y ‘Urze’, se unirán este próximo viernes una segunda pareja procedente del centro de Cría en Cautividad del Acebuche de Huelva “un macho y una hembra que, como en el caso anterior, cuentan con un año de edad, lo que facilitará nuestro objetivo de aumentar la presencia estable en esta nueva área de reintroducción”.

Con estas cuatro reintroducciones se superará con creces el centenar (123) de linces liberados en la comunidad autónoma desde 2014, año en el que Castilla-La Mancha empezó a llevar esta práctica para la recuperación de la especie.

Trabajo conjunto con los agentes del territorio

Almodóvar, que ha estado acompañado durante la suelta de la directora general de Medio Natural y Biodiversidad, Susana Jara; de la delegada provincial de Desarrollo Sostenible, Llanos Valero; del vicepresidente de la Diputación de Albacete, Francisco Valera; de los alcaldes de Hellín y Albatana, Manuel Serena y Francisco José Mansilla, respectivamente;, así como representantes de la corporación de Tobarra, ha agradecido la colaboración de los diferentes actores del territorio que están “posibilitando, junto al Ejecutivo de García-Page, el exitoso regreso del lince en nuestra comunidad autónoma”, ha dicho.

Se refería así a los titulares de fincas y terrenos cinegéticos como los de la Finca Vilches donde se ha procedido hoy a la suelta que “han puesto su coto a nuestra disposición; al trabajo de los técnicos de la Consejería, del personal de Geacam y de los centros de recuperación, al cuerpo de agentes medioambientales que hoy nos acompaña con una amplia representación y hacen un seguimiento permanente, o a los grupos conservacionistas que nos ayudan en esta tarea”.

Ha añadido el viceconsejero que “otra de las claves del éxito de los programas de reintroducción es el gran consenso que ha alcanzado entre sectores fundamentales para llevarlo a cabo como el agrícola, ganadero o cinegético, que tienen una implicación directa en la conservación del lince, así como el contar con el apoyo de las poblaciones locales de Hellín, Tobarra y Albatana”.

Castilla-La Mancha forma parte de los principales programas europeos de recuperación

El viceconsejero ha recordado que esta nueva zona de reintroducción se suma a las ya asentadas “en el territorio de Castilla-La Mancha con presencia estable de linces ibéricos: el aérea de Montes de Toledo; el de Sierra Morena Oriental y el de Sierra Morena Occidental, que dan una población total de linces en la región de 582 entre la suma de individuos mayores de un año y los 223 cachorros que nacieron en 2022”.

Por lo tanto, podemos decir que “estamos cumpliendo y ampliando los objetivos marcados por los diferentes proyectos Life europeos que se han ido sucediendo para la recuperación de esta especie y de los que participamos de forma activa (Priorimancha, Iberlince y Life Lynx Connect)”, ha finalizado.

Comentarios