'Castilla-La Mancha me gusta' regresa a la televisión regional con aire renovados

Esta lunes, a las 22:30 horas, Esperanza Santos vuelve al frente del programa que dirige y conduce, con nuevos contenidos, secciones y cambio de estilo

“CLM Me Gusta” vuelve a las pantallas de Castilla-La Mancha Media tras un parón de varias semanas. La periodista Esperanza Santos y su equipo han grabado nuevos programas y renovado un formato que en esta nueva tanda de episodios presenta algunas novedades, pero sigue manteniendo su esencia.

Como viene sucediendo desde hace una década, el programa pone en valor el rico patrimonio de nuestra tierra, así como a los hombres y mujeres castellanomanchegos que trabajan día a día por mantenerlo. 

En este primer capítulo, su presentadora se adentra en la localidad albaceteña de Nerpio, situada en la Sierra del Segura, más concretamente en “Las Nogueras de Nerpio”, uno de los complejos rurales más importantes de la región para el camping.

Además, en esta zona pasta la cabra celtibérica blanca, una raza autóctona que limpia y cuida el entorno.

En la cercana pedanía de Pedro Andrés, Eugenia regenta una panadería artesanal, en la que ha mantenido la tradición familiar. 

El programa descubrirá al espectador la localidad alcarreña de Checa, rodeada de naturaleza, historia y geología. Dividida en dos por el río Gentorís, está flanqueada por 10 puentes. 

Una de las novedades, serán los “ecoconsejos” de los seguidores del programa que cada semana propondrán un nuevo reto.  En esta ocasión, Jorge Jaramillo, director y presentador de “El Campo” aprenderá a cómo conservar las hortalizas de invierno.

El estreno de esta nueva temporada coincide con el nombramiento de “Castilla-La Mancha Me Gusta” como padrino de honor de una de las rutas de Senderos de Toledo, una iniciativa de la Diputación de Toledo y la Federación de Montaña de la región.  Es la primera vez que un programa de televisión recibe esta distinción.

El equipo de “CLM Me Gusta” fue el encargado de certificar la ruta de la hoz del río Estenillas la semana pasada en Alares, una pedanía de Los Navalucillos. 

Se trata de la ruta PR-TO 48, un sendero de 11,8 kilómetros de longitud, de dificultad media, adaptado con señales bioluminiscentes para personas con discapacidad visual y también adaptado para personas con movilidad reducida a través de unas sillas especiales.  Durante el recorrido del sendero se pueden disfrutar de algunos de los paisajes más característicos de la comarca de la Jara.

La red de Senderos de Toledo está formada por más de 60 rutas que empiezan y acaban en algún municipio de esa Castilla-La Mancha vacía.  El objetivo último de estas rutas es incentivar la economía local.

Comentarios