El Gobierno de Castilla-La Mancha apuesta por "la calidad, la rentabilidad y la internacionalización del vino de la región"

Así se lo ha remarcado el vicepresidente segundo del Gobierno regional, José Manuel Caballero, al periodista Jaime Cantizano desde el programa ‘Por fin no es lunes’ de Onda Cero
El vicepresidente segundo, José Manuel Caballero
El vicepresidente segundo, José Manuel Caballero

El vicepresidente segundo del Gobierno regional, José Manuel Caballero, ha señalado la apuesta por la calidad, la rentabilidad y la internacionalización que está llevando a cabo el sector vinícola de la región apoyado por el Gobierno de Castilla-La Mancha. Así se lo ha remarcado al periodista Jaime Cantizano desde el programa ‘Por fin no es lunes’ de Onda Cero, que se está emitiendo en directo en el día de hoy en el salón de plenos de Ayuntamiento de Alcázar de San Juan con motivo de la próxima Feria de los Sabores.

“Somos el mayor viñedo del mundo con cerca de 80.000 viticultores que cultivan unas 450.000 hectáreas de viñedo y también somos la bodega del mundo ya que producimos cerca de 25 millones de hectólitros de vino y mosto de media cada año, lo que supone casi el 60 por ciento del vino de España”, ha explicado Caballero sobre la importancia del sector en la región. De hecho, tal y como ha puesto en valor, el Gobierno del presidente García-Page entiende que el vino es una seña de identidad de Castilla-La Mancha y un motor de su economía ya que representa el cinco por ciento de su PIB y genera más de 2.000 millones de euros al año.

José Manuel Caballero ha subrayado que Castilla-La Mancha es la Comunidad Autónoma con más denominaciones de origen vínicas reconocidas por la Unión Europea. “En Castilla-La Mancha contamos con 24 figuras de calidad de vino, con dos nuevas incorporaciones como la del vino del Campo de Calatrava y la del Rosalejo”, ha explicado. El vicepresidente segundo ha destacado que la hoja de ruta del Gobierno regional para el sector vitivinícola tiene dos pilares fundamentales que son la apuesta por la calidad y por aumentar la producción de vino embotellado, que es el que más valor añadido deja en toda la cadena vitivinícola.

Sobre exportaciones, el vicepresidente segundo ha puesto el acento en que Castilla-La Mancha es la región más exportadora de vino de España ya que “cada año exportamos de media 15 millones de hectólitros, por valor de más de 800 millones de euros”. En este sentido, ha señalado que “nuestros vinos llegan a 150 países de todo el mundo y exportamos el 55 por ciento del total de vino español”. Además, ha añadido que Castilla-La Mancha ha aumentado su facturación exterior de vinos un 1,3 por ciento en 2023, frente a la recesión global. Las exportaciones vinícolas de la región alcanzaron los 692 millones de euros en el año, lo que supone la segunda mejor cifra hasta la fecha, tras los 712 millones de 2018.

En cuanto al enoturismo, Caballero ha afirmado que “Castilla-La Mancha es el escenario perfecto para que los amantes del mundo del vino puedan vivir las mejores experiencias enogastronómicas”. Por este motivo, ha explicado que desde el Gobierno regional se ha editado una guía de enoturismo y rutas del vino, en colaboración con el grupo editorial Planeta, en la que se pueden encontrar experiencias tematizadas para los amantes del vino y una lista de bodegas que pueden ser visitadas.

La guía recoge seis rutas del vino que discurren por territorios incluidos en el ámbito de las denominaciones de origen (DO) La Mancha, Manchuela, Valdepeñas, Jumilla, Méntrida y Almansa, y en ella se pueden encontrar experiencias tematizadas para los amantes del vino, así como 28 experiencias adicionales y 24 sugerencias de distintos eventos, propuestas de enoturismo y una lista de bodegas que se pueden visitar.

Finalmente, el vicepresidente segundo ha remarcado que Castilla-La Mancha es mucho más que vino, como se podrá comprobar en la próxima Feria de los Sabores de Alcázar de San Juan que comienza el próximo jueves. “Somos la despensa de Europa porque además de vino, somos azafrán, miel, ajos, berenjena, cordero, melón, pan, queso, aceite, mazapán, nuez o cebolla, entre otros muchos productos agroalimentarios que están reconocidos como calidad diferencia a nivel europeo gracias al enorme trabajo y esfuerzo de un sector que apuesta por ofrecer lo mejor y con el que, desde el Gobierno del presidente García-Page, estamos absolutamente comprometidos”, ha concluido.

Comentarios