CCOO se concentra en la región para recordar a las víctimas de accidentes laborales y para exigir "empleos de calidad libres de riesgos"

Se ha manifestado este viernes en las cinco capitales de provincia de Castilla-La Mancha

Comisiones Obreras se ha concentrado este viernes en las cinco capitales de provincia de Castilla-La Mancha con motivo del 28 de Abril, Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, para recordar a las víctimas de accidentes y enfermedades profesionales y a sus familias y para reivindicar empleos de calidad y libres de riesgos para todos y todas.

El sindicato reafirma su compromiso en la lucha contra la siniestralidad laboral en Castilla-La Mancha, donde el pasado año se registraron 27.718 accidentes de trabajo, falleciendo 33 trabajadores. Accidentes que en la mayoría de los casos se pueden prevenir con unas adecuadas y suficientes medidas preventivas. En este sentido, el sindicato insiste en reivindicar más y mejor prevención, para garantizar centros de trabajo seguros y saludables. 

En este 28 de abril, Comisiones Obreras queremos llamar la atención sobre los efectos de la crisis climática, un importante riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores y trabajadoras. Es necesario prevenir la exposición a temperaturas extremas en las empresas, sin olvidar otros fenómenos asociados al cambio climático. El reto de abordar los efectos del cambio climático para la prevención de riesgos laborales debe formar parte del debate en la mesa de diálogo social sobre salud y seguridad en el trabajo abierta en la actualidad entre Gobierno, patronales y sindicatos.

En la concentración de Albacete en la Plaza Mayor, la secretaria general del sindicato en la provincia, ha indicado que la ciudadanía tiene que concienciarse de que los accidentes de trabajo son un problema social y de que la salud laboral no se puede separar de la salud común, ya que “cuando una persona trabajadora sufre un accidente laboral tiene secuelas y consecuencias en su vida cotidiana, pudiendo ver mermada en muchas ocasiones su salud y sus capacidades”. También se ha referido a la infravaloración de las enfermedades profesionales demandando que se revise el listado oficial puesto que “hay muchas enfermedades que no se consideran profesionales, pero que se originan como consecuencia del trabajo que se lleva a cabo”.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Ciudad Real, José Manuel Muñoz, ha subrayado, en la concentración que ha tenido lugar en la Residencia de mayores situada en la calle Gregorio Marañón, que “una de las prioridades del sindicalismo de clase es reivindicar seguridad laboral”. En 2023 se registraron en la provincia 5.384 accidentes laborales con baja y 4 personas trabajadoras murieron en ellos.  “Estamos ante un problema muy grave y queremos subrayar la responsabilidad de los empresarios para que no haya accidentes y para ello deben poner los medios y medidas preventivas necesarias en los centros de trabajo”

En Cuenca, la secretaria general del sindicato en la provincia, María José Mesas, en la concentración en la puerta de la sede sindical, ha incidido también en que para CCOO la seguridad y la salud laboral en un tema que nos preocupa y que ocupa nuestra agenda. “Las cifras de siniestralidad laboral son muy preocupantes, con 8 accidentes mortales el año pasado en la provincia, un crecimiento de los graves que se han disparado cerca de un 35% y también de los leves. Es importante que administraciones, organizaciones empresariales y sindicatos “entendamos que la seguridad y salud laboral tiene que ser un derecho efectivo y no solo normativo, y que trabajemos y avancemos en poner fin a esta lacra”. 

El secretario general de CCOO de Guadalajara, Javier Morales, en la concentración convocada frente a la Inspección Médica ha denuncia la actuación que se está llevando a cabo por parte de ésta, en una provincia que no podemos olvidar registra los peores datos de todo el país en cuanto a siniestralidad laboral, y “esto es sólo la punta del iceberg, pues hay muchos accidentes y enfermedades profesionales que no se declaran como tal” y “la Inspección Médica tiene que luchar contra esto”. 

Por último, en la concentración de la capital regional, la secretaria de Salud Laboral de CCOO en Toledo, Sonia Sanz, ha señalado que en lo que va de año un trabajador ha fallecido en la provincia en accidente laboral y 18 personas han resultado accidentadas, 10 por caídas en altura. En este sentido, ha querido recordar a la patronal que los accidentes por esta causa son fácilmente prevenibles, “tan sólo con un arnés y una línea de vida se pueden evitar la mayoría de los accidentes por caídas en altura”.

Todos ellos han reconocido el trabajo fundamental que realizan todas las personas que trabajan cada día para conseguir centros de trabajo más seguros y saludables, principalmente el trabajo que hacen los delegados y delegadas de prevención en sus centros de trabajo, porque es una evidencia que donde hay sindicatos hay un mayor respeto de los derechos y una mejor prevención de riesgos laborales.
 

Comentarios