El Gobierno de Castilla-La Mancha solicita un fondo transitorio hasta que se negocie un nuevo modelo de financiación autonómica

El consejero de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, Juan Alfonso Ruiz Molina, también ha pedido una compensación a través del fondo de suficiencia, como consecuencia de las medidas que adoptó el Estado en relación al IVA en materia energética.
p1hhcvg27v1eg719010tu1hec1j964
el consejero de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, Juan Alfonso Ruiz Molina
El Gobierno de Castilla-La Mancha ha solicitado al Ejecutivo central que, en tanto se negocia el nuevo sistema de financiación autonómica, ponga en marcha un fondo transitorio que beneficie a aquellas comunidades autónomas que, en términos de población ajustada, estén por debajo de la media.

Así lo ha destacado el consejero de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, Juan Alfonso Ruiz Molina, en declaraciones a los medios de comunicación al finalizar el pleno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se ha celebrado hoy en Madrid y que ha estado presidido por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Ruiz Molina también ha pedido al Gobierno central una compensación a través del fondo de suficiencia, como consecuencia de las medidas que adoptó el Estado en relación al IVA en materia energética.

El consejero ha incidido en que una de las mayores preocupaciones del Ejecutivo regional “no es hablar tanto de endeudamiento, sino de tener mayor financiación para que podamos prestar los servicios que necesitan los ciudadanos sin tener que recurrir al déficit”.

Condonación de la deuda

El titular de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, que al comienzo del CPFF ha mostrado su preocupación por la posibilidad de que se esté negociando un modelo singular de financiación para Cataluña, ha señalado que, según la ministra de Hacienda, “no es verdad”, y ha insistido en que el nuevo modelo debe discutirse en el seno de este órgano.

Igualmente, ha recordado que se prevé que la condonación de la deuda a Cataluña alcance los 15.000 millones, lo que representa el 20 por ciento, y ha añadido que esta comunidad autónoma está “bien financiada”, por lo que para Castilla-La Mancha, donde el actual modelo “nos está perjudicando”, el porcentaje tendría que ser “superior”.